Aprender idiomas te hace más inteligente, saberlos no tanto

idiomas

Hace algunos años se pensaba que los niños que se criaban bilingües sufrían retraso porque el manejo de dos idiomas era un obstáculo en su desarrollo. Esto llevaba a algunos padres con idiomas maternos distintos a evitar que sus hijos aprendieran los dos.

Cómo hackear a tus hijos para hacerlos más inteligentes

Cómo hackear a tus hijos para hacerlos más inteligentes

Esta creencia fue desmentida por estudios que datan de los años sesenta, y que muy al contrario descubrieron que los menores bilingües tenían claras ventajas sobre los demás. Por desgracia, todavía se puede encontrar a gente que piensa que el bilingüismo no es deseable desde el punto de vista del desarrollo cognitivo.

Quizá, como reacción, en las últimas dos décadas se han multiplicado estudios sobre la "ventaja bilingüe", la idea de que las personas que dominan varios idiomas también tienen mejor control ejecutivo, es decir, mejor capacidad para controlar su comportamiento y orientarlo a conseguir un objetivo, haciendo uso de sus capacidades mentales y controlando sus impulsos.

En pocas palabras, según estos estudios las personas bilingües son más inteligentes. Pero ¿realmente lo son? Aquí es donde empieza la controversia. En los últimos años han aparecido numerosos estudios que desmienten que ser bilingüe tenga ventajas en otras áreas del conocimiento no relacionadas con el lenguaje.

Qué es ser más inteligente

El proceso de aprender y dominar un idioma es como hacer sentadillas con el cerebro: un ejercicio que implica a todas las partes funcionales. Es necesario memorizar nuevas palabras, establecer conexiones con conceptos propios y nuevos, entender la lógica de la gramática y mejorar la percepción para poder entender a los hablantes. Si además quieres hablar con fluidez, todos estos procesos deben automatizarse.

No es de extrañar que este ejercicio intenso de nuestras neuronas sea capaz de aumentar el tamaño de determinadas partes del cerebro de forma medible. Un estudio sueco pudo comprobar que el giro frontal medio, una parte del lóbulo frontal del cerebro, crecía precisamente en las personas a quienes les costaba más trabajo dominar un idioma, lo que indica que el crecimiento de la materia gris era una adaptación para hacer frente a ese desafío.

Sin embargo no todas las habilidades cognitivas están relacionadas o mejoran con el bilingüismo. Los análisis de los últimos años, mucho más concienzudos, han comenzado a discernir las verdaderas ventajas de conocer más de un idioma, y desmentir algunas conclusiones precipitadas:

  • Como es de esperar, los niños bilingües muestran una mayor capacidad verbal, especialmente a la hora de comprender frases (en cualquier idioma) mientras les distraen hablándoles por otro lado.
  • Sin embargo, ser bilingüe no proporciona ventajas en las pruebas de control de interferencias, es decir, la capacidad de hacer un ejercicio visual o auditivo mientras te distraen. Esto se calcula midiendo el tiempo que tardas en responder, con o sin distracción.
  • En un amplio estudio con adolescentes no se encontraron diferencias en la función ejecutiva entre bilingües y monolingües, sin embargo los bilingües tenían cierta ventaja en el uso de la memoria a corto plazo.
  • Las ventajas de ser bilingües observadas en los niños y adolescentes desaparecen cuando se estudia a los adultos. Las personas bilingües adultas no tenían ventajas adicionales sobre las monolingües en la memoria de trabajo (a corto plazo), cambiar de tareas o el control inhibitorio (evitar distracciones).
  • En las personas mayores, las que ya son bilingües no presentan ventajas en razonamiento no verbal, memoria de trabajo o espacial, control inhibitorio o resolución de problemas. Sin embargo sí que hay ventajas en su capacidad de atención cuando utilizan varios idiomas con frecuencia y en contextos distintos.

¿Qué se puede concluir de todo este lío? Como siempre, no hay una respuesta simple. Las capacidades cognitivas son un producto de muchas circunstancias: la edad, el entorno familiar, el poder adquisitivo, la cultura o la estructura del propio idioma. Los estudios que toman en cuenta todos estos factores están empezando a arrojar algo de luz.

Crecer con varios idiomas está asociado a la inmigración y eso puede ser un factor positivo si las circunstancias son favorables, o negativo si implica marginación. Un estudio transversal que controló estas variables externas se encontró con que el bilingüismo tiene ventajas solo cuando los otros factores están alineados: estatus socioeconómico, capacidad de autocontrol, nivel educativo y edad.

Lo que no parece controvertido es que aprender idiomas obliga a tu cerebro a adaptarse y trabajar, y en ese proceso es cuando se producen las mejoras. Una razón más para empezar, o para retomarlo donde lo dejaste.

¿En qué se basa todo esto?

The relation of bilingualism to intelligence.

La relación del bilingüismo con la inteligencia.

Los bilingües parecen tener un conjunto más diversificado de habilidades mentales que los monolingües. También se discuten las correlaciones de las medidas de actitud con otras variables.

Is bilingualism losing its advantage? A bibliometric approach.

¿El bilingüismo está perdiendo su ventaja? Un enfoque bibliométrico.

Los resultados muestran que el número de trabajos que cuestionan la ventaja del bilingüismo aumentó notablemente en 2014 y 2015. Tanto el factor de impacto medio como las citaciones acumuladas a junio de 2016 eran equivalentes entre las categorías.

Growth of language-related brain areas after foreign language learning

Crecimiento de las áreas cerebrales relacionadas con el lenguaje después del aprendizaje de un idioma extranjero

El hipocampo derecho y el giro temporal superior izquierdo eran estructuralmente más maleables para que los intérpretes adquirieran un mayor dominio del idioma extranjero. Los intérpretes que luchaban relativamente más por dominar el idioma mostraban mayores aumentos de materia gris en el giro frontal medio. Estos hallazgos confirman los cambios estructurales en las regiones del cerebro que se sabe que sirven para las funciones del lenguaje durante la adquisición del idioma extranjero.

Is there a bilingual advantage on interference-control tasks? A multiverse meta-analysis of global reaction time and interference cost.

¿Hay una ventaja bilingüe en las tareas de control de interferencias? Un meta-análisis multiverso del tiempo de reacción global y el costo de la interferencia.

El análisis multiverso produjo resultados en gran medida coherentes con el análisis preferido, confirmando nuestra conclusión de que las pruebas de una ventaja bilingüe en las tareas de control de interferencias son débiles.

The impact of bilingualism on executive functions and working memory in young adults.

El impacto del bilingüismo en las funciones ejecutivas y la memoria de trabajo en los adultos jóvenes.

Los resultados de este conjunto de tareas sugieren que el bilingüismo no es suficiente para mejorar las habilidades de los jóvenes adultos bilingües en relación con las de los jóvenes adultos monolingües [...] De los resultados de las tareas de WM vemos claramente que no hubo efecto del bilingüismo en las versiones más fáciles de las tareas (es decir, versiones hacia adelante donde sólo se necesita almacenar y repetir) pero sí mejora las habilidades de WM requeridas en las tareas hacia atrás donde se utiliza el almacenamiento, la manipulación y la recuperación.

Is bilingualism associated with enhanced executive functioning in adults? A meta-analytic review.

¿Se asocia el bilingüismo con un mejor funcionamiento ejecutivo en los adultos? Una revisión meta-analítica.

Antes de corregir las estimaciones del sesgo de publicación observado, nuestros análisis revelaron una ventaja bilingüe muy pequeña para la inhibición, el desplazamiento y la memoria de trabajo, pero no para la supervisión o la atención. No quedó evidencia de una ventaja bilingüe después de corregir el sesgo. En cuanto a la fluidez verbal, nuestros análisis indicaron una pequeña desventaja bilingüe, que posiblemente refleja una menor exposición para cada idioma individual cuando se usan dos idiomas de manera equilibrada.

Evidence against a cognitive advantage in the older bilingual population.

Evidencia contra una ventaja cognitiva en la población bilingüe mayor.

Se administró una batería completa de pruebas para medir el razonamiento no verbal, la capacidad de la memoria de trabajo, la memoria visuoespacial, la inhibición de la respuesta, la resolución de problemas y el dominio del idioma. Los análisis, incluidos los factores de Bayes, revelaron un rendimiento comparable en ambos grupos, sin diferencias significativas en ninguna tarea.

Intensity of Multilingual Language Use Predicts Cognitive Performance in Some Multilingual Older Adults.

La intensidad del uso del lenguaje multilingüe predice el rendimiento cognitivo en algunos adultos mayores multilingües.

Utilizando un modelo de regresión de efectos mixtos lineales, encontramos que cuando se usan frecuentemente diferentes idiomas en diferentes contextos, se observa un mayor control de la atención.

Positive Cognitive Effects of Bilingualism and Multilingualism on Cerebral Function: a Review.

Efectos cognitivos positivos del bilingüismo y el multilingüismo en la función cerebral: una revisión.

El principio de especificidad establece que la adquisición de múltiples idiomas se ve moderada por múltiples factores y varía según las experiencias. Tanto el bilingüismo como el multilingüismo se asocian a la inmigración, pero pueden desarrollarse diferentes tipos de multilingüismo en función de la situación. Las señales culturales y la similitud de los idiomas también influyen en el cambio de idioma y la adquisición de múltiples idiomas.

Bilingualism, Demographics, and Cognitive Control: A Within-Group Approach.

Bilingüismo, Demografía y Control Cognitivo: Un enfoque dentro del grupo.

Los resultados de múltiples análisis de regresión por pasos mostraron que el dominio de un segundo idioma era un predictor significativo para la supervisión e inhibición de conflictos, la educación y la edad eran predictores significativos para el cambio de conjunto mental, y el estatus socioeconómico era un predictor menor para la inhibición. Estos hallazgos proporcionan pruebas de que el control cognitivo se ve afectado tanto por el bilingüismo como por factores demográficos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats