Los 15 miradores más espectaculares de la geografía española

Mirador del Salto del Gitano, en Cáceres

Si viajamos para conocer otros sitios, nada como hacerlo desde arriba. España está llena de rincones que se asoman a la naturaleza, a los valles, a las montañas y a los mares, pero también a algunos de los monumentos y ciudades más bonitos de nuestra geografía. Para disfrutar de todo ello, nada como detenernos a contemplar nuestro alrededor desde esos lugares creados expresamente para ello: los miradores.

Hacemos un recorrido por algunos de los más espectaculares de la geografía española, esos enclaves donde merece la pena detenerse y no tener en cuenta el tiempo. En los que somos testigos de una postal viviente, en directo y ante nuestros propios ojos, con panorámicas listas para ser grabadas en nuestra retina y en nuestras cámaras de fotos. Y aunque miradores hay muchos, muchos más que los que aquí te proponemos, sí sabemos que estos 15 añadirán a tu viaje una perspectiva única y totalmente diferente.

Mirador del Río, en Lanzarote

Una de las visitas imprescindibles en Lanzarote es el conocido como Mirador del Río, en el norte de la isla. El espacio fue diseñado por el arquitecto César Manrique y a nuestros pies queda el archipiélago de Chinijo, con la isla de La Graciosa como principal protagonista rodeada por el Atlántico. 

Miradores de la Ribeira Sacra, en Ourense y Lugo

En la Ribeira Sacra, en Galicia, encontrarás varios miradores que se asoman al cañón del río Sil, donde se lleva a cabo la viticultura heróica. En la orilla norte, en Lugo, los más famosos son los de Cividade, el de Boqueiriño y el de Cadeiras, mientras que en la orilla sur, en Ourense, están los Balcones de Madrid, el de Cabezoás y el de Vilouxe, que es el que probablemente ofrece una de las panorámicas más bonitas de toda la Ribeira Sacra.

Mirador del Salto del Gitano, en Cáceres

En el Parque Nacional de Monfragüe, en Cáceres, el Mirador del Salto del Gitano-Peña Falcón nos asoma al río Tajo frente al macizo rocoso, el lugar perfecto para el avistamiento del gran número de buitres que lo habitan. Ideal para los amantes del turismo ornitológico.

Mirador del Fitu, en Asturias

El hormigón del mirador del Fitu se separa del suelo para ofrecernos unas vistas espectaculares sobre el verdor asturiano. A un lado los Picos de Europa y al otro la costa y el mar Cantábrico. Lo encontrarás en la carretera que va de Arriondas a Colunga y si subes en un día despejado no necesitarás más para enamorarte de Asturias.

Mirador de la Peña, en El Hierro

La isla de El Hierro está llena de contrastes, puede ser tan verde como volcánica, y aunque gran parte se encuentra en altitud, la depresión del Golfo es digna de ver desde arriba. Para hacerlo, la mejor opción es llegar hasta el Mirador de la Peña, diseñado por César Manrique como el del Río de Lanzarote.

Mirador del Puente Nuevo de Ronda, en Málaga

Ronda, en Málaga, es uno de los pueblos con mayor encanto de España y gran responsables de ello son su tajo y su Puente Nuevo. Hay bonitas vistas desde el Mirador de Ronda, arriba, pero desde el Mirador del Puente Nuevo, abajo, podrás admirar esta obra arquitectónica en toda su magnitud. 

Mirador de O Coitelo, en Coruña

Es uno de los lugares más conocidos de los Acantilados de Loiba y en él está, el que según dicen, puede ser el banco más bonito del mundo. No por el banco en sí, sino por las vistas que se obtienen desde él. Si pasas por Ortigueira, la visita es obligatoria para dejarse cautivar por la siempre apabullante costa gallega.

Mirador de La Antigua, en Cáceres 

Estamos en la comarca de las Hurdes, justamente frente al Meandro del Melero, esa caprichosa herradura natural que ha formado el curso del río Alagón. En época de lluvias, verás cómo el meandro deja paso a un islote de vegetación rodeado de agua y, sin duda, el atardecer es el mejor momento para visitarlo.

Mirador del Cable de Fuente Dé, en Cantabria

Picos de Europa está repleto de miradores espectaculares pero hay uno, por su altura y su fácil acceso, que destaca sobre todos los demás. Un teleférico te llevará hasta el Mirador de Fuente Dé y pasarás de estar a 753 metros a 1.823 en solamente cuatro minutos. Si la forma física lo permite, siempre se puede llegar hasta el mirador por nuestro propio pie.

Mirador del Fraile, en Salamanca 

Desde este mirador seremos conscientes de dos realidades, del poder de la naturaleza y de cómo el ser humano hace por adaptarla para su uso y beneficio. Nos asomamos a la presa de Aldeadávila, en el Parque Natural Arribes del Duero, quedando a un lado España y al otro Portugal, aunque las rapaces que lo sobrevuelan no entiendan de fronteras.

Mirador de Orellán, en León

Estamos en León, en la la comarca del Bierzo, y nos asomamos al Mirador de Orellán para conseguir la mejor panorámica posible de las Médulas, el paisaje minero que nos dejaron los romanos. Esta curiosa formación geológica fue en realidad una mina de oro a cielo abierto hace un par de milenios atrás. Las Médulas merece la pena visitarlas desde dentro, pero en este mirador es donde conseguimos hacernos a la idea de su verdadera magnitud.

Mirador de San Nicolás, en Granada

Los miradores no solo miran a la naturaleza. En Granada nadie se quiere perder la Alhambra por dentro, pero tampoco el Mirador de San Nicolás, desde donde se consiguen las mejores vistas del complejo monumental andalusí. Un lugar idílico donde echar la tarde esperando la puesta de sol.

Mirador del Monte Igueldo, en San Sebastián

San Sebastián tiene fama de ser una de las ciudades más bonitas de España y para comprobarlo, además de pasear sus calles y recorrer sus bares de pintxos, podemos subir al Mirador del Monte Igueldo. Desde él conseguimos una panorámica perfecta de la bahía de La Concha y de la isla de Santa Clara. Si se desea, se puede subir a él en funicular.

Mirador del Estrecho, en Cádiz

Tarifa es el punto más meridional de la península ibérica y a su vez el más cercano a África. Desde este punto, en un día despejado podremos ver sobre el estrecho de Gibraltar y alcanzar con la vista la costa de Marruecos, que desde aquí se encuentra a unos 15 kilómetros. Para conseguir mejores vistas se ubica en alto, en la subida al puerto del Bujeo.

Mirador de Sa Creueta y Es Colomer, en Mallorca

Se encuentra en la punta de la Nao de la península de Formentor, en Mallorca. Llegamos a él a través del Puerto de Pollença y nos rodearemos de acantilados frente al islote del Colomer. Es uno de los lugares más famosos y aconsejables para deleitarse con los colores del sol mientras se pone sobre el Mediterráneo.

Etiquetas
Publicado el
11 de noviembre de 2020 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats