eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno sube pensiones un 1% y anuncia una reforma del sistema

  • El Gobierno rehusa decir si actualizará las pensiones con el IPC de noviembre
  • El sueldo de los funcionarios se congelará por tercer año seguido.
  • Por primera vez hará falta recurrir al Fondo de Reserva para pagar las pensiones.
  • El Ejecutivo prevé una tasa de paro en 2013 del 24,3%, similar a la de este año.

22 Comentarios

- PUBLICIDAD -

El Gobierno subirá las pensiones en 2013, pero lo hará tan sólo un 1%, y sin concretar si las revalorizará en línea con la inflación de noviembre, tal y como suede suceder. El IPC de agosto se situó en el 2,7%, pero todas las previsiones señalan que en noviembre podría quedar en torno al 3%. De no actualizarlas, supondría una pérdida de poder adquisitivo para los pensionistas.

En los últimos dos años, las pensiones arrastran una congelación (la primera de la democracia, en 2011) y otra subida de tan sólo el 1% (en 2012), lo que supone una pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas.

Por otro lado, el Gobierno utilizará por primera vez el Fondo de Reserva, la llamada hucha de las pensiones, que ahora mismo cuenta con cerca de 65.000 millones de euros y que se ha alimentado durante años del excedente de las cotizaciones, impulsadas especialmente por el alto ritmo de afiliación femenina de la última década. Ahora tendrá que echar mano de ese dinero para hacer frente al pago de las pensiones: la destrucción de empleo ha hecho que las cotizaciones sociales ya no sean suficientes para cubrir el coste de estas prestaciones.

Aunque es la primera vez que esto sucede, la Ley ya marca cuál es el máximo anual que el Gobierno puede sacar del Fondo de Reserva, y eso hará, emplear 3.063 millones, el tope permitido. El Ejecutivo ha allanado el camino durante meses: en varias ocasiones, el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ha tratado de quitar dramatismo al hecho de que se acuda al Fondo de Reserva aunque se haría como "último recurso". Los sindicatos también advirtieron hace poco sobre el uso de la hucha de las pensiones para hacer frente a los pagos.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha anunciado, además, que el Gobierno llevará a la comisión del Pacto de Toledo (encargada de las pensiones) una propuesta para limitar la jubilación anticipada y la jubilación parcial con el objetivo de acercar la edad real de jubilación a la edad legal. También para analizar el llamado factor de sostenibilidad, que se incluyó en la última reforma de las pensiones y que implica la revisión de la edad de jubilación en función de diversas variables, por ejemplo, demográficas. Guindos ha asegurado que el Gobierno "tomará medidas al respecto", es decir, que se avecina una nueva reforma del sistema de pensiones.

Por otro lado, el Gobierno ha postergado la bajada de las cotizaciones empresariales que había anunciado hace unas semanas y que es una de las reivindicaciones tradicionales de la patronal. Finalmente la bajada del 1% en 2013 y otro 1% en 2014 tendrá que esperar.

Reducir el déficit a toda costa

Tanto la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, como el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el de Economía, Luis de Guindos, han insistido en el compromiso del Gobierno con la consolidación fiscal y el objetivo de déficit, que tendrá que ajustarse al 4,5% en 2013.

La mayor parte del ajuste de las cuentas del año próximo se hace por la vía del gasto: el 60% del ajuste procede del recorte de los gastos, mientras que el 40% restantes viene del aumento de ingresos. Saénz de Santamaría ha anunciado 43 nuevas leyes en los próximos meses para profundizar en las reformas, como la del mercado de trabajo, de las administraciones públicas o de liberalización de varios sectores.

Habrá novedades en los impuestos. El Gobierno crea un nuevo tributo para los premios de lotería, que se gravarán un 20% si superan los 2.500 euros (hasta ahora, exentos de impuestos). Se mantiene el impuesto de patrimonio, que recaudan las comunidades autónomas, faltas de ingresos.

Los gastos de los ministerios se reducen un 8,9%, por debajo de los 40.000 millones. Sólo suben las partidas de becas, pago de la deuda y pensiones, aunque estás crecerán sólo un 1%, por debajo del coste de la vida, lo que implicará una pérdida de poder adquisitivo.

El sueldo de los funcionarios quedará congelado por tercer año consecutivo y no habrá oferta pública de empleo, salvo en algunos colectivos, donde la tasa de reposición podrá llegar hasta el 10% (es decir, de cada diez bajas se cubrirá una)

El Ejecutivo prevé una tasa de paro del 24,3% para el año próximo, similar a la de este año, y una destrucción de empleo del 0,2%, es decir, aún no se crearán puestos de trabajo netos en 2013. Mantiene también la previsión de caída del PIB cercana al 0,5%. Los intereses de la deuda crecerán en 10.000 millones de euros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha