La nube europea GAIA-X no cierra la puerta a Amazon, Google o empresas chinas

La nube europea GAIA-X, abierta a que multinacionales extranjeras participen en el proyecto.

GAIA-X es una iniciativa europea para establecer un ecosistema de servicios en la nube regido únicamente por las leyes de la UE. El objetivo es desarrollar una infraestructura que asegure que los datos no salen de las fronteras europeas. Con un año de trabajo teórico a sus espaldas, GAIA-X se encuentra en un momento “crítico” para su definición, explican fuentes del proyecto, y por ahora no cierra la puerta a que Amazon, Google, Microsoft o empresas chinas como Huawei o Alibaba Cloud formen parte su base tecnológica.

“Están muy interesados en participar de alguna forma”, reconocía Daniel Sáez, representante español en la junta de gobierno de GAIA-X, en una reciente convención de empresas del sector de la nube. “Están participando en los grupos de trabajo y aportando ideas y conocimiento, pero aún no está decidido cuál va a ser su papel. Se está negociando”, añadía en conversación con elDiario.es.

Los próximos dos meses serán claves para GAIA-X, que deberá afrontar los debates finales en torno a qué hacer con las multinacionales extranjeras que dominan la nube mundial. Los días 18 y 19 de noviembre están marcados en rojo en ese calendario, con una cumbre que ayudará a definir el futuro del proyecto. Amazon Web Services (AWS, la división de servicios en la nube de la multinacional), Huawei y Alibaba Cloud son patrocinadores “platino” de ese encuentro.

Debate interno

El proyecto GAIA-X surgió de un pacto entre Francia y Alemania para alcanzar la “soberanía tecnológica” para sus gobiernos y empresas, que en octubre de 2020 se abrió al resto de estados miembros y se convirtió en una plan comunitario. Se organiza en torno a una red descentralizada de hubs nacionales formados por una asociación de empresas coordinada por cada gobierno.

En España más de 300 empresas mostraron su interés en participar. Dos tercios de ellas son pymes. El objetivo de la iniciativa es crear espacios de datos soberanos, infraestructuras digitales que faciliten que la información se comparta y se extraiga valor de ella. Los sectores que el hub español ha estableido como prioritarios son el sanitario, el agroalimentario o el de movilidad, detallan fuentes del proyecto.

Cada hub nacional elige representantes ante la junta de gobierno de GAIA-X. En ella se negocia el rol que tendrán los “hiperescaladores”, que es como el sector denomina a las grandes empresas de servicios en la nube. Existen posiciones encontradas, ya que la mayoría de empresas europeas ya son sus clientes. No en vano, Amazon, Microsoft y Google dominan un 70% del mercado, según datos de Gartner.

Algunos actores están satisfechos con esa relación y son partidarios de mantenerla. Otros recuerdan que la independencia de estas multinacionales fue una de las ideas originales del proyecto. El eje franco-alemán es un ejemplo de esta disyuntiva.

“Se ha hablado de ellas como un posible caballo de Troya. Existe la cuestión de que si queremos esa soberanía, los hiperescaladores no deberían tener influencia en la definición de las políticas. Pero el riesgo es controlable”, expuso en la reunión sectorial Antonio Calvo, director de Innovación de T-Systems, la filial de servicios informáticos del gigante alemán Deutsche Telekom.

Hay que pedirles que cumplan con la normativa europea. Mientras exista ese cumplimiento, no veo el problema. Tienen mucho que aportar

Antonio Calvo director de Innovación en T-Systems

“Hay que pedirles que cumplan con la normativa europea. Mientras exista ese cumplimiento, no veo el problema. Entendiendo cuál es el propósito de GAIA-X y cuál es el rol de los hiperescaladores, tienen mucho que aportar”, añadía: “La iniciativa se tiene que apoyar en el conocimiento que ya hay. Si viene de estas empresas, bienvenido sea. En cuanto a casos de uso también pueden aportar mucho”.

“Lo que más nos llama la atención a nosotros en OVHCloud, como miembros fundadores de GAIA-X —contrapuso John Gazal, vicepresidente del sur de Europa y Brasil de esta multinacional francesa de alojamiento web y computación en la nube— es que el proyecto nace por una preocupación por la soberanía. La dominación de empresas extranjeras en el mercado provoca que haya leyes extraterritoriales que se aplican al territorio europeo”.

Uno de los objetivos de GAIA-X es desarrollar un marco regulatorio para la industria. Según datos de KPMG, el mercado de la nube genera unos 53.000 millones de euros al año, pero se multiplicará por 10 en la próxima década. “Hay un potencial tremendo, pero hay una gran incertidumbre que está retrasando decisiones”, continuó el representante de OVHCloud.

GAIA-X nació por una preocupación por la soberanía. Empresas extranjeras dominan el mercado de la nube europeo

John Gazal vicepresidente del sur de Europa y Brasil de OVHCloud

“Ahora mismo el Gobierno de EEUU puede tener acceso a cualquier dato que sea alojado por cualquier empresa estadounidense, aunque estén en un centro de datos en España”, recordó.

Amazon, Google, Microsoft, Alibaba y Huawei han hecho declaraciones públicas en las que se comprometen con los principios fundacionales de GAIA-X. Las empresas estadounidenses que dominan el sector de la nube afirman que su negocio en Europa está alineado con la ambición de los países de desarrollar infraestructura propia que permita mantener la soberanía sobre ella y sobre los datos.

“Google Cloud está comprometida con Europa, y nuestra estrategia está muy alineada con los objetivos de GAIA-X. Hemos recogido las demandas de soberanía en productos concretos y en pactos con líderes tecnológicos para ayudar en la transformación digital”, recordó Wieland Holfelder, vicepresidente de Ingeniería de Google, cuando la multinacional se unió al proyecto.

“AWS ha participado en varios grupos de trabajo técnicos de GAIA-X y ha apoyado activamente la iniciativa desde sus inicios. Estamos aquí para ayudar a nuestros clientes y socios europeos a acelerar la innovación impulsada por la nube en Europa, para competir a nivel nacional e internacional”, señaló Max Peterson, vicepresidente para el sector público mundial de AWS.

“El proyecto GAIA-X se centra en la creación de la primera nube y datos federados del mundo para garantizar que Europa se beneficie del valor de los datos que generan sus empresas, de los modelos de negocio en los que son pioneras y de las innovaciones que aportan al mercado. Microsoft cree que GAIA-X ofrece un marco de principios audaz y reflexivo para lograrlo y comparte sus valores”, afirmó Casper Klynge, vicepresidente de Asuntos Gubernamentales europeos de Microsoft.

Presión para obtener los primeros resultados

La decisión sobre qué hacer con las multinacionales extranjeras de servicios es importante, pero no la única que debe resolver GAIA-X. La iniciativa tiene más de 500 miembros y lleva un año de trabajo teórico, pero todavía no ha presentado resultados prácticos o producto alguno.

Estamos en un momento crítico, crucial, de la iniciativa

Daniel Sáez director de Inteligencia Estratégica del ITI y miembro de la junta de gobierno de GAIA-X

En octubre, el presidente francés Emmanuel Macron lamentó que Europa siguiera “muy retrasada” con respecto a EEUU en el ecosistema de la nube. La industria también se pregunta qué pasa con un proyecto que fue presentado por todo lo alto. “Hay una lucha ahora mismo entre el mercado, que quiere evidencias de cómo GAIA-X se está implementando, y la parte normativa que es inherente a Europa”, confesó Daniel Sáez, miembro de la junta de gobierno de GAIA-X y director de Inteligencia Estratégica del ITI.

“Estamos en un momento crítico, crucial, de la iniciativa. Tenemos unas bases que han puesto los primeros cimientos en Europa, pero que todavía tienen que trasladarse a instrumentos y regulaciones para poder implementarse”, detallaba el experto, participante de estas negociaciones: “Se están buscando consensos, y el consenso es costoso alcanzarlo. Con lo cual hay un proceso muy largo en cuanto a la arquitectura a utilizar o los estándares de referencia”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats