La portada de mañana
Acceder
Investigación - Los pagos en metálico a inspectores del Banco de España
Entrevista - Isabel Rodríguez: "El Gobierno no es un coro donde pueda haber solistas"
Opinión - Ginebra y filosofía, por Elisa Beni

"Han sido ocho minutos de descenso brusco y no ha habido llamada de emergencia"

Altitud y velocidad del avión estrellado en los Alpes.

El CEO de Germanwings ha comparecido para dar algunos detalles sobre el accidente del A320. Thomas Winkelmann ha confirmado que el aparato ha comenzado a "perder altitud de una forma brusca" a las 10.45 horas. "El contacto se perdió a las 10.53 horas, cuando volaba a una altitud de 6.000 pies", ha señalado Wikelmann. "Han sido ocho minutos de descenso brusco". El portavoz ha apuntado que se desconocen las causas del accidente y que la aerolínea mantendrá todos sus vuelos.

Winkelmann ha asegurado que la aeronave superó el último "control exhaustivo" que estipulaba Airbus. Además, fue ayer cuando pasó el mantenimiento rutinario en Düsseldorf. El vuelo entre Barcelona y la ciudad alemana era el primer trayecto que realizaba la aeronave en el día de hoy. "No había tenido hasta ahora ningún tipo de incidente", ha apuntado Winkelmann.

Según el responsable, no ha habido ninguna llamada de emergencia desde el aparato, una información que también ha aportado la Dirección General de la Aviación Civil francesa, en contra de lo que había declarado esta mañana el secretario de Estado de Transportes galo.

El avión había sido entregado por Airbus en 1991 y ha volado sin interrupción para Lufthansa hasta que la compañía se lo cedió a Germanwings. Los técnicos de mantenimiento trabajaron ayer de forma habitual en Düsseldorf. El último control exhaustivo se efectuó como en el verano de 2013.

Según ha informado el responsable de Germanwings, el comandante llevaba más de diez años trabajando para Lufthansa y Germanwings, con más de 6.000 horas de vuelo en Airbus. Germanwings se ha desplazado a Düsseldorf para conocer de primera mano e informar a la sociedad y a las familias.

Sobre las nacionalidades de las víctimas, Thomas Winkelmann ha afirmado que, según las estimaciones, el número de alemanes podría ascender a 67, pero que las cifras aún no eran oficiales. Sobre la procedencia del resto de los pasajeros, el responsable de la aerolínea ha apuntado que no contaban con esa información, dado que no consta en los datos de la facturación de los pasajeros. Según ha valorado el portavoz, esa información puede tardar bastante en conocerse.

El gabinete de crisis del Gobierno de España ha informado de que en la lista de pasajeros figuran "45 apellidos españoles".

Ante una pregunta sobre posibles problemas informáticos, Winkelmann ha afirmado que considera "poco probable" que esa sea la razón. "Hemos reemplazado los ordenadores de a bordo y hay una nueva versión sobre nuestros aviones", ha explicado. El portavoz ha defendido que la compañía hace un "riguroso seguimiento de todos los procedimientos establecidos por la aviación civil internacional".

"Es muy triste tener que decir esto un día como hoy pero estamos muy satisfechos de seguir las normas de seguridad de nuestros empleados técnicos y de mantenimiento", ha añadido. "En cuanto tengamos noticias de las causas, se tomarán medidas inmediatas para que un accidente así no se pueda repetir".

Etiquetas
Publicado el
24 de marzo de 2015 - 15:38 h

Descubre nuestras apps

stats