eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Hamza Bin Laden, el hijo que juró venganza y que ahora está llamado a reunificar Al Qaeda

El matrimonio del hijo de Bin Laden con la hija de Mohammed Atta, el secuestrador principal de los atentados terroristas del 11-S podría ser clave la para reunificación de los terroristas

27 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Imagen de un vídeo publicado de la CIA en la que se ve a un Hamza bin Laden adulto en el día de su boda

Imagen de un vídeo publicado de la CIA en la que se ve a un Hamza bin Laden adulto en el día de su boda AP

Hamza Bin Laden, hijo del difunto líder de Al Qaeda, se ha casado con la hija de Mohammed Atta, el secuestrador principal en los atentados terroristas del 11 de septiembre.

Dos hermanastros de Osama Bin Laden, Ahmad y Hassan al-Attas, mencionaron el matrimonio durante una entrevista con The Guardian. Dijeron que creían que Hamza ocupaba un alto cargo dentro de al-Qaeda y que tenía como objetivo vengar a su padre, que  hace siete años murió a tiros en Pakistán durante una incursión militar estadounidense.

Hamza Bin Laden es hijo de Khairiah Sabar, una de las tres esposas que sobrevivieron a Osama Bin Laden y que vivía con él cuando fue asesinado en un recinto de Abbottabad, cerca de una gran base militar pakistaní. Desde entonces, han aparecido declaraciones de Hamza instando a sus seguidores a declarar la guerra a Washington, Londres, París y Tel Aviv. Se le considera un ayudante del actual líder de Al Qaeda, Ayman al-Zawahiri.

"Hemos oído que se casó con la hija de Mohammed Atta", dijo Ahmad al-Attas. "No estamos seguros de dónde está, pero podría ser en Afganistán."

En los últimos dos años, las agencias de espionaje occidentales se han centrado cada vez más en averiguar el paradero de Hamza Bin Laden. Lo consideran como la persona que podría unir a los seguidores del grupo terrorista con mayor facilidad. Su boda con la hija de Atta, ciudadana egipcia, parece confirmar que los herederos del 11-S siguen siendo un centro neurálgico de Al Qaeda y que la propia red terrorista sigue organizándose en torno al legado de Osama Bin Laden.

Durante la incursión estadounidense en Abbottabad también fue asesinado Khalid, otro hijo de Bin Laden. Un tercer hijo, Saad, había muerto en 2009 durante un ataque con drones sobre Afganistán. En cartas encontradas en el recinto de Abbottabad y aparentemente escritas por Osama Bin Laden, se desprende la idea de que Osama estaba preparando a Hamza como su sustituto, en parte para vengar la muerte de Saad.

Bin Laden en una imagen de archivo.

Hamza Bin Laden es hijo de Khairiah Sabar, una de las tres esposas que sobrevivieron a Osama Bin Laden

"No sigas los pasos de tu padre"

Las esposas y los hijos que sobrevivieron a Bin Laden han regresado a Arabia Saudita, donde el ex príncipe heredero Mohammed bin Nayef los refugió. Las mujeres y los niños permanecen en estrecho contacto con la madre de Bin Laden, Alia Ghanem, quien le dijo a The Guardian durante una entrevista que mantenía el contacto con los familiares sobrevivientes.

"Pensábamos que todo el mundo había superado esto, y justo ahí me entero de que Hamza andaba diciendo 'voy a vengar a mi padre'", contó Hassan al-Attas. "No quiero volver a pasar por ahí".

"Si Hamza estuviera frente a mí ahora, se lo diría: que Dios te guíe. Piénsate dos veces lo que estás haciendo. No sigas los pasos de tu padre. Estás entrando en partes de tu alma realmente negativas y horribles".

La familia dijo que no había tenido ningún contacto con Osama Bin Laden entre 1999 y la fecha de su muerte en 2011. También, que no habían sabido nada de Hamza Bin Laden ni habían recibido ningún mensaje de él.

Debido a su aparente estatus dentro de Al Qaeda, en enero de 2017 el Gobierno de Estados Unidos calificó a Hamza como un terrorista global señalado especialmente. Eso implica que sus activos pueden ser bloqueados y que cualquiera que lo trate puede ser arrestado.

La afirmación de la familia sobre la boda entre los hijos de Bin Laden y Atta será una sorpresa para muchos y es imposible de confirmar. Hasta ahora se había dicho que Atta era un puritano que no había tenido matrimonios ni hijos antes de morir pilotando el vuelo 11 de American Airlines hacia la Torre Norte del World Trade Center. Algunos retratos de su vida adulta lo representaban como un célibe convencido.

El testamento que cinco años antes del ataque dejó escrito Atta no mencionaba a ninguno de sus familiares. Aunque es probable que, de haber hijos, hayan nacido cerca de 2001. Se cree que Atta pasó en Afganistán muchos meses del año 2000 durante los decisivos momentos de preparación del complot para atacar Nueva York y Washington. No se sabe casi nada de sus movimientos en ese tiempo.

Se sabe que Hamza Bin Laden pasó muchos años después de los ataques en Irán, donde él y decenas de familiares de los conspiradores del 11-S fueron custodiados por altos oficiales del ejército y del servicio de espionaje iraní. A veces, el grupo estaba bajo arresto domiciliario y otras veces tenía libertad de movimientos.

El tutor de Hamza en Irán fue el egipcio Abu al-Jayr al-Masri, segundo de al-Zawahiri tras la muerte de Osama Bin Laden. Al-Masri fue liberado por Irán y llevado a la frontera turca. Desde allí cruzó a Siria donde en febrero de 2017 un dron estadounidense lo mató en la provincia de Idlib.

Algunos informes de la época sugerían que Hamza también había viajado a Siria. Pero ahora se cree que en vez de eso se fue a los territorios tribales que hay entre Pakistán y Afganistán.

Traducido por Francisco de Zárate

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha