eldiario.es

Menú

Fuset no presidirá la asamblea de presidentes hasta que se debata la convocatoria de un congreso fallero

El presidente de Junta Central Fallera asegura que respeta el que varios presidentes se ausentaran este martes de la asamblea como muestra de protesta por su ausencia.

El también concejal de Cultura Festiva ofrece diálogo y el alcalde de València, Joan Ribó, lo defiende: "Nunca se me ha pasado por la cabeza un posible cese".

- PUBLICIDAD -
El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset

El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset

Las aguas siguen bajando revueltas en el colectivo fallero tras el paréntesis veraniego. Así quedó patente este martes por la noche, en la celebración de la asamblea de presidentes a la que por tercera vez no asistió el presidente de Junta Central Fallera (JCF) y concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset.

Así, tras confirmar su ausencia, el presidente de la Interagrupación de Fallas, Jesús Hernández, tomó la palabra y solicitó su regreso a las asambleas. En su defecto, Hernández pidió la mediación del propio alcalde de València, Joan Ribó, (como presidente nato de JCF) para que Fuset presida de nuevo estas reuniones o bien que delegue sus funciones en otro concejal.

Acto seguido, el presidente de la Interagrupación abandonó la asamblea a modo de protesta, acción a la que se sumaron la mayoría de los presidentes de falla asistentes, salvo 23 que permanecieron en la sala, pero que también exigieron el regreso de Fuset.

El edil, mantiene así  la postura anunciada el pasado mes de junio con el objetivo de despolitizar el contenido de estas reuniones, que algunos dirigentes falleros aprovechaban para hacer oposión al Gobierno municipal.

La decisión fue adoptada tras negarse la Interagrupación de Fallas a reunirse con el alcalde de València, Joan Ribó, para tratar asuntos como la polémica encuesta realizada al mundo fallero.

Congreso fallero

Tras los hechos acaecidos en la asamblea, Fuset ha manifestado este miércoles su "respeto por los cerca de 150 presidentes de un total de 380 fallas que para pedir que regrese a las asambleas recurrieron a ese gesto".

El edil ha añadido que lo valora y considera que "la interagrupacion tambien deberíaa reflexionar y volver al diálogo y la propuesta por encima de la protesta: Hablar calmadamente para acercar posturas siempre será mas útil que fomentar que las asambleas se conviertan en una olla a presión que no beneficia a la fiesta".

Según el presidente de JCF, "el diálogo de estos años es el que ha permitido cosas como el aumento en mas de 100.000 euros en nuevas subvenciones,  y el reciente acuerdo de subida de 21.000€ en premios entre otros; un dialogo que se rompió tristemente cuando la Interagrupación plantó  la invitación del alcalde".

Para Fuset, las asambleas falleras pueden funcionar sin políticos presidiendo pero no sin falleros debatiendo sobre sus propios acuerdos: "Me aparté como concejal de las asambleas para no ser excusa de politización en la fiesta despues de meses de una escalada en que un sector crítico ha exigido de manera reiterada la convocatoria de un congreso".

Por este motivo, ha asegurado que volvera a presidir las asambleas si así lo desea el mundo fallero y para ello es necesario que mantengan su debate y tomen una decisión sobre la convocatoria o no de un congreso fallero: "Sea cual sea su decisión la respetaré y regresaré pero antes es imprescindible despejar cualquier duda sobre la voluntad del colectivo de continuar siendo presididos por un concejal, con sus pros y contras, o un nuevo escenario legítimo de independencia del Ayuntamiento".

En este sentido, "dependencia o independencia es un debate respetable pero yo apoyaré siempre la convivencia; mientras toman sus decisiones continuaré al frente de la gestion festiva y de la JCF como demuestran los últimos anuncios de diálogo sobre el bando y las nuevas ayudas a las fallas para mejorar la convivencia".

Fuset ha asegurado que "las fallas quieren diálogo y yo estoy por ello pero es necesario que la Interagrupación haga de interlocutor, y eso implica sentarse a hablar".

Por su parte, el alcalde de València, Joan Ribó, ha respaldado la decisión de su edil y ha asegurdo que "nunca" se le ha pasado por la cabeza un posible cese.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha