La portada de mañana
Acceder
El rey emérito protagoniza un regreso vergonzante que solo aplaude la derecha
Opinión - 'Blanquear al rey emérito', por Ignacio Escolar
España ante la ola de calor más temprana de la historia

Las futbolistas de Primera División irán a la huelga después de un año de negociaciones para tener un convenio colectivo

Partido entre el Atlético de Madrid y el FC Barcelona.

Hace un año que sindicatos y patronal del fútbol empezaron las negociaciones para que las futbolistas de Primera División tuvieran el primer convenio colectivo de la historia. Este martes, y ante la falta de avances en asuntos clave, las futbolistas han anunciado que irán a la huelga. El paro está respaldado por más del 93% de las jugadoras reunidas este martes en una asamblea de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE, el sindicato mayoritario en la negociación) celebrada en Madrid, pero que también secundan otras centrales. Aún no se conocen las fechas en las que se celebrará el paro.

Dos asuntos fundamentales están detrás de esta huelga: el salario mínimo y la llamada cláusula de parcialidad. Los sindicatos han hecho varias ofertas para fijar un sueldo base de entre 16.000 y 20.000 euros y que la parcialidad solo pueda ser del 75%. Es decir, que las jugadoras que tengan contratos por horas no puedan cobrar menos del 75% de ese sueldo base.

Aunque la norma vigente contempla la posibilidad de hacer contratos a tiempo parcial en este sector, en el fútbol masculino este factor no representa problema, bien porque la mayoría de jugadores tienen un contrato a tiempo completo bien porque los salarios son mucho más elevados. En el fútbol femenino, sin embargo, son muchas jugadoras las que tienen contratos por horas que hacen que su salario sea muy bajo.

La patronal, la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (en la que no están el FC Barcelona, el Athletic y el Tacón que, no obstante, llegado el momento deberán aplicar el convenio al tratarse de un acuerdo sectorial) se ha resistido durante meses a aceptar esa parcialidad.

El que los sindicatos han llamado el “convenio de la igualdad” debería incluir otros aspectos básicos como los 30 días de vacaciones al año o las contingencias comunes, esto es, que las jugadoras sigan cobrando el 100% de su salario aunque estén de baja. También consideran imprescindible incluir medidas que protejan la maternidad y eviten discriminaciones como las que se han producido (las llamadas cláusulas antiembarazo, ilegales pero que muchas jugadoras firmaron y que implicaban la rescisión de contrato en caso de embarazo) así como un protocolo contra el acoso. Los derechos de imagen también están sobre la mesa.

“Muchos de estos equipos están en la liga masculina, ¿cómo pueden decir a algunas cosas que no si sus trabajadores chicos sí tienen reconocidos esos derechos?”, se pregunta la abogada María José López, abogada de AFE. En la asamblea celebrada este martes en Madrid han estado presentes 178 futbolistas de todos los equipos y otras 78 que no han estado físicamente sí han delegado su voto.

La decisión de hoy se toma después de que AFE y los otros dos sindicatos con representación en la mesa de negociación -UGT y Futbolistas ON- mantuvieran una última reunión con la patronal el pasado martes y constaran la ruptura de las negociaciones. Las centrales iniciarán los trámites de la huelga mañana mismo ante el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA), un trámite imprescindible para la convocatoria de cualquier paro. Una vez hecha la mediación y no llegado al acuerdo, presentarán ante el Ministerio de Trabajo la convocatoria de huelga. El trámite completo puede demorarse entre diez y quince días.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats