Tras el paso de Filomena, una ola de frío traerá temperaturas extremas de hasta 10 grados bajo cero a partir del lunes

Vista de la plaza de la Cibeles de Madrid, este sábado, cubierta de nieve tras el paso de la borrasca Filomena. EFE/Ballesteros

elDiario.es / Agencias

4

La marcha de la borrasca Filomena, que ha dejado en las últimas horas nevadas inéditas en el centro peninsular, no significa que la situación vaya a calmarse. En las próximas horas está previsto que la borrasca se desplace hacia el Mediterráneo y se deje notar hasta el mediodía del domingo en Aragón –donde permanece activa la alerta roja por fuertes nevadas–, el interior de Castellón y la franja de costa que abarca desde Girona hasta el norte de Alicante, donde se esperan fuertes vientos.

Filomena tiñe de blanco España: las imágenes de una nevada histórica

Filomena tiñe de blanco España: las imágenes de una nevada histórica

Sin embargo, Filomena va a ser sustituida por una ola de frío propiciará un "acusado descenso" de las temperaturas a partir del lunes, con mínimas inferiores a 10 grados bajo cero en zonas de montaña y áreas llanas que han sufrido nevadas en las últimas horas, afectando a puntos donde esta circunstancia es muy poco frecuente. Las comunidades donde más se dejará notar esta ola de frío serán de nuevo Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha, aunque también se verán afectados el sur de Ourense o zonas de Aragón.

En algunas zonas "las máximas también se quedarán muy cortas", superando con dificultad los cero grados e incluso quedando por debajo de ese registro, según los últimos datos facilitados por la Agencia Estatal de Meteorología, Aemet, que apuntan que el frío intenso se extenderá al menos hasta el jueves.

Aemet explica que a partir de la madrugada del domingo al lunes, se iniciará "un descenso acusado de temperaturas nocturnas", que continuará la noche siguiente, con heladas fuertes en amplias zonas del interior y temperaturas mínimas, que serán inferiores a 10 grados negativos en zonas de montaña y áreas llanas con superficie nevada, "afectando a puntos donde esta circunstancia es muy poco frecuente".

El fenómeno se explica porque la marcha de la borrasca Filomena favorecerá la entrada por el oeste del país de un anticiclón atlántico que estabilizará la situación, además de fomentar un descenso acusado de las temperaturas nocturnas, con heladas generalizadas en la zona centro y áreas del interior de la mitad oriental, que es donde se están registrando las nevadas más importantes.

A partir del miércoles se iniciará un ascenso notable de las temperaturas, sobre todo en las nocturnas, especialmente en zonas de montaña, aunque todavía las heladas serán muy importantes en zonas llanas del centro, tanto la madrugada del miércoles como la del jueves.

La Aemet señala que, aunque entre la madrugada del jueves al viernes próximo, es probable que se mantengan las heladas en el interior peninsular, estas serán ya "menos severas", dando por concluido el episodio de ola de frío.

Etiquetas
Publicado el
9 de enero de 2021 - 19:31 h

Descubre nuestras apps

stats