eldiario.es

Menú

Adiós 78, hola 15M

Adiós 78, hola 15M. Es urgente que volvamos a las calles, que haya una respuesta colectiva que impida otra Transición pactada por arriba.

46 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Cataluña es el final del 15M. La crisis catalana es una nueva grieta que se abre en el barco porque la presión del desencanto social es tan grande que revienta por cualquier lado, cuando la taponas por otro. El barco que se hunde es lo que llamamos “Régimen del 78” para identificar su continuidad con el régimen anterior y su paternidad del sistema que nació con la Constitución y hoy agoniza de corrupción, autoritarismo y desigualdad pese a los intentos de las élites extractivas de mantenerlo y mantenerse con vida a toda costa. A nuestra costa.

En 2011, los indignados avisaron del naufragio y desde entonces el orden vigente ha luchado contra su propio hundimiento, hundiendo al 15M con bastante éxito gracias a que cuenta con los más poderosos medios de control de la opinión pública. Pero el barco sigue haciendo aguas. La quiebra territorial ahora en Cataluña es el último síntoma de la quiebra social, política, económica y moral de España. Es más, creo que es la fractura definitiva de un cuerpo que colapsa. El régimen quiere reanimarlo para que siga siendo el mismo viejo país con camisa nueva y los movimientos de protesta quieren dejar que se muera de una vez para que pueda nacer un país nuevo. Un nou país.

Por eso, en muchos sentidos, la rebelión catalana es una nueva manifestación del 15M. Aunque se ha teñido de tintes nacionales y de banderas que a veces no nos dejan ver el bosque, es también un movimiento que ha devuelto la política a la calle y ha hecho que la calle vuelva a la política. El problema -pensamos algunas personas- es el innegable componente nacionalista y excluyente de una parte del independentismo y el liderazgo que se ha dado a políticos y partidos del sistema corrupto que decretó los recortes, el rescate a los bancos y las brutales cargas policiales contra el 15M.

Algunos de los que fueron la vergüenza nacional, ahora son héroes nacionales. De “aturem el parlament” para evitar la entrada de los políticos que no nos representaban, se ha pasado a rodear el parlament para protegerlos y hacerles un pasillo de honor cuando entran. Se les defiende porque se les ataca desde el Estado central, es comprensible, pero hay quienes creemos que ese enfrentamiento entre élites nos ha acabado enfrentando también entre las bases sociales, entre ciudadanos y trabajadores que ahora chocamos por una legalidad y una clase política que ni nos protege ni nos representa realmente.

De esta España nos queremos independizar muchos que no vivimos en Cataluña y vemos horrorizados cómo el régimen ha conseguido utilizar la cuestión nacional para recuperar la credibilidad y la adhesión social perdidas. Por eso más que Adèu Espanya, decimos Adèu 78, porque queremos cambiar todo el país, como explica el manifiesto que han redactado activistas catalanes y catalanas y que muchos ya estamos firmando. Adiós 1978, hola 15M. Es urgente que volvamos a las calles, que haya una respuesta colectiva que impida otro cierre en falso y otra Transición pactada por arriba.

Volem votar. Queremos votar. Todos y todas. Queremos votar un nuevo país con separación de poderes, independencia informativa, control a las élites, redistribución de la riqueza, protección de los desfavorecidos, futuro para los jóvenes, servicios sociales accesibles y públicos, plurinacionalidad y democracia más representativa y participativa en la que decidamos también el modelo de Estado: monarquía o república. Queremos votarlo todo y queremos votarlo ahora.

Que vuelva el 15M para acabar lo que empezó. Es el momento o tendremos que esperar otros 40 años.  

Si quienes disfrutáis de nuestros contenidos, hacéis una aportación al programa, la que sea, podremos seguir haciendo esta radio y este periodismo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha