eldiario.es

Menú

La CUP volverá a votar entre cuatro opciones: dos contemplan investir a Mas

La asamblea de la formación independentista discutirá entre dos propuestas que prevén unas posibles elecciones anticipadas en marzo y dos que apuestan por desbloquear la investidura

- PUBLICIDAD -
La CUP pide la abstención porque cree que las elecciones generales no ayudan a la independencia

La CUP pide la abstención porque cree que las elecciones generales no ayudan a la independencia

La CUP diseña un complejo modelo de votación para decidir si apoya o no la investidura de Artur Mas. Tal y como ha avanzado Nación Digital, el mecanismo que se utilizará en la asamblea de Esparreguera del 27 de diciembre volverá a constar de cuatro opciones de las que dos aceptan la investidura del actual presidente y las otras dos contemplan unas elecciones anticipadas en marzo.

El modelo, que está sujeto a los cambios que pueda hacer el Consell Polític este sábado, se basará en un sistema eliminatorio por rondas. En cada ronda se eliminará la opción menos votada hasta que una de las opciones tenga más del 50% de los votos. Las opciones constan de cuatro bloques, y los bloques de la final se votarán separadamente en una escala del 0 al 5.

A diferencia de la anterior asamblea, la votación estará también abierta a los simpatizantes que se inscriban y los grupos que apoyaron la candidatura el 27-S.

Las opciones

Dos propuestas contemplan investir Mas como presidente. La primera acepta el Consejo de Presidencia a cambio del plan de choque y el inicio de un proceso constituyente. La segunda habla de investir Mas para desbloquear la situación actual, rechazando el plan de choque y la hoja de ruta para la ruptura propuestas por Junts pel Sí.

Las otras dos propuestas asumen la posibilidad de unas elecciones anticipadas en el mes de marzo. Mientras que una propone agotar los plazos para negociar un presidente de consenso, la otra opta por abstenerse en la votación de investidura e instar Junts pel Sí a encontrar otros apoyos parlamentarios.

El camino hacia la asamblea

El 29 de noviembre en la asamblea celebrada en Manresa se decidió seguir negociando una alternativa a Mas hasta después de las Elecciones Generales. Desde entonces, tal como ya había pasado los días anteriores a aquella asamblea, los diferentes sectores dentro de la CUP han emitido comunicados con sendos posicionamientos.

El último lo ha emitido Endavant, una de las organizaciones estratégicas de la izquierda independentista y de la que forma parte la diputada Anna Gabriel.  El comunicado defiende la no investidura de Mas y el rechazo al plan de choque propuesto, que consideran que no tiene suficientes garantías. Sin embargo, denuncian el chantaje ejercido por CDC y que la CUP haya cedido en las negociaciones "hasta el límite de correr el riesgo de desdibujar su proyecto político" y que esto haya dificultad una "estrategia para el conjunto de los Països Catalans".

Este comunicado ve la luz dos días después de que militantes históricos del independentismo -algunos de los cuales antiguos militantes de EPOCA o Terra Lliure o detenidos durante la operación Garzón- hicieran público  un manifiesto en el que pedían un pacto de gobierno entre la CUP y Junts pel Sí. En este sentido, lo más relevante fue  el artículo publicado por el ex diputado de la CUP, David Fernández, en el diario Ara en el que instaba a la formación de la izquierda independentista a ceder "dos votos al proceso junto a un plan de choque real y concreto "y por tanto a invertir Artur Mas.

Por otra parte, hay que tener en cuenta también los comunicados publicados por Pueblo Libre, organización heredera del MDT -la otra organización estratégica de la izquierda independentista-, el de la organización juvenil raíz y el manifiesto "Por un giro a la izquierda "impulsado por activistas de los movimientos sociales. Los primeros planteaban la necesidad de priorizar el proceso de ruptura independentista en las negociaciones. Mientras que el de raíz, que el último año ha visto como se escinde algunas asambleas cercanas a Pueblo Libre, y lo que firmaban activistas como Teresa Forcades, Arcadi Oliveres o Oleguer Presas pedían que no invierten Mas como presidente.

El estado de las negociaciones

Mientras espera que se resuelva este proceso, a lo largo de la campaña ha habido intercambio de opiniones entre Junts pel Sí y la CUP. Homs, candidato de Democràcia i Lliberat,  criticó la izquierda independentista para pedir la abstención y proponía a sus votantes votar opciones independentistas. Por otra parte, el mismo Homs aseguraba este martes que ya había un acuerdo para mantener la escuela concertada en caso de que prosperara el acuerdo de investidura.

Ante estas declaraciones, ayer la CUP emitió  un comunicado denunciando "el uso partidista de la búsqueda del acuerdo [...] que están haciendo algunas formaciones durante la campaña electoral". También han querido alertar de que las informaciones sobre posibles acuerdos concretos, como el de las escuelas concertadas, "son distorsionadas e incluso falsas" y ha mostrado su preocupación "por el contraste de expectativas que se están generando a nivel mediático [...] y la realidad de unas conversaciones en las que es complejo de avanzar ".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha