La portada de mañana
Acceder
PP y Vox alientan la batalla contra el aborto tras la sentencia en EEUU
La hora de los jóvenes que quiebran las fronteras del género binario
Opinión – Los porno libros del PP, por Elisa Beni

Trump se autoimpone un límite legal en Twitter en plena batalla entre la red social y Elon Musk

Un comentario de Donald Trump en Twitter, antes de que su cuenta fuera definitivamente bloqueada por la compañía.

Cuando el desencuentro entre Elon Musk y Twitter estaba escalando a niveles que hacen que la compra por parte del multimillonario empiece a estar en duda, ha aparecido en escena Donald Trump. El bloqueo de la cuenta del ex presidente estadounidense ha sido criticado por Musk como un ejemplo de la falta de respeto a la libertad de expresión que a su juicio impera en Twitter y ha dejado caer que levantará el veto si se hace con su control. Pero Trump tiene otros planes y se ha autoimpuesto un límite legal en el uso de la que fuera una herramienta clave en su victoriosa carrera presidencial de 2016.

Qué hay detrás de la maniobra de Elon Musk con los perfiles falsos de Twitter

Qué hay detrás de la maniobra de Elon Musk con los perfiles falsos de Twitter

En una comunicación enviada a la SEC, el regulador bursátil estadounidense, Trump se ha comprometido a publicar todos sus comentarios en redes sociales en TruthSocial, su propia plataforma, y no republicarlos en otras durante al menos seis horas. Lanzada recientemente, TruthSocial (VerdadSocial, en castellano) es un servicio muy similar a Twitter propiedad de la compañía Trump Media & Technology Group (TMTG), fundada en 2021 con el objetivo de desarrollar esta nueva red social y otras alternativas a las que han expulsado al republicano, como una plataforma de vídeo que compita con YouTube que llamará TMTG+.

“El presidente Trump está obligado a hacer cualquier publicación en las redes sociales en TruthSocial y no puede hacer la misma publicación en otras redes sociales durante 6 horas. A partir de entonces, es libre de publicar en cualquier sitio al que tenga acceso”, expone el escrito que TMTG ha enviado a la SEC.

Por el momento TruthSocial está disponible solo para teléfonos de Apple que se encuentren en EEUU, aunque su aspiración es llegar a cualquier dispositivo y todos los territorios. “Ten por seguro que estamos trabajando duro para que esté disponible en tu país. Cuando TruthSocial esté disponible para ti, lo anunciaremos. Permanece atento”, pide su página web. Su pretensión es ser una red social “inclusiva” donde se de “una conversación global abierta, libre y honesta sin discriminar la ideología política”.

La red social de Trump sufrió muchos problemas cuando fue lanzada en febrero. Sus sistemas no pudieron satisfacer las peticiones de creación de nuevas cuentas a pesar de que, según diversas fuentes, estas no fueron masivas y no superaron los tres millones en sus primeras dos semanas. La plataforma inició una lista de espera para sus nuevos usuarios que no empezó a tomar velocidad hasta un par de meses después. El propio Trump no creó su cuenta hasta principios de mayo y por el momento su actividad está muy lejos de la compulsividad que mostraba en Twitter.

A esta falta de interés inicial de los usuarios TruthSocial sumaba que “una gran parte de la aplicación estaba rota. Intentar hacer una búsqueda por palabra clave de una Verdad [como TruthSocial denomina a cada comentario publicado] no funcionaba. Al buscar las palabras ”vacuna“ y ”Covid“ aparecía el mensaje de que ”No se han encontrado verdades que coincidan“, según explicó Brian X. Chen en su análisis de la red social en The New York Times de finales de abril.

La compra de Twitter impulsa a TruthSocial

Justo cuando la demanda para entrar en TruthSocial estaba tocando mínimos con unas 8.000 solicitudes de registro al día según los datos de la consultora Apptopia, Musk anunció su intención de comprar Twitter. El cofundador de Paypal, Tesla o SpaceX reabrió el debate sobre el bloqueo de Trump, que fue expulsado de todas las redes sociales mayoritarias después de vitorear el asalto al Capitolio de Washington del 6 de enero de 2021. Curiosamente, la posibilidad de que el expresidente volviera a Twitter no hundió el interés por TruthSocial sino que lo multiplicó, convirtiéndola en la app más descargada de la AppStore.

Trump, consciente de que es la personificación de una de las mayores desavenencias de gestión entre Musk y Twitter, se adelantó a los acontecimientos. Declaró que no volverá a Twitter ni aunque se le reponga la cuenta ya que está centrado en TruthSocial, que espera que no solo derroque a las demás redes sociales sino que “ponga en jaque el monopolio FAANG” (Facebook, Amazon, Apple, Netflix, y Google). Netflix ha pasado a ser también un foco de las críticas de la extrema derecha estadounidense por su política de inclusividad en la selección de protagonistas y temáticas de sus contenidos.

No obstante, pese a que Trump reitera que no volverá a Twitter e incluso se ha autoimpuesto una limitación legal para usarla, ha dejado una pista de que recuperar su cuenta puede ser parte de sus planes. Esta aparece precisamente en la comunicación de TMTG a la SEC, que incluye un asterisco en la exclusividad de seis horas que ha concedido a TruthSocial.

“El presidente puede hacer publicaciones desde una cuenta personal relacionada con los mensajes políticos, la recaudación de fondos políticos o los esfuerzos para conseguir el voto en cualquier red social en cualquier momento”, advierte el texto.

La excepción para sus mensajes políticos abre un amplio paraguas para que Trump use cualquier red social, especialmente en todo lo relacionado con su más que probable carrera presidencial para las elecciones de 2024. Twitter fue una plataforma clave en su conquista de la Casa Blanca en 2016 y está por ver que el republicano vaya a renunciar a ella si Musk le abre las puertas, especialmente si las cifras de usuarios y repercusión mediática de TruthSocial siguen manteniéndose alejadas de las que gozaba en la que fuera su red social favorita.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats