La portada de mañana
Acceder
La falta de control de los poderes del Estado sobre la Corona favorece el hermetismo de los movimientos del rey emérito
Entrevista - Ian Gibson: "Es lamentable que Juan Carlos I nunca condenara el régimen franquista"
Opinión - Los dueños de los datos, por Ignacio Escolar

Sobre este blog

¿Tiene el mundo razones para temer la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca? La opinión generalizada es que sí. Este blog colectivo de eldiario.es vigilará de cerca al nuevo presidente norteamericano y si es preciso hará la autopsia de lo que quede de Estados Unidos.

Así manipuló Rusia en EEUU: noticias falsas y broncas por Beyoncé

El presidente ruso, Vladímir Putin, conversa con el presidente estadounidense, Donald J. Trump

A veces las casualidades son asombrosas. Se calcula que 126 millones de estadounidenses vieron en Facebook contenidos diseñados por Rusia para manipularlos. 126 millones: exactamente el mismo número de personas que votó en las últimas elecciones presidenciales de EEUU. Asomarse a los más de 80.000 posts que los rusos colocaron en la red social para sembrar discordia y echar una mano a Trump es apasionante. Los demócratas acaban de publicarlos y el material dice mucho de los estadounidenses, de sus miedos y de sus esperanzas.

La gran operación rusa para influir en el resultado de las últimas elecciones estaba muy bien pensada. No se trataba de poner "Vota Trump" a diestro y siniestro en el Facebook de todo el país, era algo bastante más sofisticado. Sabían por ejemplo que les interesaban particularmente unos pocos estados, aquellos en los que el resultado no era seguro. Y tampoco hacía falta convencer a todos los votantes, bastaba con que determinados grupos de gente estuvieran tan cabreados como para ir seguro a votar y otros perdieran la motivación para hacerlo. Por último, si no conseguían poner a Donald Trump en la Casa Blanca, al menos iban a intentar sembrar toda la discordia y división posible en la sociedad estadounidense.

Estrategia electoral

Los rusos sabían, como sabíamos casi todos, que Hillary Clinton necesitaba una participación altísima de los afroamericanos y los hispanos para poder ganar. Con sus insultos racistas a los latinos, Trump tenía poco que rascar por allí, pero los agentes rusos hicieron un especial esfuerzo de desinformación contra la comunidad negra. Mediante falsos perfiles pagaron por aparecer en el Facebook de personas que la red social tenía identificadas como "con interés" en temas afroamericanos y promocionaron noticias llamando a la abstención y defendiendo que ambos candidatos eran igual de malos.

También quisieron aprovecharse de las divisiones entre los demócratas. A través de grupos falsos que llevaban el nombre de Bernie Sanders, el rival de Clinton en las primarias, siguieron atacando a la candidata durante la campaña de las generales. Aunque Sanders fue inequívoco en su apoyo a Clinton frente a Trump, muchos de sus seguidores estaban recibiendo información falsa que les invitaba a no votar.

Por supuesto no se trataba solo de intentar que los demócratas no votaran, sino también de que los republicanos lo hicieran en masa. A los usuarios con intereses conservadores, se los bombardeaba con metáforas religiosas y anuncios racistas, además de noticias falsas. En algunos casos, promocionaban contenidos de este tipo solo entre los usuarios que se definían como militares o policías. Miles de posts elaborados en San Petersburgo rebotaban de perfil en perfil hasta llegar a millones de votantes en EEUU.

Objetivo: el enfrentamiento

Muchos de los artículos que desde Rusia producía la Agencia para la Investigación de Internet (IRA) no buscaban favorecer a Donald Trump, sino simplemente crear conflictos y enfrentamientos en EEUU. Por ejemplo, usando tanto perfiles conservadores como otros de apariencia izquierdista, convocaban manifestaciones a favor y en contra de algo a la misma hora y en el mismo lugar, previsiblemente para provocar jaleo. Ese fue el caso de una protesta a favor y en contra de la cantante Beyoncé junto a la sede de la NFL. Lo mismo hicieron creando un grupo de musulmanes y otro contra ellos y convocando manifestaciones simultáneas en el mismo punto de Houston.

Según la inteligencia estadounidense, el misterioso organismo ruso que creó y difundió todo este material en Facebook tenía como "objetivo estratégico sembrar la discordia en el sistema político estadounidense". También afirma que Putin dio la orden porque "había desarrollado una clara preferencia por Trump" y que las metas de la campaña rusa eran "socavar la confianza pública en el proceso democrático de EEUU, denigrar a Hillary Clinton y dañar sus posibilidades electorales y su posible presidencia".

Gracias a los congresistas demócratas del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, conocemos algunas de las armas que los rusos usaron para conseguir esos objetivos. En total unos 4.000 anuncios y 80.000 posts solamente en Facebook. Pero la guerra que empezó en 2015 todavía no ha terminado. Aunque el presidente se dé públicamente por satisfecho con las explicaciones de Putin, su propia Administración reconoce que Rusia tiene puesta ahora la mirada en las próximas elecciones de mitad de mandato donde espera repetir su campaña de intoxicación. En Facebook, dicen, pero también en otras redes como Twitter e Instagram.

Sobre este blog

¿Tiene el mundo razones para temer la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca? La opinión generalizada es que sí. Este blog colectivo de eldiario.es vigilará de cerca al nuevo presidente norteamericano y si es preciso hará la autopsia de lo que quede de Estados Unidos.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
14 de mayo de 2018 - 11:29 h

Descubre nuestras apps

stats