El calentamiento de la Tierra hace que España soporte el doble de olas de calor que hace una década

Una mujer bebe agua con la mezquita -catedral al fondo para aliviar el calor en Córdoba. EFE/Salas

Aunque la pandemia de la COVID-19 tenga al mundo en suspenso, la crisis climática no para de avanzar. El calentamiento global de la Tierra que está detrás de la alteración climática se ha afianzado en España en los últimos diez años y 2020 confirma este fenómeno: el curso es, de momento, el más cálido desde que hay registros empatado con 2017, según los registros de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). De seguir la tendencia detectada ya en la primera quincena de septiembre, ocupará el primer puesto en solitario. El año más reciente, el año más cálido.

Con el verano meteorológico de 2020 a punto de cerrarse (será el próximo martes), se clausura una década en la que el recalentamiento del planeta debido al efecto invernadero de los gases emitidos a la atmósfera se ha dejado sentir. De esta manera, España ha soportado en la última década el doble de olas de calor que el decenio anterior: 23 episodios de calor extremo prolongado y extendido frente a los 12 del periodo 2001-2011. De igual manera, se ha pasado de aguantar una media de seis días con estos picos a 14 entre 2011 y 2020. También son más intensas ya que en estos últimos diez años se ha registrado la mayor variación de temperatura respecto a la media histórica: 2,7.

Este periodo estival ha confirmado la tendencia. La estación ha sido calificada como “muy cálida” por la Aemet. La temperatura promedio de 23,9 ºC, supone irse 0,9 grados por encima de lo normal. Se encadenan así seis veranos consecutivos con temperaturas que rebasan lo esperable. En este trimestre, se han producido dos olas de calor. La primera fue temprana y llego ya en julio -otro fenómeno asociado al calentamiento global progresivo-: se declaró el día 25 y se prolongó hasta el 2 de agosto. La segunda ola fue entre el 6 y el 10 de agosto.

El calor excesivo no solo ha afectado al aire. También el mar ha acumulado radiación. El Mediterráneo se ha recalentado entre 0,8 y 0,9 ºC por encima del promedio. Este 2020, estas aguas han registrado el cuarto verano más caliente desde 1980. La temperatura del Mediterráneo próximo a las costas españolas ha crecido 1,6ºC en los últimos 40 años. Este calentamiento del agua está ya asociado a grandes mortandades de especies marinas además de la dilatación del propio mar que hace que se eleve su nivel medio.  

Completa el panorama el panel de precipitaciones. Este año hidrológico, que abarca de octubre a septiembre y al que le quedan 12 días para concluir, va a ser húmedo con precipitaciones un 11% por encima del promedio histórico, aclara la Aemet. La misma situación que se registra para el año natural que va de enero a diciembre. El lado negativo de estas lluvias es que se están produciendo en varias ocasiones en forma irregular y tormentosa lo que facilita episodios de avenidas e inundaciones como las registradas a comienzos de septiembre en el archipiélago balear.

Etiquetas
Publicado el
18 de septiembre de 2020 - 11:41 h

Descubre nuestras apps

stats