eldiario.es

Menú

Los observadores concluyen que el referéndum no pudo cumplir los estándares internacionales por el cerco del Estado

"La respuesta del Gobierno español ha tenido el efecto contraproducente de reforzar el resultado" del 1-O, indican los observadores 

Consideran que el uso de la fuerza por parte de la policía "no tiene lugar en democracias consolidadas"

También critican el procedimiento parlamentario por el que los independentistas aprobaron la ley del referéndum

- PUBLICIDAD -
Referendum 1 Octubre a Catalunya. Escola Industrial. Independencia

Votación en la Escuela Industrial de Barcelona ©SANDRA LÁZARO

Los observadores han concluido que el referéndum del 1-O no pudo cumplir los estándares internacionales por el cerco del Estado, que consideran que fue más allá de la actuación policial del domingo y se extendió a la acción del Gobierno y del Tribunal Constitucional en los días previos de la votación.

El equipo de observadores internacionales International Limited Observation Mission (Ilom), liderado por el exembajador holandés Daan Everts, ha publicado un informe preliminar sobre su labor de vigilancia del 1-O. El documento hace hincapié en las "circunstancias adversas" en las que desarrolló el referéndum debido a las cargas y a los desalojos de colegios que llevaron a cabo la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Más allá de las cargas policiales, el motivo fundamental que señalan los observadores como motivo para rechazar la adecuación del 1-O a los estándares internacionales es el "trabajo en el anonimato y sin transparencia de la administración electoral" que debía velar por el 1-O.

A su vez, los observadores consideran que dicha falta de transparencia fue provocada por las "amenazas" y  las multas que el Constitucional, ejerciendo por primera vez su capacidad coercitiva, impuso a los miembros de la Sindicatura Electoral, el ente equivalente a la Junta Electoral Central que el Parlament aprobó para el 1-O.

Con todo, los observadores consideran que, pese a no cumplir los estándares, "la respuesta del Gobierno español ha tenido el efecto contraproducente de reforzar el resultado" del 1-O. "El uso de la fuerza mostrada por la policía española no tiene lugar en democracias consolidadas", subrayan, y destacan que la respuesta del Gobierno central para intentar evitar el referéndum se ha basado en la fuerza.

Los observadores internacionales se dividieron en diez equipos y visitaron 106 centros de votación el pasado domingo: vieron que el registro electrónico falló a primera hora y que se optó por "métodos de verificación propios" hasta que volvió a funcionar.

Críticas a los independentistas

Los observadores también centran una parte de su informe en criticar el procedimiento parlamentario por el que los independentistas aprobaron la ley del referéndum, que provocó la censura de toda la oposición del Parlament, desde Ciutadans a Catalunya Sí Que es Pot.

Concluyen los observadores que la ley del 1-O se aprobó "incumpliendo una serie de buenas prácticas, como la lectura única, el debate limitado, sin consultar el consejo de garantías y con una mayoría simple y no cualificada".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha