eldiario.es

Menú

CATALUNYA

Un grupo de militantes de los comuns desoye al partido y rechaza participar en el referéndum

"Además de no ser un referéndum real, degrada el significado de un instrumento democrático", señala el manifiesto

El texto presentado ahora como manifiesto se retiró de la votación de la coordinadora de los comuns del pasado sábado que decidió participar en el 1-O entendiéndolo como una movilización

94 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Los 'comuns' empezarán a caminar este sábado con Domènech postulándose a liderarlo

Imagen de archivo de una reunión de los comuns

Un grupo de militantes de Catalunya en Comú ha impulsado un manifiesto ante el referéndum anunciado el 1 de octubre en el que, contra lo decidido por el partido el pasado sábado, rechaza participar en la votación. Según el texto, no hay que llamar a votar el 1-O porque la convocatoria no reúne las condiciones para ser un referéndum "democrático y efectivo".

Los firmantes del texto se muestran así contrarios a la propuesta de cara al 1-O de la dirección de los comuns, que encabeza Xavier Domènech, y que logró el apoyo mayoritario de las bases, consistente en participar en el 1-O entendiéndolo como una movilización. La propia alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, garantizó que el consistorio facilitará el 1-O "sea lo que sea" la votación.

El texto presentado como manifiesto este sábado se tenía que debatir y votar en la reunión de la coordinadora de Catalunya en Comú del pasado sábado, pero a última hora se retiró ante la victoria del documento de la dirección. Los firmantes, entre los que no se encuentra ninguna primera espada del partido, han decidido, no obstante, hacerlo público. Según explican, retiraron el texto que ahora han difundido "porque compartíamos los aspectos principales del documento aprobado, como considerar que el 1-O 'es una huida hacia adelante del Govern de Junts pel Sí'".

Finalmente, en la coordinadora del pasado sábado solo se sometieron a votación el documento ganador de la dirección, que entiende el 1-O como una movilización en la que participar, y otro que instaba a hacer campaña por la participación de forma "crítica", que cosechó menos apoyos.

El manifiesto difundido este sábado tras retirarse de la votación interna considera que el referéndum anunciado por la Generalitat no tiene las necesarias garantías como una ley reguladora conocida con anticipación, una administración electoral que garantice la igualdad, objetividad o transparencia. Incluso cuestiona el papel de los medios públicos catalanes y cree que no son "respetuosos" con la pluralidad de opciones.

El texto lo han firmado 214 personas entre las que se encuentran el exdiputado de ICV y exnúmero dos de la conselleria de Interior, Joan Boada; el exsecretario general de CCOO y exdiputado de ICV, José Luis López Bulla; y la exconcejal de Barcelona o Eulàlia Vintró.

El manifiesto, titulado 'El 1-O no iremos', considera que Catalunya en Comú "no puede avalar la convocatoria y celebración de una consulta ni ninguna movilización sustitutoria que, además de no ser un referéndum real, degrada el significado de un instrumento democrático".

Afirma además que el referéndum no tiene el reconocimiento internacional porque no reúne las condiciones de la Comisión de Venecia, y que "no interpela a toda la sociedad catalana", sino que es una propuesta unilateral. "La consulta del 1-O no tiene la legalidad, pero tampoco la legitimidad de representar a la mayoría, y en ningún caso será la consulta que quieren las tres cuartas partes de los catalanes", añade.

Según los firmantes, la propuesta de los comuns, además de defender un referéndum efectivo, con garantías y reconocimiento, es conseguir "un estado plurinacional sustentado en la fraternidad de los pueblos y en la capacidad de generar alianzas y tejer complicidades con las fuerzas políticas del Estado y Europa".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha