eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Denuncian una campaña de un prostíbulo de Cartaya (Huelva) por incitar a la pedofilia

El club de alterne, situado en la localidad de Cartaya, pretende captar clientes con una fiesta de "vuelta al cole" en la noche de este viernes

En su publicidad, muestra a mujeres con ropa de colegial, con mensajes que animan a acudir al local y premios como un bono de 300 euros para consumir en sus "servicios"

El Instituto Andaluz de la Mujer acude al Observatorio contra la publicidad sexista y el Movimiento Feminista de Huelva consulta con el Ayuntamiento de Cartaya si se pueden retirar los carteles

28 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Los carteles de la polémica campaña que se pueden ver por varios pueblos de la provincia.

Los carteles de la polémica campaña que se pueden ver por varios pueblos de la provincia.

Vuelta al cole en un prostíbulo y con fotos de mujeres que simulan ser colegialas. La llamativa campaña que ha puesto en marcha un club de alterne de la localidad onubense de Cartaya no ha pasado desapercibida y ha sido objeto de una denuncia, de momento, por parte del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), por la clara motivación a la pedofilia que se extrae de los carteles que se pueden ver por varios puntos de la comarca, en la costa occidental de la provincia.

Este organismo de la Junta ha denunciado la campaña al Observatorio andaluz de la publicidad tras recibir el aviso por parte del Movimiento Feminista de la provincia, que la había advertido en varios puntos estratégicos de la zona, con mensajes alusivos, entre otras cosas, a conseguir un bono de 300 euros para consumir en "servicios" del local.

Todo en torno a un conocido local que se encuentra funcionando desde hace varios años al pie de la Nacional 431, entre los municipios de Cartaya y Gibraleón. Allí, cerca de una rotonda para entrar en la autopista, y con una valla que protege de miradas desde la carretera las matrículas de los coches aparcados, sus gestores han decidido tirar del recurso de la vuelta a los colegios para captar clientela, pero el asunto se les puede volver en contra.

La coordinadora del IAM en Huelva, Eva Salazar, ha mostrado su "rechazo absoluto" a esta campaña, señalando que ·aunque no tenemos competencias para regular su actividad, si podemos controlar su publicidad, y es muy importante hacer una llamada a la ciudadanía, especialmente a los hombres, con campañas como estas".

Para Salazar, los hombres, "como principales consumidores, tienen que saber que las mujeres no pueden estar en el mercado como material de consumo y si se hace uso de ellas lo que se fomenta es la trata y la explotación, que eso sí es un delito, además de que muchos estudios demuestran que no existe la prostitución voluntaria sin una situación de vulnerabilidad previa".

"Es una campaña que incita indiscutiblemente a la pedofilia, usando uniformes de niñas en colegios que incitan a eso", ha sentenciado.

Dos carteles distintos

La campaña se basa en dos carteles distintos, con fotos de mujeres con uniformes escolares "con el pecho casi a la vista y las piernas abiertas, mientras que el hombre que sale en la foto está perfectamente vestido, con su corbata y todo". Quien lo explica es Laura Limón, en nombre del Movimiento Feminista de Huelva, que ayer se puso en contacto con el gabinete jurídico del Ayuntamiento de Cartaya.

"Allí, me dijeron que están al tanto del asunto y lo sabe también el concejal de Seguridad, "de cara a saber qué se va a hacer para tomar las medidas pertinentes", sobre todo pendientes de saber la decisión que toma el Observatorio a raíz de la denuncia del IAM.

Limón es contundente: "Se pretende jugar con la pedofilia, intentando normalizar la atracción hacia los cuerpos no adultos, con un chico bien vestido y una chica casi con los pechos al aire", para lamentar que "se ha puesto por todo el pueblo como si fuese una fiesta de colegio, lo que no es admisible, ni siquiera si fuese un instituto, porque también son menores sus alumnos", recordando que "siempre es la mujer la que aparece como objeto".

De esta forma, Limón ha dicho que el Movimiento Feminista estará pendiente del recorrido que tome este tema, con el fin último de que la campaña sea retirada, aunque la fiesta está anunciada, precisamente, para este viernes.

Entre otras reacciones, el PSOE de Cartaya ha pedido al equipo de Gobierno de la localidad que "actúe con contundencia y le exija al club de alterne instalado la retirada inmediata de la publicidad". A juicio de la viceportavoz del Grupo Municipal Socialista, Conso Benítez, "es inadmisible que en pleno siglo XXI y en un municipio avanzado como Cartaya se permita este tipo de publicidad que denigra la imagen de la mujer convirtiéndola en un mero objeto sexual. No podemos permitir este tipo de barbaridades ni que el nombre de Cartaya se relaciones con estos temas y, mucho menos, cuando se usa a mujeres con vestimenta de niñas, por el componente pedófilo que puede tener esta publicidad".

Por eso, "esperemos que con la misma diligencia con la que ha actuado el IAM para denunciar esta publicidad, le pedimos al Ayuntamiento que también actúe exigiendo al local que retire este anuncio publicitario".

Precedente en Cartaya

No es la primera vez que el municipio cartayero se enfrenta a una cuestión como esta, debido a su ubicación estratégica en la costa onubense, además de estar enclavado en un núcleo de pueblos (Cartaya, Lepe, Isla Cristina y Ayamonte), que supera los 80.000 habitantes.

El 19 de junio de 2010, el Ayuntamiento abría un expediente informativo a los clubes de alterne 'Harén' y 'Copas' por la colocación de cientos de carteles de forma indiscriminada en distintos puntos, como los alrededores de los centros educativos y edificios de carácter social.

El consistorio señalaba entonces que se trataba de un asunto que estaba deteriorando la imagen, el buen gusto "y la estética de pueblo andaluz de que goza la localidad", por lo que se comunicó directamente a los propietarios y responsables de la empresa o empresas que gestionan ambos clubes de alterne "el deterioro de la calidad de vida de los ciudadanos de Cartaya" que estaba provocando dicha campaña publicitaria, exigiéndoles por ello la inmediata retirada de todos los carteles.

Los carteles fueron retirados por el Ayuntamiento, imputándose a ambas empresas el coste que supuso para las arcas municipales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha