eldiario.es

Menú

ARAGÓN

La sanidad pública en Huesca: falta de equipamientos y médicos en los desbordados hospitales de las principales ciudades

Los centros médicos de varias cabeceras de comarca presentan problemas para atender listas de espera de más de un año y de varias horas en los servicios de Urgencias

El Gobierno de Aragón ha diseñado un ambicioso plan para la capital oscense que contempla dos nuevos centros de salud y reformas en San Jorge y Santo Grial

En Jaca, la Plataforma Pro Hospital se ha reunido con Lambán para trasladarle sus reivindicaciones y Barbastro fue uno de los centros con más vacantes de todo Aragón

- PUBLICIDAD -
Acceso a las Urgencias del Hospital San Jorge de Huesca.

Acceso a las Urgencias del Hospital San Jorge de Huesca. Huesca

“Los jóvenes y los profesionales sanitarios no quieren vivir en Huesca y prefieren Zaragoza”. La cita corresponde al consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sebastián Celaya, la pronunció en enero y levantó una enorme polvareda en la capital oscense. Además de como una frase desafortunada en referencia al proceso de traslados abierto en el Hospital San Jorge, con solo 19 peticiones de 102 plazas vacantes, se tomó como un diagnóstico crudo de la sanidad pública en el Alto Aragón por parte de quienes tienen en su mano las soluciones. Seis meses más tarde, siguen existiendo problemas en los centros de Huesca, Jaca y Barbastro pero algunos de ellos van camino de paliarse.

La radiografía de la Sanidad en la capital dio un giro cuando, hace unas pocas semanas, se anunció un ambicioso plan global para construir dos nuevas instalaciones en los barrios de Los Olivos (12.722 habitantes) y el Perpetuo Socorro (6.000) y reformar el centro de salud del Santo Grial y las Urgencias de San Jorge. En este último caso, vienen de antiguo reivindicaciones como el refuerzo de la cirugía vascular y, sobre todo, la necesidad de ampliar la instalación para recibir a los pacientes que necesitan atención urgente. Se estiman en torno a un centenar de atenciones diarias cuando el edificio está preparado para 60. Y unas esperas que pueden superar las tres horas tras pasar por la sala de triaje y antes del acceso a los boxes.

El Hospital San Jorge ha puesto ya en marcha la Unidad de Alergología para atender al resto de la provincia. Mientras celebra su 50 aniversario asentado en el barrio de La Encarnación, en el anexo de San José viven preocupados por el Santo Grial, que en mayo sufrió un desprendimiento de baldosas sin que se produjesen daños personales.

300.000 euros para un vetusto edificio

El Gobierno de Aragón ha previsto un plan de mejora para el centro que acoge un vetusto edificio de cinco plantas inaugurado en 1955 y más preparado para albergar oficinas que consultas médicas. En todo caso, se da por hecho su futuro traslado a otra ubicación. Se contará con un presupuesto de 300.000 euros para mejorar los accesos, instalar un elevador o dar más potencia a la iluminación a la espera de que el proyecto de Los Olivos comience a ser una realidad a partir de 2018, cuando comiencen las obras. El nuevo centro se ha presupuestado en 2,8 millones de euros. Acortar las listas de espera, de más de un año en algunos casos, es el objetivo primordial.

En Jaca, la Plataforma Pro Hospital de la localidad se reunió días atrás en el Edificio Pignatelli con Javier Lambán para trasladarle sus reivindicaciones junto al alcalde jaqués, Juan Manuel Ramón, y la concejala y diputada autonómica Olvido Moratinos. El viernes hicieron lo propio los presidentes comarcales de la Jacetania, Alto Gállego y Sobrarbe con Celaya, quien les trasladó los principales puntos del plan estratégico 2016-2021, La lista de quejas es prolija. Se solicita la adquisición de una tomografía axial computarizada (TAC) para los diagnósticos con rayos X que Celaya garantiza, que se regularicen las guardias localizadas para las urgencias pediátricas o que se tome en consideración abrir una consulta especializada.

El plan menciona de manera explícita la atención a partos de bajo riesgo, la cirugía 24 horas para Urgencias, la interconsulta virtual y la puesta en marcha del plan para tratar a enfermos crónicos y pluripatológicos con la incorporación de los médicos internistas necesarios. Se sigue esperando que se cubra la plaza de radiología -actualmente sigue subiendo un especialista únicamente dos veces al mes y se considera completamente insuficiente- y que no se sufran más situaciones puntuales recurrentes de falta de especialistas al no cubrirse distintos servicios “por falta de programación, voluntad  y coordinación desde el sector sanitario de Huesca”, se asegura desde la Plataforma, que valorará este plan cuando lo haya estudiado detenidamente.

Tensiones entre los agentes sociales

De manera muy clara, en Jaca quieren que Lambán sea el mediador y se posicionan en contra de Sebastián Celaya por “su manera de proceder a lo largo de todo este tiempo en los plazos y en las formas. No entendemos su rechazo al diálogo con la plataforma, ni sus continuas y desafortunadas declaraciones en referencia a la situación del Hospital, al personal sanitario ni su poca consideración con los ciudadanos”. A falta de que se consensúe un plan para la capital de la Jacetania, la situación ha generado continuas tensiones entre la Plataforma y el propio Hospital y entre las diferentes formaciones políticas y los sindicatos. La asistencia sanitaria es un tema recurrente en los plenos municipales.

La circular de un medico interinista, el doctor Alberto de Ríos Romero, con la que el pasado mes de abril hizo un llamamiento para que no ingresasen más enfermos en el centro hasta que la solución no llegue, volvió a poner sobre la mesa una realidad contra la que la Plataforma jaquesa ya ha recopilado más de 16.000 firmas. “Pero si de verdad se quiere desmantelar este hospital (incluyendo la atención al crónico complejo) que sean claros y lo hagan ya, pero no a costa de la salud de los pacientes ni de nuestra salud mental”, reseñaba De Ríos.

Un hospital para cuatro comarcas

Si los servicios públicos en Huesca y Jaca no dan abasto para atender toda la demanda, en Barbastro, donde se cubren asimismo las comarcas de Cinca Medio, Bajo Cinca y Litera, asistieron con alivio a las obras concluidas en abril en el ala izquierda de la cuarta planta para albergar 14 camas más y evitar así el colapso del servicio de Urgencias, que provocaba esperas de más de 10 horas en los pacientes y guardias por encima de las 24 horas entre los sanitarios. Asimismo, hubo que contratar más personal. Barbastro disfrutará en breve de una unidad de hemodiálisis, el hospital de día oncohematológico, la unidad de calidad y diversos espacios para consultas.

No todo son buenas noticias en el Somontano, puesto que a falta de que se cierren las vacantes es uno de los hospitales aragoneses donde más se acusa la falta de médicos especialistas, con 10 de las 46 plazas que se ofertaron sin dueño en el momento de formalizarse la convocatoria. Los centros médicos de Teruel, Alcañiz y Calatayud sufrieron problemas similares y junto al de Barbastro concentraron 37 de las 42 vacantes de todo Aragón.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha