Así es el examen detallado con el que Sanidad evaluará si las comunidades autónomas pueden pasar de fase

Documento que deben rellenar semanalmente las CCAA. / DAVID VELASCO

El Ministerio de Sanidad ya ha remitido a las comunidades autónomas el documento que deben rellenar semanalmente para que se evalúe si están preparadas para avanzar en la desescalada. Es el que, en principio, deberán presentar antes de este jueves día 6 de mayo para optar a entrar en la primera fase el lunes 11. Después, tendrán que enviarlo todas las semanas.

eldiario.es ha tenido acceso al informe, que impone a las comunidades autónomas un examen puntilloso de cómo va a funcionar el rastreo de contagios y sus resultados, de la capacidad de los sistemas sanitarios para responder con rapidez ante un rebrote y también una radiografía de la situación en las residencias para monitorizar cuántas han registrado fallecidos cada semana.

Al margen de los criterios sanitarios, el documento tipo incluye una breve descripción "social y económica" del territorio que opta a pasar de fase. Aunque Sanidad ha establecido la provincia como unidad de acción en cada fase, el informe permite elegir otras zonas de referencia como el municipio, la comarca o la comunidad autónoma en su conjunto.

El Ministerio solicita concretar a los territorios, también, cómo va a controlar que no se produzcan desplazamientos entre provincias y las medidas de "protección colectiva" que va a implementar durante la desescalada (reparto de mascarillas, señales de distanciamiento físico...)

Casos sospechosos

Las comunidades deben remitir a diario y semanalmente, a través de este documento, todos los casos sospechosos. Hasta ahora solo han llegado a Sanidad los confirmados. El Ministerio va a controlar en la desescalada cuántos días transcurren desde que los sospechosos empieza a tener síntomas y son diagnosticados por los sistemas de salud regionales. La indicación es que las pruebas PCR en las 24 horas siguientes a la identificación de un posible caso.

En cualquier caso, las comunidades están obligadas a notificar a qué porcentaje de casos sospechosos han hecho la prueba. Además, Sanidad les pide que cuenten los casos que no proceden de contagios conocidos, es decir, aquellos en los que el sistema no ha podido dibujar la trazabilidad. Si sus sistemas de salud pública no pueden notificar todo esto al detalle, tienen que especificarlo. Esto complicaría su desescalada.

Rastreo y seguimiento de casos

Sanidad pide, asimismo, a todas las consejerías regionales que pongan en números su capacidad para identificar los "contactos estrechos" y hacerles seguimiento. Es decir, a cuántos de los sospechosos se les rastrea el entorno.

El Ministerio exige una exposición razonada de qué medidas van a poner en marcha para hacerlo posible. Y también una notificación del resultado de ese seguimiento: qué porcentaje de los identificados han pasado a ser confirmados. Para rastrear los contactos estrechos habrá que retrotraerse a dos días antes del inicio de síntomas del sospechoso, según las directrices del Ministerio. El rastreo empezará con la comunicación del cuadro clínico compatible, sin necesidad de que el caso esté confirmado.

Refuerzo de Atención Primaria

Las comunidades deben rendir cuentas sobre cómo van a reforzar la Atención Primaria: si habrá más inversión, refuerzo de personal, equipos para realizar las pruebas... Pero también están conminadas a explicar cómo va a organizar las unidades de vigilancia epidemiológica. Sanidad exige que se detalle el número de efectivos de salud pública dedicados a COVID-19 y plasmar cómo se han aumentado para enfrentar la desescalada. Además, el Ministerio pide información detallada sobre cómo se va a atender a "otra casuística" no COVID-19 en paralelo.

Camas UCI

Como ya avanzó el Gobierno, las consejerías de Sanidad tienen que concretar cuántas camas de hospitalizados y UCI tienen ocupadas respecto al total (indicando en cuántas hay infectados), el número de camas que podrían incrementar y cuántos días necesitan para hacerlo. El criterio del Ministerio para avanzar es que en cinco días se pueda disponer de entre 1,5 y 2,5 camas UCI por cada 10.000 habitantes, según especificó Fernando Simón. Sanidad también pide que se haga una prospección de cuántos espacios se pueden medicalizar fuera de los hospitales.

Material en reserva

Como novedad, Sanidad exige que se rindan cuentas sobre el material en reserva, tanto la medicación para los pacientes COVID-19 como los EPI disponibles para el personal sanitario. Se pide especificar qué volumen de material hay sin usar, cuántos días puede durar y si en algún momento ha habido desabastecimiento en los últimos siete días. El mismo sistema de control se establece con las PCR.

Residencias de mayores

La información de las residencias de mayores desciende al detalle. Sanidad aún no ha publicado los datos que pidió a las comunidades para evaluar la situación de sus centros geriátricos y no ha dado una explicación oficial a la demora.

En esta nueva fase, pide actualizar semanalmente cuántas residencias han tenido casos confirmados y fallecidos confirmados 14 días antes de remitirse el informe. También el número de personal contagiado dentro del centro.

Informe semanal de las comu... by eldiario.es on Scribd

Etiquetas
Publicado el
5 de mayo de 2020 - 11:46 h

Descubre nuestras apps

stats