Pros y contras de realizar test de antígenos en las farmacias como piden Madrid y Catalunya

Realización de un test de antígenos para detección del coronavirus

El fuego cruzado entre el Gobierno central y la Comunidad de Madrid continúa, esta vez por la intención de convertir las farmacias en centros de test masivos de antígenos para el SARS-Cov-2. Catalunya tiene una propuesta similar a la del ejecutivo madrileño. Por el momento hay una negativa del Ministerio de Sanidad, porque las condiciones de uso para este tipo de pruebas diagnósticas que establece la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) no se dan en farmacias.

"No podemos pensar que una persona con síntomas se vaya a una farmacia y se haga la prueba", declaró este lunes el director del Centro de Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. Además, según el Consejo General de Enfermería, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, les ha manifestado en una carta "que rotundamente no se pueden hacer estos test en las farmacias, salvo en aquellas que pudieran tener departamentos de análisis clínicos".

Puenteando la negativa del Gobierno, la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha acudido directamente a la Unión Europea. Ayuso ha remitido una carta a la dirigente de la Comisión, Ursula Von der Leyen, pidiéndole que "valide esta nueva forma de testeo". También tiene el apoyo de su vicepresidente, Ignacio Aguado, que este martes ha expresado su voluntad por que "todos los madrileños" se hagan un test de antígenos antes de Navidad y que este corra a cargo del ejecutivo de la región, algo que, según fuentes de la CAM, su jefa considera inviable.

Entretanto, algunos epidemiólogos y expertos en Salud Pública se han sumado al gremio enfermero en sus críticas a la medida. Por otro lado, los farmacéuticos se muestran más que dispuestos a comenzar a hacer estas pruebas en sus establecimientos y defienden su potencial para ayudar en la descongestión de la Atención Primaria y de los hospitales. Estos son algunos de los pros y contras que los diversos profesionales sanitarios encuentran al testeo masivo en las boticas.

Los problemas

Mezcla el 'circuito sucio' y el 'circuito limpio'

Fernando García, epidemiólogo y miembro de la Asociación Madrileña de Salud Pública, recela de algunas cuestiones de planificación que Madrid no ha puesto sobre la mesa, como, por ejemplo, la diferenciación entre circuitos de "limpio y sucio" en las farmacias para separar a los sospechosos de coronavirus del resto de clientes. "Significaría crear un foco de infección sin necesidad", piensa María José García, secretaria general del Sindicato de Enfermería de Madrid, SATSE. "Estaríamos mezclando a gente enferma o con inmunodeficiencia con el virus", razona la enfermera.

Además, en su opinión, "las farmacias son instalaciones pequeñas, cuya única forma de ventilación es la puerta de entrada" y tampoco cuentan siempre con el sistema de desecho de residuos que tienen los centros de salud o los hospitales: "No son un entorno seguro". Ante esto, el Colegio de Farmacéuticos de Madrid explica en conversación con este diario que, de recibir finalmente luz verde, ellos mismos gestionarán los desechos con una empresa especializada para que el virus no se expanda por las basuras.

Expone la seguridad del paciente

El punto que más fricción provoca entre los sanitarios consultados es si los farmacéuticos son aptos o no para realizar este tipo de pruebas. María José, de SATSE, es tajante al respecto: "Son profesionales sanitarios en cuanto a la dispensación de medicamentos, no para las intervenciones directas en los pacientes, sobre lo que no tienen competencias", explica. En su opinión, lo más importante es no poner en riesgo al paciente y prevenir los accidentes adversos que se puedan dar durante la realización de la prueba.

Por otro lado, defiende que la recogida de muestras requiere una cualificación y una técnica elevada para no producir falsos negativos. Por alusiones, el gremio farmacéutico no ha tardado en oponerse a esta corriente. "El farmacéutico está preparado tanto por los conocimientos y habilidades adquiridas en la carrera como para realizar las técnicas y para interpretar el resultado", expresan en la FEFE, la patronal de farmacias. Además, la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) dispone desde el mes de mayo pasado de un curso de formación ad hoc para actualizar los conocimientos de los farmacéuticos comunitarios en inmunología y en la realización de test rápidos y en la COVID-19.

Los profesionales farmacéuticos también aluden a las pruebas de detección de glucosa, colesterol, triglicéridos, VIH o embarazo que ya se llevan a cabo en sus establecimientos. "No estamos hablando de un elemento tan virulento como el SARS-Cov-2, el azúcar no se contagia", contraponen desde SATSE.

"Los farmacéuticos son profesionales sanitarios en cuanto a la dispensación de medicamentos, no para las intervenciones directas en los pacientes, sobre lo que no tienen competencia", dice la portavoz del Sindicato de Enfermería

Dificulta el rastreo y la comunicación con Salud Pública

El epidemiólogo Fernando García, crítico con la propuesta, considera que no hay razón para evitar el circuito habitual: "Ya hay un sistema creado en los centros de salud para la atención de pacientes con COVID-19. ¿No sería mejor destinar todos los recursos a potenciar la atención primaria, que sigue estando al límite, contratar todos los rastreadores que hacen falta y dar apoyo social para los aislamientos y las cuarentenas?", se pregunta.

 "Todo lo que se necesita –prosigue– lo tienen los ambulatorios: personal formado, pericia, instrumentos, espacio, circuitos, la conexión con salud pública, el aseguramiento por el SERMAS...¿Vamos a hacer que las farmacias se conviertan en centros de salud mal preparados y equipados?". Una cuestión que también plantea Ildefonso Hernández, portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS): "Puede ser un caos. Es muy complicado si no tienen recursos para afrontar todo lo que significa la tarea diagnóstica, como la entrevista y el estudio de contactos".

Incumple la legalidad vigente

Una de las razones por las que Isabel Díaz Ayuso ha recurrido a Europa es porque lo que propone incumple la normativa sanitaria vigente. "Al menos 12 leyes", especifica María José García, de SATSE. "Además, haría falta aplicar la Ley de Protección de Datos para que las farmacias se conviertan en una fuente de información para los servicios de vigilancia epidemiológica", prosigue Idelfonso Hernández, ya que estas "no tienen ni deben tener" acceso al historial médico del paciente.

"Existen aspectos de la coordinación que lógicamente deberán ser detallados por las autoridades sanitarias, pero SEFAC también pone a disposición de las farmacias su software de registro de test de detección rápida que permitiría remitir en tiempo real a través de una red segura los resultados obtenidos a salud pública", explica la Sociedad de famacias familiares. "Todo ello con el consentimiento previo del paciente, ya que jugamos con algo serio como la Ley de Protección de Datos", expresa Luis González Díez, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Madrid.

Recae en la estrategia del cribado masivo

Independientemente del lugar en el que se realicen, Fernando García, de Salud Pública madrileña, muestra sus cautelas respecto al uso masivo de los test de antígenos y considera en todo caso que hacerse "a demanda en las farmacias" puede tener "consecuencias negativas". Estas pruebas "están especialmente indicadas para personas con síntomas y contactos estrechos", que es donde más posibilidades hay de encontrar la infección.

María José García cree que "nos encontramos con muchos inconvenientes con los cribados masivos". El primero es que el paciente tipo de estos test masivos suele ser asintomático y "no se recluye voluntariamente en su casa". La enfermera también teme que, con tantos negativos, "se termine generando una sensación de falsa seguridad".

Por su parte, el epidemiólogo Idelfonso Hernández opina que no se puede gobernar a golpe de "ocurrencias": "Creo que es mejor bajar la incidencia, identificar las cadenas de transmisión y olvidarse de esto". Tampoco ve viable lo de hacerse pruebas para pasar unas supuestas navidades seguras, sobre todo por esos posibles falsos positivos: "Para proteger a la familia, lo único que se puede hacer es un aislamiento previo de 10 días sin hacer nada de riesgo".

Las utilidades

Descongestiona la Atención Primaria y los hospitales

El principal argumento de las administraciones catalana y madrileña es que este sistema ayudará a dar salida al tapón de la Atención Primaria, que sigue preocupando a las autoridades sanitarias en esta segunda ola. Las boticas defienden su labor como agentes de la Salud Pública en crisis, como ya ocurrió con el VIH, y creen que se podrían establecer acciones que cuenten con la red de farmacias españolas.

Idelfonso Hernández solo contempla abordar una estrategia así "con una buena evaluación de los riesgos y beneficios, de los test, de lo que supone para el sistema, y de cómo se va a hacer". Tampoco descarta que pueda ser útil si se enfoca en grupos concretos, "pero no puedo dar unas indicaciones concretas porque para decirlo hace falta esa evaluación". 

Aumenta la accesibilidad en zonas rurales

Para Luis González Díez, del Colegio de Farmacéuticos de Madrid, el principal valor de disponer de sus establecimientos "es la accesibilidad que tienen los ciudadanos a las pruebas de antígenos y la confianza que tienen depositada en sus farmacéuticos de todos los días". Cada día, más de 2,3 millones de personas entran en las farmacias españolas.

El portavoz de los colegiados recuerda que no todo el mundo tiene acceso a las redes disponibles de una gran ciudad. "En muchos municipios pequeños, la única autoridad sanitaria es la farmacéutica y los ciudadanos van a consultarle todossus problemas de salud", defiende González. "La proximidad a los domicilios de los ciudadanos permite acudir a ellas de forma muy rápida, lo que es de máxima importancia en las zonas de la España vacía, donde a veces hay dificultad de acceso a centros asistenciales", defienden desde SESPAS.

Evita la proliferación de los test "caseros"

"Mientras continúa la discusión sobre si los farmacéuticos pueden o no realizar estas pruebas sencillas, ya se están comercializando por internet al público", argumentan en la FEFE. "También se están realizando estas pruebas a domicilio de forma privada o por otros sanitarios que se ofrecen vía redes sociales o mensajería instantánea", prosiguen.

"Desde SEFAC coincidimos en la importancia de realizar las pruebas de detección de la COVID-19 de manera segura y protocolizada. No obstante, en las farmacias se recibe diariamente la demanda para realizar estos test. Muchas de las peticiones son de personas que no pueden acudir a los centros de salud por diversos motivos (falta de acceso o tiempo, miedo al contagio...)", enumeran. También reconocen que la realización de test de autodiagnóstico, aunque se comercialicen en las farmacias como podría ser el caso, "tampoco ofrece las suficientes garantías".

Fomenta los estudios con antígenos

A pesar de las dudas anteriores, el debate sobre el uso de antígenos está abierto y hay expertos que lo consideran una de las estrategias que han ayudado a Madrid a reducir su curva de contagios –la comunidad ya hace más test rápidos que PCR–. En las últimas semanas, se han publicado varios preprints –estudios aún sin revisar– que apuntan a que son sensibles a la carga viral y que los falsos negativos la tendrían más baja, explicaba el investigador del CSIC Saúl Ares a este medio hace escasos días. Así, este tipo de trabajos vendrían a apuntalar mayores evidencias a su favor.

Etiquetas
Publicado el
17 de noviembre de 2020 - 22:34 h

Descubre nuestras apps

stats