eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Periodismo y crowdfunding contra la corrupción

Los editores de Cafè amb Llet logran recaudar más de 15.000 euros en día y medio

Con este dinero van a escribir un libro que denuncie y pruebe la corrupción política en la recortada Sanidad catalana y afrontar una demanda judicial

Albano Dante: "No hemos descubierto un Watergate, simplemente no hemos aceptado la nada y la opacidad por respuesta"

- PUBLICIDAD -
Marta Sibina (izq) y Albano Dante han logrado con sus vídeos y su periodismo sin concesiones financiar en tiempo record una investigación sobre la corrupción política en la sanidad catalana. Imagen: montaje captura de pantalla de YouTube más captura parcial del proyecto de Crowdfuning.

Marta Sibina (izq) y Albano Dante han logrado con sus vídeos y su periodismo sin concesiones financiar en tiempo record una investigación sobre la corrupción política en la sanidad catalana. Imagen: montaje captura de pantalla de YouTube más captura parcial del proyecto de Crowdfuning.

"Hola, ¿podemos seguir aportando para ayudar a financiar vuestros proyectos futuros? Es para saber si seguir dando difusión ;^)". Se lo pregunta un usuario de la plataforma de crowdfunding Verkami a Albano Dante, editor y único periodista a tiempo completo de la revista comarcal catalana Café amb Llet. El motivo es que el proyecto que colgó el pasado miércoles solicitando 10.000 euros llevaba ya recaudados en ese momento más de 14.000, apenas 24 horas después. Un proyecto que nace como un salto adelante frente a una sentencia que les condenó hace tres meses a pagar 10.000 euros por "daños al honor" de un político catalán supuestamente corrupto, una condena que seguramente supone el primer ' efecto Streisand' judicial que logra en horas anular de facto la pena de la misma.

Mientras escribo esto son ya 611 las personas que se han rascado el bolsillo para financiar por su cuenta un proyecto netamente periodístico cuyo nombre, como los buenos titulares, va al grano: ' Artur Mas: ¿dónde está mi dinero?'. ¿Su objetivo? "poner sobre la mesa 30 años de opacidad, connivencia política y corrupción, los verdaderos responsables de la ruina sanitaria actual" en Catalunya, afirman. Pese a las cifras, esta campaña de crowdfunding no es la más exitosa de la historia en España, lo es todavía la de #CowdFundpaRato, que recaudó en Goteo.org 16.000 euros en un día. Sí es, en cambio, el proyecto periodístico de mayor y más rápida aceptación social con dinero de por medio hasta ahora. Y eso que este último año ha sido rico en novedades al respecto.

Hay ejemplos de emprendimientos en periodismo al margen de la industria tradicional que han tenido y están teniendo también mucho éxito, como el imprescindible anuario de “los silencios mediáticos” que edita media.cat, posible gracias al dinero obtenido también en Verkami. O como Vía52, que financia su periodismo de investigación desde Goteo. Hay más. Si te interesa lo andado hasta ahora entre periodismo y crowdfunding en España, este post de Mirentxu Mariño titulado ‘ los periodistas son flotadores, señora’ da buenas claves.

Pero, ¿qué tiene una publicación gratuïta comarcal, dotada de solo dos periodistas -una a media jornada-, para haber marcado este hito, superando incluso experiencias similares de proyectos mucho más grandes? ¿Es por el conflicto político mediante? ¿Porque les citaron antes en The Washington Post que en La Vanguardia? O quizá es el tema. ¿Cuál, la Sanidad y los recortes? ¿La corrupción política? ¿Ambos? La mejor manera de hacerse una idea de todo este affaire que mezcla periodismo independiente y de investigación, poquísimos recursos, muchísimas ganas, y algunos políticos supuestamente corruptos y supuestamente muy sinvergüenzas, es ver este magnífico Storify, que incluye los vídeos imprescindibles del caso. También es buena idea recorrerse la web especial sobre la demanda, donde está agrupada toda la información. También echar un ojo a esta mini-hemeroteca sobre el demandante, el asesor de Artur Mas, Josep Maria Via. O leerse la sentencia comentada por los sentenciados. O contar las firmas de apoyo recibidas por cientos de compañeros periodistas.

Quizá los medios tradicionales que tendrían que haber hecho su trabajo hace mucho que dimitieron de su responsabilidad de servicio público, quizá son ya instituciones. ¿Puede ser que la gente esté ya tan harta de que esas instituciones les fallen que esta es la mejor forma de atizarles? ¿O quizá -¿os imagináis?- estamos ante la primera puerta del implorado modelo de sostenibilidad económica del periodismo?

Son muchas preguntas, así que cogemos el teléfono y hablamos con Albano Dante Fachin, editor de Cafè amb llet y autor del que será el libro 'Artur Mas: ¿dónde está nuestro dinero?'.


ENTREVISTA

Albano Dante: "No hemos descubierto un Watergate, simplemente no aceptamos la nada y la opacidad por respuesta"

Pregunta: Lo primero de todo: ¿ha cambiado tu perspectiva sobre el futuro de esta profesión en estas últimas 24 horas?

Respuesta: Antes de de estas últimas 24 horas pensaba que el periodismo necesita de una comunidad detrás para poder existir. Que un periodista no puede trabajar ni tampoco comer sin ella. Lo que no tenía claro era el "cómo". Esto último sí ha cambiado en este breve tiempo. No obstante optar por el crowdfunding no fue una idea repentina. Nos inspiró mucho que Media.cat lograra el año pasado el doble de lo que pidió para hacer su anuario [' Els silencis mediátics de 2011', los silencios mediáticos de 2011].

Precisamente Media.cat está ahora mismo junto a vosotros en Verkami buscando financiación para su segundo anuario, mucho más ambicioso, visto el éxito del primero. Un éxito que vuestro proyecto ha dejado pequeño en sólo 24 horas.

Hicieron un gran trabajo, Media.cat es uno de los ejemplos que nos inspiraron, pero hay más. Hay muchos proyectos o mucha gente moviéndose y haciendo propuestas muy buenas.

¿Se está usando el derecho al honor -como el derecho de autor o el la ley de protección de datos en otros casos-, para censurar y acallar el periodismo menos complaciente con el poder?

Sí. Si uno ve el análisis que hizo el ex fiscal anticorrupción Jiménez Villarejo sobre la sentencia en que nos condenan a pagar los 10.000 euros, o la que ha hecho el Profesor de Derecho Administrativo de la Universitat de València Andrés Boix, no tiene duda que eso que dices al menos ocurre en nuestro caso. No tiene ni pies ni cabeza. Y es que además ni dimisimulan: Francisco José María, el abogado al que Via ha recurrido para ponernos la demanda, era el secretario del Consorcio de Salud y Social de Cataluña en los consejos de administración que adjudicaron contratos millonarios a Bagó.

¿Crees que ha influido esta demanda en el gran número de apoyo ciudadano que estáis recabando, que la gente la perciba como un ataque al derecho de información y estén reaccionando para salvaguardarlo?

Sí, creo que sí. Pero fíjate: sin demanda no habría habido campaña de crowdfunding. Es decir, si no hubieran pretendido callarnos demandándonos por una cantidad [el demandante pedía 20.000 euros pero el juez lo dejó en la mitad] que para un medio como el nuestro supone el abismo, no nos hubiéramos tenido que ver ante la tesitura de escoger entre rendirnos o arriesgar más hacia adelante. Al necesitar pagar esa multa tuvimos claro que no íbamos a pedir donativos [mucha gente se los ofreció vía twitter y por otros medios], sino que íbamos a pedir el dinero no sólo para pagarla, sino para, a cambio, hacer lo segundo, ir hacia adelante y seguir trabajando e investigando en la misma línea. Es así como planeamos hacer el libro. Y la gente ha reaccionado de una forma increíble.

Es decir, en su intento de ahogaros por la vía económica, el señor Via y su supuesto círculo de protegidos han logrado exactamente lo contrario. Un ' efecto Streisand' de libro, valga la redundancia, aunque esta vez va más allá de las risas en Twitter y se traduce en dinero para seguir en la misma línea. ¿Qué crees que impulsa a vuestros donantes, el afán de conocimiento sobre el caso concreto que abordáis en el libro, un apoyo más amplio al periodismo de investigación independiente o un afán activista motivado por cuestiones ideológicas?

No creo que se pueda responder tajantemente, creo que hay de los tres perfiles. En el primer grupo, aquellos que buscan conocer y entender la realidad, en este caso del funcionamiento de la sanidad pública catalana a nivel administrativo y político, hay bastante gente. Mucho antes de que nos demandaran, nuestros vídeos eran ya vistos por decenas de miles de personas, y eso que eran auténticos tostones de más de 20 minutos en donde simplemente hay un busto parlante aclarando tanta opacidad. Por otro lado, también creo que hay buena parte de personas que sinceramente apoya esto porque está muy harta, harta de que las instituciones, incluida la prensa, les fallen, les fallen tanto. En alguno de nuestros vídeos yo me dirijo directamente a Artur Mas y digo las cosas claras. Doy la cara. Creo que las personas quieren que alguien diga las cosas claras y directamente, básicamente preguntas en busca sincera de respuesta. Gracias a Internet hay muchos medios o grupos de periodistas que están construyendo cada vez mayores comunidades de usuarios gracias a ser eso, directos. Un buen ejemplo aquí en Catalunya es el Setmanari la Directa. Así que sí, también creo que hay gente que si está aportando a esta campaña en parte por apoyar este otro tipo de periodismo que no pueden ver en medios tradicionales como La Vanguardia o El Periódico.

"No podemos supeditar el derecho a la información a la soberanía"

He leído algún comentario de conciudadanos vuestros que no entienden que "ataquéis" al "único" que puede llevaros, a los catalanes, hacia un "estado propio" y pronostican que recibiréis muchos donativos de "españolistas".

Son los mismos que antes de lanzar 'Artur Mas: ¿dónde está mi dinero?' ya nos llamaban quintacolumnistas. Además, es un argumento falaz porque CiU no es el único partido ni Mas el único líder que converge en el proceso. Las CUP también están inmersas en él, y coinciden en algunos puntos con CiU, pero no en otros. Si para la construcción de un Estado tienes que callar a los periodistas y apoyar ciegamente a políticos corruptos, apaga y vámonos. ¿Qué quieren? ¿Proponen que se suspendan los derechos ciudadanos hasta que acabe el proceso, para que nadie moleste? No podemos supeditar el derecho a la información a la soberanía.

Cuéntanos sobre Cafè amb Llet. Cuándo nació la publicación, audiencia, tirada, equipo y cuándo empezaron los problemas.

Abrimos hace 9 años. En nuestra zona, la comarca de La Selva (Girona), no había ningún semanario, tan solo un pequeño medio local repleto de notas de prensa del Ayuntamiento y loas al alcalde. Nos animamos y nos pusimos. Empezamos con 2.000 ejemplares semanales y fuimos creciendo porque en aquella época de burbuja había mucha publicidad [es un medio gratuito]. Empezamos yo y Marta [Sibina] y llegamos a tener otro periodista más y dos comerciales. Ahora estoy solo yo a tiempo completo, ya que Marta trabaja también de enfermera, y me acompaña media jornada una comercial. Tenemos 30.000 lectores mensuales y somos el mensual gratuito más leído de Catalunya, según el 'Baròmetre' de la FUNDACC. Los problemas llegaron con los primeros recortes de la crisis, allá por enero de 2011. En aquél momento nos preguntábamos si de verdad los motivos para recortar eran los que se decían o no. Nos preguntamos si había mala gestión y lo que encontramos fue corrupción y muros, muchos muros para saber. Nosotros no hemos descubierto un Watergate, simplemente lo que hicimos es no aceptar nunca la opacidad, la nada, por respuesta.

¿Qué váis a hacer con el enorme saldo positivo que va más allá de lo que pedíais? Os quedan todavía 38 días de campaña. ¿Os planteáis nuevas investigaciones o nuevos proyectos para difundirlas?

Sí, y de hecho mucha gente nos pregunta lo mismo. Buena parte del dinero irá a producir los libros [cada 15 euros donados equivalen a un libro que recibe el donante, van a 'vender' muchos]. Otra parte va a ir a montar una campaña offline de promoción del libro: cartelería, presentaciones, etc. El objetivo es que este trabajo periodístico llegue a cuanta más gente posible. Y pagar el dinero de la pena que nos imponen, claro. Pero además, viendo que el remanente va a ser bueno, tenemos muy claro en qué invertirlo: en apoyar y apoyarnos en otros proyectos similares. No vamos a repartir el dinero de los donantes entre proyectos dispersos, sino que vamos a hablar, de hecho ya estamos hablando, con bastante gente con proyectos de reportajes, investigaciones y herramientas periodísticas que, todos ellos, complementen de alguna manera lo que ya hacemos, o que nuestro trabajo pueda complementarles a ellos. Por ejemplo, estamos pensando en añadir al libro un anexo de datos muy trabajados, pero para ello hace falta alguien que pueda pasarse horas haciendo periodismo de datos. Pues bien, conocemos ese alguien y ahora en lugar de tener que decirle el típico "oye, nos echas una mano? dinero no hay, claro...", podremos decirle, "oye tenemos 'X' dinero para desentrañar a fondo los papeles de la Sindicatura de Comptes". Además, a raíz del éxito de la campaña, mucha gente nos está empezando a mandar una enorme cantidad de información, y no damos abasto. Entre ella, pero, tenemos una muy interesante, por realmente escandalosa, y muy bien documentada, y que afecta también a la Sanidad. Parte de ese remanente financiará el que podamos trabajar en este asunto también.

Esto no se acaba una vez la hucha llena.

No, desde luego que no.


Autor: otro día nos centraremos ampliamente en las posibilidades del crowdfunding para el periodismo, no todo son campañas, hay más vías, algunas de ellas se pondrán a prueba muy pronto también en España. Esto se mueve.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha