eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El programa contra el paro juvenil del Gobierno apenas ofrece puestos de trabajo

Un informe señala que solo el 30% de las ofertas de la Garantía Juvenil a los jóvenes inscritos en España son para trabajar frente al 70% de la media europea

Alerta de que la población juvenil más vulnerable tiene mas dificultades para acceder a los programas de empleo joven

50 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Casi el 80 % de jóvenes vulnerables tiene problemas en el acceso a la Garantía Juvenil

Los jóvenes vulnerables tienen más dificultades para acceder a la Garantía Juvenil. EFE

España ha batido récords en paro juvenil. Hace tres años, el Gobierno adoptó el llamado sistema de Garantía Juvenil para tratar de atajarlo: los jóvenes inscritos debían de recibir una oferta de empleo o formación en no más de cuatro meses. Su funcionamiento, no obstante, ha estado rodeado de críticas sobre su eficacia.

Ahora, un informe de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en España (EAPN) muestra que solo el 30% de las ofertas que reciben los jóvenes inscritos son para trabajar. Se trata de un dato muy alejado de la media europea, donde hasta el 70% de las ofertas implica un contrato de trabajo. La organización denuncia, además, que la gente joven más vulnerable es la que precisamente más dificultad de acceso tiene al sistema de Garantía Juvenil.

El programa, que se ha desarrollado en casi todos los países de la Unión Europea, tiene como objetivo a la población joven que no estudia ni trabaja. El estudio recuerda que España es el sexto país de la UE con más tasa de jóvenes en esta situación, por detrás de Bulgaria, Rumanía, Grecia, Italia y Croacia. Entre julio de 2014 y febrero de 2017, 446.064 jóvenes han accedido en España a este sistema y actualmente hay algo más de 600.000 inscritos.

¿Qué obtienen? El compromiso de la Garantía Juvenil es el de ofrecer una oferta de empleo o formación en no más de cuatro meses. El análisis que hace la organización de los resultados muestra que esas ofertas son más de formación que de empleo. El 53,2% son ofertas de educación o formación, frente al 12% de media en Europa. Por contra, las ofertas para trabajar ascienden al 31%, mientras en Europa la media es del 70%. El informe señala, además, que no hay información disponible para saber cuál es la calidad del empleo que se ofrece.

La memoria del Consejo Económico y Social (CES) de 2016 ya advertía de la falta de evaluación de la Garantía Juvenil y cuestionaba sus resultados. "El Sistema Nacional de Garantía Juvenil no ha tenido los resultados esperados y resalta como causa la precipitación en su puesta en marcha", dice el texto, publicado hace unas semanas.

El organismo destacaba que en el último año la tasa de empleo de los jóvenes solo ha mejorado en 0,3 puntos, frente a los 0,7 de la media europea. En cuanto al paro, bajó en 2 puntos, mientras que la media europea fue de 5,7 puntos.

La propia Comisión Europea decía hace unos meses que la Garantía Juvenil solo había llegado al 27% de potenciales beneficiarios. Las organizaciones juveniles europeas apuntaban algunas de las causas: falta de voluntad política para concretar acciones, trabas burocráticas y los requisitos de inscripción.

El mal funcionamiento de la Garantía Juvenil hizo que a finales de 2016 varias comunidades autónomas protestaran  para exigir cambios en su diseño y en los criterios de acceso. Las críticas de comunidades y sindicatos hicieron que el Gobierno aprobara algunas modificaciones para tratar de llegar a más jóvenes. Los datos del Ejecutivo mostraban que solo el 20% de los inscritos en este sistema había encontrado un empleo.

Los más vulnerables lo tienen más difícil

EAPN alerta también de diferencias de género: más hombres que mujeres jóvenes llegan a la Garantía Juvenil. Concretamente, el 58,6% de inscritos son chicos y el 41,4%, chicas. Esto a pesar de que en los últimos años la reducción del paro ha sido más intensa entre los hombres que entre las mujeres, también en las franjas de edad más jóvenes. La organización cree que hay que tener en cuenta otros factores, como las dificultades que tienen las chicas con responsabilidades familiares tempranas o la segregación que existe entre chicos y chicas a la hora de seleccionar cursos de formación.

El informe señala que la población juvenil vulnerable lo tiene más difícil para acceder a estos programas. Hasta el 79% de jóvenes en exclusión social dice tener dificultades para beneficiarse de la Garantía Juvenil. Las dificultades vienen sobre todo del desconocimiento del programa, de sus requisitos, o de la forma de llegar a él, pero también de una falta de "esfuerzos activos" para llegar a estos jóvenes.

El presidente de EAPN España, Carlos Susías, destaca que los datos ponen de manifiesto la necesidad de mejorar el acceso de la juventud más vulnerable a los programas de empleo "como herramienta imprescindible para salir de la exclusión social". La organización defiende que hacen falta criterios y procedimientos claros para identificar a este colectivo y poder darle una atención adecuada y una formación adaptada a sus necesidades.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha