eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

La petición de un nuevo colegio en Sevilla rompe la cuerda entre familias y administración

La Red de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Rampa) abandona la "mano tendida" ante lo que entiende que son "incumplimientos" reiterados de la Consejería de Educación y el Ayuntamiento sevillano

Las agrupaciones de AMPAs anuncian "movilizaciones de contundente respuesta" ante una reivindicación desatendida después de una década de reclamo de un nuevo centro escolar en el casco histórico

- PUBLICIDAD -
Reinvindicación 'Cole Centro Ya'.

Reinvindicación 'Cole Centro Ya'. JUANMI BAQUERO / SEVILLA

"Se acabó", anuncia la Red de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Rampa). Las familias exigen "resultados" a la administración, después de años reivindicando un nuevo colegio público en el casco histórico de Sevilla por el déficit de plazas en la zona. Que otro centro sea una realidad que complete la oferta educativa. De lo contrario convocarán "movilizaciones de contundente respuesta".

Esta misma semana se han precipitado los acontecimientos que desembocan en el fin de la "mano tendida". Las gestiones para habilitar el antiguo Centro Andaluz de Teatro (CAT) –edificio que pertenece a la Diputación sevillana– llevaban a concretar una reunión el martes entre Delegación Territorial de la Consejería de Educación, el Ayuntamiento hispalense y las agrupaciones de AMPAs, que desconvocaban a su vez la protesta prevista a la espera del resultado. Pero el encuentro no se produjo, extremo que los representantes de padres y madres entienden como una "falta de respeto a la ciudadanía".

La demanda vecinal acumula una década. Año tras año, dice la Rampa, la comunidad educativa sufre el mismo problema que acaba con familias en dificultades para escolarizar a sus hijos en colegios cercanos a sus domicilios. El distrito cuenta sólo con 600 plazas, insuficientes ante la saturación de las plazas ofertadas y la creciente demanda, explica el portavoz, Rafael Ibáñez.

Las AMPA del casco histórico alertan de un déficit con especial incidencia en la zona norte del centro por el desembarco de nuevos residentes. Recuerdan así cómo el Parlamento andaluz solicitó a la Junta de Andalucía la construcción de un nuevo colegio en la zona, actuación prevista en el vigente Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad, además de la ampliación de aulas en otros dos colegios ya en funcionamiento. Medidas, todas, aún por materializar.

La RAMPA solicita la creación de un nuevo colegio público en el centro de Sevilla.

La RAMPA solicita la creación de un nuevo colegio público en el centro de Sevilla. JUANMI BAQUERO / SEVILLA

El "mal menor" de un centro provisional

Las AMPA proponen, como "mal menor" habilitar alguno de los edificios públicos en desuso. Caso de las anteriores instalaciones del CAT en San Luis, el antiguo conservatorio de música de la calle Becas o el edificio que ocupa el Liceo Francés en Torneo por su futuro traslado a la Isla de la Cartuja. El pasado viernes, indica Ibáñez, Educación formulaba como sede "provisional" el Liceo hasta que el nuevo centro sea "definitivamente" construido en El Valle, según prevé el PGOU.

La idea no convence "del todo" a la Rampa, que seguían con la convocatoria firme de una protesta el martes en la Ronda Histórica anulada, a su vez, por la reunión a tres bandas que finalmente tampoco tiene lugar. La asamblea de la Red de AMPAs "con familias afectadas por la escolarización del presente y posteriores cursos académicos" recibía "la noticia por parte del alcalde de Sevilla", Juan Espadas, de las "gestiones" entre Ayuntamiento y Diputación para habilitar el CAT como colegio.

Pero de esto, dicen, tampoco existe confirmación por escrito y ni siquiera era una propuesta considerada en la reunión del pasado viernes entre la Delegación de Educación, el Consistorio hispalense y la Rampa. La resolución del galimatías llega con el nuevo cónclave a tres del martes que daría detalles, fechas y procedimientos sobre el emplazamiento provisional. Aunque la Rampa siquiera recibe "ninguna comunicación" de por qué queda anulada la cita, por lo que hace "una valoración crítica del mal hacer de las administraciones" y anuncia la decisión tomada "sobre las futuras relaciones bilaterales" ante el "nuevo incumplimiento".

"Anunciamos que se acabó. Que dejamos de jugar este papel. Dejamos de diagnosticar, ya deberían conocer la realidad y dejar de manosear datos tóxicos. Dejamos de perseguir una reunión. Dejamos de proponer soluciones. Dejamos de gestionar lo que a las administraciones le compete. Esta lamentable administración no merece este enorme esfuerzo que hemos realizado", subrayan en un comunicado. Por esto, si no hay "resultados", la Rampa anuncia "acciones y movilizaciones no ya de mano tendida, sino de contundente respuesta".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha