eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

La policía húngara carga contra los refugiados en la frontera con Serbia

Los agentes de seguridad húngaros usaron material antidisturbios contra los refugiados, con más de 100 heridos

Un grupo de refugiados intentó acceder a Hungría rompiendo parte de la valla que los aísla de la Unión Europea, y los rociaron con gas lacrimógeno y cañones de agua

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha afirmado que está "impactado" por cómo está tratanfo Hungría a los migrantes y refugiados

- PUBLICIDAD -
La policía húngara arroja agua a presión contra refugiados en la frontera con Serbia, en el punto de Horgos, el 16 de septiembre de 2015. / Efe.

La policía húngara arroja agua a presión contra refugiados en la frontera con Serbia, en el punto de Horgos, el 16 de septiembre de 2015. / Efe.

La decisión de Hungría de cerrar físicamente su frontera con Serbia ha disparado este miércoles la tensión a las puertas de la Unión Europea. Tras casi dos días en los que las fuerzas húngaras habían cerrado el paso a los refugiados, éstos reclamaron poder pasar y un pequeño grupo intentó romper parte del entarmado fronterizo.  La policía húngara usó gas lacrimógeo, cañones de agua y, finalmente, también cargó físicamente contra los refugiados en el lado serbio. Entre los heridos,  había niños según los corresponsales que estaban en la zona.

Tras el uso de la Policía de gas pimienta y un cañón de agua, algunos refugiados arrojaron objetos a los agentes.

Zoltán Kovács, portavoz del Gobierno húngaro, llegó a asegurar al respecto que "la prensa mundial puede ver que no se trata de refugiados pacíficos. Inmigrantes agresivos y armados han sitiado la frontera húngara", según recoge el portal informativo Origo.

"Libertad!" y "Abran las puertas!" gritaban los refugiados, provenientes en su mayoría de países en conflicto como Siria o Afganistán y cuya meta es llegar a países de Europa Occidental, principalmente Alemania.

La Policía informó de que catorce agentes sufrieron heridas y dos de ellos fueron hospitalizados, pero no dio detalles sobre lesiones entre los refugiados. Según estimaciones de la televisión pública M1, unos 150 inmigrantes sufrieron heridas en el choque con los agentes.

Por su parte, Péter Szijjártó, ministro de Exteriores húngaro, anunció que se había comunicado con su homólogo serbio, Ivica Dacic, a raíz de unos acontecimientos en los que, dijo, "la policía fue atacada brutalmente". "Le he pedido que actúen, ya que el ataque vino de territorio serbio", agregó Szijjártó.

El ministro agregó que este cruce fronterizo permanecerá cerrado al menos por un mes más.

Por parte Serbia anunció el envío de fuerzas policiales para evitar agresiones y para apartar a los refugiados de la valla. "Haremos lo posible para que no haya más incidentes, pero nos gustaría que los colegas húngaros actuaran con menos agresividad hacia los inmigrantes. Entonces sería más fácil controlar la situación", indicó el Ministerio del Interior serbio en un comunicado.

La ONU tacha la actuación de Hungría de "inaceptable"

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha afirmado que está "impactado" sobre cómo están siendo tratados grupos de emigrantes en países como en Hungría y dijo que la situación "no es aceptable".

"Puede que algunos países tengan problemas nacionales, todos los tienen", pero "debemos ser compasivos con la gente que está huyendo de la guerra y de la persecución", afirmó Ban en una rueda de prensa en la sede de Naciones Unidas.

El secretario general de la ONU respondió así al ser consultado sobre informaciones que indican que hoy la policía de Hungría estaba reprimiendo con métodos antidisturbios a un grupo de refugiados que trató de cruzar la frontera desde Serbia.

La policía húngara arresta a un refugiado durante los disturbios junto a la frontera húngara cerca de Horgos al norte de Serbia, 16 de septiembre de 2015. /EFE

La policía húngara arresta a un refugiado durante los disturbios junto a la frontera húngara cerca de Horgos al norte de Serbia, 16 de septiembre de 2015. /EFE

"Quedé impactado al ver cómo estos migrantes están siendo tratados. No es aceptable", afirmó Ban Ki-moon.

Ante el cierre de la ruta húngara, los refugiados han comenzado a dirigirse hacia Croacia, en una nueva ruta para llegar a Alemania. Croacia y Eslovenia se han manifestado dispuestos a habilitar corredores para que los exiliados puedan cruzar sus territorios y llegar a Austria y luego a Alemania, el destino preferido de la mayoría de ellos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha