eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Baleares aprueba las leyes que prohíben las pajitas y bolsas de plástico y limitan la entrada de vehículos en Formentera

La norma de Residuos, que contempla sanciones de hasta 2.000.000 euros, obliga a suprimir en 2021 los elementos de plástico de un solo uso

Las toallitas húmedas tendrán que tener información sobre su impacto y los hoteles y las instituciones públicas deberán ofrecer agua no embotellada gratis

Quienes vayan a Formentera en coche necesitan una autorización, si no se enfrentan a multas de hasta 10.000 euros

Baleares aprueba ley de residuos que prohíbe pajitas y bolsas de plástico

Baleares aprueba ley de residuos que prohíbe pajitas y bolsas de plástico

El Parlament balear ha aprobado este martes dos leyes importantes en la legislatura que está por terminar: los diputados han dado luz verde a la Ley de Residuos, que restringe el uso de plástico a través de la prohibición de productos como pajitas o bolsas; y a la Ley para la sostenibilidad ambiental y económica, que incluye la limitación de vehículos en la isla de Formentera.

A partir de 2021, no se podrán comercializar bolsas de plástico de un solo uso, las anillas de las botellas y las latas solo podrán ser biodegradables, y las bandejas de alimentos, tazones, cubiertos, platos, pajitas o bastoncitos de los oídos o de Chupa-Chups tendrán que ser compostables.

La normativa incluye otras medidas: los cosméticos y dentríficos no podrán contener microplásticos o nanoplásticos; los mecheros, cartuchos y toners de impresora serán reutilizables; las cápsulas de café e infusiones tendrán que ser compostables o fácilmente reciclables; y las toallitas húmedas tendrán que incorporar información sobre sus efectos para el medio ambiente.

El Govern balear dará dos años a los actores implicados en la gestión de residuos para adaptarse a la normativa. Uno de los actores más afectados es el turismo, un sector clave en Baleares. Por ejemplo, la normativa impone a los establecimientos de hostelería y restauración que siempre ofrezcan a los clientes la posibilidad de tener agua no embotellada de forma gratuita. 

La nueva legislación también incluye imposiciones para las instituciones públicas: no podrán distribuir bebidas de envase de un solo uso. Además, según informa EFE, se tendrá que reducir hasta el 50% de los alimentos desechados en tiendas, bares, restaurantes y cocinas de establecimientos públicos como hospitales y colegios a través de mecanismos como comedores sociales y entidades benéficas.

Como informa la agencia, la norma, que contempla sanciones de entre 300 y 2.000.000 euros, asume el mandato de la Unión Europea de que en 2021 los residuos que se generan deben estar un 10% por debajo de los que producía Baleares en 2010 y para 2030 la reducción ha de alcanzar el 20%. La Ley de Residuos traslada la obligación a los municipios de adoptar ordenanzas adecuadas. 

Según los cálculos de la Conselleria de Medi Ambient, el archipiélago genera unas 800.00 toneladas anuales de residuos. En 2017, con una población censada de tan solo 1.115.999 personas, el archipiélago recibió 16.334.009 turistas, según el IBESTAT. Por ello, la ley estipula unos objetivos de reciclaje: en 2030, los municipios tendrán que reciclar el 65% del papel, el metal, el vidrio, el plástico y los bioresiduos. Ese mismo año tendrán que reciclar al menos el 75% de los envases. 

Limitación de vehículos en Formentera

Por su parte, la Ley de Sostenibilidad medioambiental y económica regula el acceso de vehículos en Formentera. Transfiere al Consell Insular la facultad de limitar temporalmente la entrada y salida de vehículos en función de criterios medioambientales durante los meses que decida. En concreto, establece un techo de vehículos en circulación y un sistema de reserva previa para autorizar la entrada en la isla.

Los residentes de Ibiza tienen garantizada una cuota para poder acceder a Formentera en coche. Además, habrá excepciones para los vehículos de residentes, es decir, para aquellos que tienen casa en la isla o que residen en Ibiza, pero trabajan en Formentera. También podrán acogerse a las excepciones los vehículos de movilidad reducida, los de servicio público, los tractores o los transportes de bienes y mercancías. 

La normativa incluye también restricciones para los vehículos de alquiler: se establecerá un número máximo anual y un techo concreto. Las compañías de cruceros tendrán que informar a los clientes que necesitan una autorización para entrar con vehículo en Formentera, pero no están obligadas a impedir el acceso al barco, su desembarco o la compra del billete. La responsabilidad es, por tanto, del conductor, el cual puede asumir sanciones desde los 1.000 euros hasta los 10.000.

La normativa intenta solucionar los problemas de congestión de vehículos que sufre la isla durante el verano: la isla pitiusa soporta, en agosto, una intensidad de tránsito de 50.872 vehículos al día. En verano, es habitual que los residentes en la Península se trasladen en barco hacia islas como Formentera y pasen un único día por la zona.

El Ejecutivo balear también está tramitando una Ley de Cambio Climático que incluye, entre otras medidas, obligar a los Rent a Car a que sus coches sean 100% eléctricos o que todo el parque automovilístico del archipiélago sea eléctrico en 2050. Previsiblemente, se aprobará en febrero. La Asociación Española de Fabricantes de Vehículos y Camiones (Anfac) ha denunciado ante la Comisión Europea y ante el Consejo para la Unidad de Mercado, dependiente del Ministerio de Economía y Empresa, el proyecto de ley.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha