El Gobierno ha implantado las reválidas sin saber si podrá realizarlas

El ministro de Educación en funciones Íñigo Méndez de Vigo.

El Ministerio de Educación aún no sabe si va a poder terminar de desarrollar las reválidas de ESO y Bachillerato de junio. El Consejo Escolar del Estado tiene que emitir un dictamen sobre la orden ministerial que dará todos los detalles sobre su estructura –paso posterior a la aprobación del real decreto en julio– y se encuentra actualmente sin presidente, sin vicepresidenta y sin secretario. Sin el informe de este órgano (preceptivo pero no vinculante), las reválidas no podrían realizarse.

Méndez de Vigo asegura que las reválidas se van a hacer este curso "con toda tranquilidad"

Méndez de Vigo asegura que las reválidas se van a hacer este curso "con toda tranquilidad"

El presidente y la vicepresidenta se jubilaron en mayo y no han sido sustituidos; y el secretario falleció. La nueva cabeza del Consejo solo puede ser nombrada por un ministro competente para ello, es decir, un cargo que no esté en funciones. Mientras se mantenga esta situación, el pleno no puede ser convocado. Para intentar desbloquear el asunto, Educación ha encargado un informe a la Abogacía General del Estado para conocer qué opciones hay, dadas las excepcionales circunstancias.

"Una de las opciones que se barajan, a la espera del informe de la Abogacía en los próximos días, es que se constituya una mesa presidida por el consejero de mayor edad o con más antigüedad", explica a eldiario.es uno de los miembros del Consejo, que se muestra escéptico con esta solución. "Veremos a ver en quién recae", dice.

Dentro del órgano hay representantes de toda la comunidad educativa (familias, estudiantes, profesores), además de vocales de la CEOE, por ejemplo, en nombre de los empresarios de la educación. También figuran personas de reconocida trayectoria en el ámbito educativo elegidos a dedo por este gobierno o anteriores.

Fecha límite: 30 de noviembre

Pese a la incertimbre que provoca la situación actual, Íñigo Méndez de Vigo aseguraba hace unas semanas que las reválidas iban a realizarse "con total tranquilidad". Según unos planes que pueden truncarse, Educación prevé tener la orden ministerial lista para finales de octubre o principios de noviembre. La fecha límite para aprobar la orden que desarrolla las características de las pruebas es el 30 de noviembre.

El Consejo de Ministro dio luz verde el pasado 30 de julio al decreto que regula las reválidas de ESO y Bachillerato. El siguiente paso es la orden ministerial a partir de la cual cada Comunidad Autónoma diseñará, sobre unas pautas comunes, sus pruebas. Al menos 12, todas las que no son del PP, ya han anunciado que hay posibilidades de que no las hagan. Y algunas, como Castilla-La Mancha, han recurrido el decreto en el Tribunal Constitucional.

En medio de este embrollo, el ministro de Educación en funciones ha iniciado este lunes una ronda de contactos para llegar a un hipotético pacto educativo. CEAPA (la confederación de AMPAS de España) ha sido la primera organización en sentarse con Méndez de Vigo.

"Le hemos dicho al ministro que CEAPA no va a ponerse a trabajar en un acuerdo con un Gobierno en funciones. Si no son capaces de ponerse de acuerdo en la formación de gobierno, con qué mimbres y garantías nos vamos a sentar", cuenta a este medio José Luis Pazos. El ministro, por su parte, ha mostrado su disposición "para sondear los puntos de un posible pacto", añade Pazos.

Publicado el
19 de septiembre de 2016 - 17:24 h

Descubre nuestras apps

stats