La portada de mañana
Acceder
La nueva guía de Sanidad sitúa a 11 comunidades en riesgo alto o extremo
Pablo Casado busca una segunda oportunidad por el centro
Opinión - Señor Casado, ¿y ahora qué?, por Neus Tomàs

Sobre este blog

UNRWA es la Agencia de Naciones Unidas para la población refugiada de Palestina en Oriente Medio. Desde hace 68 años trabajamos para proporcionar asistencia, protección y defensa a más de 5 millones de refugiados y refugiadas de Palestina, que representan más de la quinta parte de los refugiados del mundo y que actualmente viven en campamentos de refugiados en Jordania, Líbano, Siria y el territorio Palestino ocupado (la franja de Gaza y Cisjordania), a la espera de una solución pacífica y duradera a su difícil situación.

Sobrevivir al contexto y al tabú: Un tercio de la población de Palestina sufre patologías mentales

Gaza
Un joven camina por las calles de uno de los campamentos de la franja de Gaza

Bahaa tiene 25 años, es refugiado de Palestina y vive en Deir Al Balah, en el centro de la franja de Gaza. Como todos los jóvenes, tiene sueños y planes de futuro, pero la vida de los jóvenes en Gaza no es como la del resto. Tras 13 años de bloqueo israelí por tierra, mar y aire, y tres ofensivas militares en los últimos 11 años, la población tiene pocas posibilidades reales y en definitiva, el contexto les obliga, a veces, a renunciar a la esperanza.  

La violencia, el paro y la falta de libertad de movimiento generan frustración, indignación, estrés y depresión, que en los últimos años se están transformando en un aumento de los casos de suicidio, un tema que sigue siendo tabú.   

 

Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, la OMS hace un llamamiento para aumentar “considerablemente” la inversión en esta disciplina. Si ya era complicado acceder a una atención de calidad y asequible antes de la pandemia por COVID-19, ahora aún más, especialmente en situaciones de emergencia humanitaria y de conflicto, como Gaza. A la falta de promoción y prevención sobre salud mental se le suma la estigmatización y discriminación de aquellos que sufren algún trastorno, principalmente en países de ingresos bajos, donde más del 75% de las personas no reciben ningún tratamiento, según la OMS. En Palestina un tercio de la población sufre patologías mentales.  

 

La vida de Bahaa cambió cuando su mejor amigo, Mohanad Youniss, se suicidó en 2017. "Después de la ofensiva de 2014, sentí que estaba muy estresado, pero cuando perdí a Mohanad, mi vida cambió drásticamente". Bahaa desarrolló síntomas de depresión severa. Experimentaba episodios de insomnio, aislamiento, mal humor, culpa, tristeza y pérdida de apetito"No encontraba la energía para seguir con mis estudios universitarios". ¿Para qué? se preguntaba Bahaa.  

Su ilusión por la vida y sus sueños se esfumaron. Antes del incidente, no quería emigrar de Gaza, pero sí vivir experiencias y conocer gente diferente. Sin embargo, se encerró en su casa negándose a salir y a ver a nadie. “No conozco nada más que guerras y bloqueo”. La desesperanza se instala. 

En zonas de conflicto, el 22% de las personas sufren depresión, ansiedad, trastorno por estrés postraumático, trastorno bipolar o esquizofrenia. La depresión y los traumas son las enfermedades mentales más comunes en la franja de Gaza, que no solo afectan a los pacientes sino también a sus familias. Las tasas de desempleo del 50%, las restricciones de movimiento y la pérdida de un familiar o amigo son algunos de los incidentes traumáticos a los que están sujetos los 2 millones de habitantes del enclave. Además, 1.2 millones de habitantes de la zona dependen de la acción humanitaria.  

 

Afortunadamente, la madre de Bahaa y algunos amigos cercanos notaron el deterioro de su salud mental. "No sabía qué hacer. La gente rara vez comparte su experiencia con la salud mental". Con la ayuda de su entorno, logró citarse con un psicólogo y recibió tratamiento. “Después de 3 años de tratamiento, ahora me siento mejor y tengo esperanza en graduarme y conseguir mi licenciatura", afirma Bahaa. 

La presión sobre la población es muy fuerte y los trastornos psicológicos han aumentado mucho. El doctor Othman, que trabajó durante 34 años como psicólogo en diferentes clínicas de UNRWA, la Agencia de las Naciones Unidas para los refugiados y refugiadas de Palestina, afirma que existe una grave situación de falta de concienciación sobre las enfermedades mentales y su trato, especialmente por el estigma social que los acompaña. Esto provoca que el 75% de las personas con problemas mentales acudan a curanderos tradicionales“La mayoría de las veces creen que una criatura sobrenatural como los genios o satanás causa el problema. En los mejores escenarios, estos curanderos pueden usar hierbas o el Corán para calmar al paciente", comenta Othman. Y añade: “La gente se avergüenza de visitar a los psicólogos. Tienen miedo de ser estigmatizados por la sociedad”

En 2017 UNRWA puso en marcha un plan de seguimiento y formación para su personal sanitario con el objetivo de poder detectar y tratar los problemas de salud mental de los pacientes que acudían a sus centros de salud. Aunque es difícil obtener datos fiables sobre el número de suicidios en Gaza, los expertos coinciden en que han aumentado considerablemente en los últimos años. “En los últimos cuatro años ha habido muchos intentos de suicidio, entre 400 y 500 anuales. La media en Gaza es bajísima en comparación con el resto del mundo, pero la situación es alarmante porque antes no había”, comenta Yaser Abu-Yamei, director del Programa de Salud Mental de UNRWA en Gaza. Según la OMS, en el mundo una persona se suicida cada 40 segundos. 

Actualmente, Bahaa utiliza su experiencia con la depresión para concienciar a la gente. Comparte sus vivencias y sentimientos con otras personas afectadas a través de Facebook y los anima a buscar ayuda de un especialista, en lugar de acudir a los curanderos tradicionales. Porque para una persona refugiada de Palestina, el concepto de resiliencia tiene un significado mucho más entero, sobrevivir al contexto no es solo una opción, es la única posibilidad. 

Sobre este blog

UNRWA es la Agencia de Naciones Unidas para la población refugiada de Palestina en Oriente Medio. Desde hace 68 años trabajamos para proporcionar asistencia, protección y defensa a más de 5 millones de refugiados y refugiadas de Palestina, que representan más de la quinta parte de los refugiados del mundo y que actualmente viven en campamentos de refugiados en Jordania, Líbano, Siria y el territorio Palestino ocupado (la franja de Gaza y Cisjordania), a la espera de una solución pacífica y duradera a su difícil situación.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
9 de octubre de 2020 - 10:24 h

Descubre nuestras apps

stats