eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Los progresos globales en la igualdad de género se estancaron en 2018

Los progresos globales en la igualdad de género se estancaron en 2018

Los progresos globales en la igualdad de género se estancaron en 2018

Los avances en igualdad de género se estancaron en 2018 a nivel global, al no haber aumentado la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo, mientras que se redujo su representación en la política y se experimentaron retrocesos en su acceso a la salud y a la educación.

Este sombrío retrato está expuesto en el informe anual sobre la brecha de género presentado hoy por el Foro Económico Mundial y que concluye que al ritmo actual poner fin a la desigualdad tardará 108 años.

Por el momento, la brecha de género se ha cerrado en un 68 % si se toman en cuenta cuatro categorías principales analizadas en el informe: oportunidades económicas, poder político, nivel de educación y acceso a la salud.

"Una manera de explicarlo es que si tomamos todos los recursos y oportunidades disponibles en el mundo y las combinamos, las mujeres sólo recibimos el 68 % de lo que reciben los hombres", explicó en una rueda de prensa la directora ejecutiva del Foro, Saadia Zahidi.

En la única categoría en la que se ha progresado en esta temática ha sido la de las oportunidades económicas, y ello principalmente por una ligera reducción de la disparidad de ingresos entre hombres y mujeres, que actualmente se sitúa en un 51 %.

Sin embargo, cuando se observa en la misma categoría la participación de las mujeres en el mercado del trabajo se descubre que ésta se ha reducido, por lo que en este ámbito la brecha de género es más grande que la general y se sitúa en un 59 %.

La lentitud de los avances en esta área hace que, en cuanto a años, se calcule que llegar a una igualdad de oportunidades y participación económica para las mujeres llevará 202 años.

El informe incluye una proyección de las necesidades del mercado laboral en 2022 y señala que las diez áreas en las que habrá mejores oportunidades de trabajo corresponden a la ciencia y la tecnología (particularmente en inteligencia artificial), donde los hombres están sobrerrepresentados.

"Tres veces más hombres que mujeres poseen formación en inteligencia artificial", indica el informe.

"En cambio, muchos de los papeles que declinarán, como los de secretarías ejecutivas, así como en las áreas de administración, contabilidad y personal auxiliar, son aquellos en los que se suele emplear más a mujeres", explicó Zahidi.

Entre las posibles consecuencias de esto está que las mujeres podrían tener menos oportunidades económicas en el futuro y la innovación sufriría un impacto negativo en la medida en que "la diversidad lleva a mejores ideas y a mayor creatividad", comentó.

Sin embargo, la brecha de género más grave se observa en el indicador de empoderamiento político, donde sólo se ha cerrado un 22 %, lo que implica que las mujeres sólo en esta proporción forman parte de parlamentos, dirigen ministerios o están a la cabeza de Estados.

Los indicadores que abordan el acceso a la educación y a la salud son los que muestran un mayor acercamiento a la paridad de género, que llega al 95 % y al 96 %, respectivamente, aunque en el último año no se hayan observado avances destacables.

No obstante, este buen resultado global esconde problemáticas estructurales, como el hecho de que al menos el 20 % de mujeres sean analfabetas en 44 países y que en un caso extremo como el de Chad (último en el indicador de paridad educativa) sólo el 13 % de mujeres sepan leer y escribir.

El país que corona la clasificación sobre la menor brecha de género es Islandia, donde se ha cerrado en un 85,5 %, seguido del grupo de países nórdicos: Noruega (83,5 %), Suecia (82,2 %) y Finlandia (82,1 %), conocidos por sus avances sociales y sus esfuerzos a favor de la igualdad de hombres y mujeres.

Por regiones, Europa occidental es donde se ha alcanzado una mayor paridad y si las cosas siguen así habrá igualdad total dentro de 61 años.

Latinoamérica y el Caribe han cerrado la brecha de género en un 71 %, lo que implica que esta región va un poco mejor que la media del 68 % y con México como un caso a resaltar con mejoras en los cuatro indicadores analizados y situado en el lugar 50 (uno por delante de Estados Unidos) en la lista, que incluye a 149 países.

En el puesto 54 se encuentra Chile, mientras que los mejores son Costa Rica (22), Cuba (23) y Bolivia (25).

Más atrás están Argentina (36), Colombia (40), Ecuador (41), Panamá (45) y Perú (52).

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha