Los incendios del puente de agosto arrasan más de 15.000 hectáreas en Zaragoza, Alicante y Galicia

Vista del incendio que arrasa los alrededores de la localidad de Campobecerros, Ourense, en la madrugada de este lunes.

elDiario.es


9

A pesar de la tregua que ha dado el calor en casi todo el territorio del país desde el viernes, varios incendios desatados en Alicante, Castellón, Zaragoza y Galicia han calcinado más de 15.000 hectáreas durante el fin de semana y han obligado a los bomberos a evacuar a miles de personas. El domingo, no obstante, los bomberos dieron por controlado, tras más de 28 días de trabajo, el incendio de Zamora, el más devastador de este año y uno de los peores de la historia de España.

El fuego de la Vall d'Ebo afecta a 6.500 hectáreas y añade nuevos desalojos a los 1.200 evacuados

El incendio de Vall d'Ebo sigue activo tras quemar 3.500 hectáreas y ya se encuentra cerca de viviendas en Adsubia

El sábado las autoridades declararon un incendio en Añón de Moncayo, en Zaragoza, que hasta el momento ha quemado 6.000 hectáreas y obligó a los servicios de emergencia a evacuar a en torno a 1.500 personas (todos los habitantes de esa localidad, así como a una urbanización y otras poblaciones cercanas). Ya se encuentra estabilizado, aunque “no controlado”, según han explicado las autoridades. Se ha autorizado el regreso de los vecinos a los municipios de Vera de Moncayo, Alcalá de Moncayo, Ambel, Bulbuente y Trasmoz. 

Se mantiene un amplio dispositivo de más de 350 efectivos en previsión de posibles reproducciones. En estos momentos, la zona con mayor actividad es la zona de cabeza del incendio que se sitúa en la muela de Borja, “aunque no hay una masa forestal importante”, tal y como ha recordado el Director General de Medio Natural y Gestión Forestal, Diego Bayona. Se ha logrado mantener el perímetro en Añón de Moncayo y Ambel.

6.500 hectáreas quemadas en Vall d’Ebo

Los bomberos también están teniendo trabajo este fin de semana largo en la provincia de Alicante. En la noche del sábado, un incendio forestal en la localidad de Vall d'Ebo se aproximó a viviendas de la localidad de Adsubia y forzó la evacuación de cerca de un millar de personas. Hasta el momento, ha arrasado 6.500 hectáreas y fuentes de las Emergencias de la Generalitat Valenciana han informado este lunes de que han sido desalojadas diez casas de Castell de Castells (Alicante), cerca del depósito contra incendios. La Guardia Civil, por su parte, ha informado de que ha evacuado durante toda la noche alrededor de setenta viviendas en la zona.

Además de Vall d’Ebo y Adsubia, los núcleos de población más afectados son la localidad de Pego y las pedanías de Alcalà de la Jovada, Benirrama y Beniali, donde han trabajado durante la noche treinta dotaciones de bomberos de la Diputación de Alicante y trece unidades de bomberos forestales de la Generalitat con nueve autobombas. En breve está prevista la incorporación de cinco medios aéreos y posteriormente lo harán otros siete medios del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, según Emergencias. 

El fuego se declaró sobre las 21:40 horas del sábado pero el fuerte viento -de más de 50 kilómetros por hora-, las altas temperaturas y un terreno con mucho desnivel, impidió que los medios terrestres frenaran su inicio. Según ha informado a EFE el Consorcio Provincial de Bomberos, se mantiene el despliegue de medios terrestres y aéreos en la zona, con unos 200 profesionales de los servicios de extinción, así como personal de la UME, que fue movilizado ayer, aunque la cantidad ha variado a lo largo de la jornada porque varios se han desplazado al incendio de Les Useres, en Castellón.

Varios focos en Ourense 

Galicia también trabaja para extinguir varios incendios –nueve hasta el momento–, principalmente en la localidad de Ourense. Los equipos antiincendios luchan desde hace varios días contra el fuego que ha arrasado ya 3.700 hectáreas en diferentes puntos de la región. En las últimas horas se ha sumado al listado de focos el registrado en el municipio de Castrelo do Val (Ourense), en la parroquia de Campobecerros. La superficie quemada allí hasta el momento es de 40 hectáreas, según la Consellería do Medio Rural.

Mientras, sigue activo el fuego de Laza, que tras unirse con el de Chandrexa de Queixa, ha consumido 2.100 hectáreas, según las estimaciones provisionales. También activos en la provincia de Ourense están los incendios de los ayuntamientos de Riós y Oímbra, cuya superficie arrasada aumenta a 80 y 70 hectáreas, respectivamente. Medio Rural sostiene que evolucionan “favorablemente” hacia su estabilización.

Además, en Ourense permanecen controlados pero todavía sin extinguir los incendios de Casaio, en Carballeda de Valdeorras, que ha quemado alrededor de 440 hectáreas; el de Astureses, en Boborás, con unas 120 hectáreas calcinadas; el de San Cosmede de Cusanca, en O Irixo, donde han ardido unas 680 hectáreas; y el del municipio de A Gudiña, que se inició en Pentes y que ha calcinado 90 hectáreas. Ya en la provincia de Lugo, permanece estabilizado pero todavía ardiendo el incendio iniciado a última hora de la tarde del sábado en la parroquia de Torbeo, en el Ayuntamiento de Ribas de Sil, que ha quemado unas 40 hectáreas.El viernes, eso sí,  más de una semana después de que empezase en la parroquia de Cures, quedó extinguido el fuego de Boiro, en la comarca de O Barbanza (A Coruña). Las hectáreas arrasadas por este fuego forestal ascienden a 2.200. 

Controlado el fuego en Zamora tras 28 días

El incendio más extenso hasta la fecha, que ha calcinado 31.500 hectáreas en 28 días, el de Losacio (Zamora), quedó controlado este domingo. La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Castilla y León en Zamora dio por controlado el fuego originado el pasado 17 de julio, que hasta el momento es el más devastador de este año y uno de los mayores de la historia en España, con dos fallecidos, y 5.800 habitantes de 31 poblaciones evacuados.

No obstante, en la misma provincia zamorana hay siete medios aéreos que participan en las labores de extinción de un incendio forestal declarado esta tarde en el término municipal de Porto, que forma parte del parque natural del Lago de Sanabria, Sierras de Segundera y de Porto, y es limítrofe con la provincia de Ourense. En las tareas trabajan dos técnicos, tres agentes medioambientales, tres cuadrillas terrestres, tres cuadrillas helitransportadas, dos autobombas y dos retenes de maquinaria, según ha informado el Servicio de Extinción de Incendios de la Junta de Castilla y León.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats