eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Los instaladores de Movistar desconvocan la huelga tras un acuerdo "satisfactorio" con las contratas

En la región hay 200 y protestaban por la ‘selva laboral’ de subcontratas, pluses y falsos autónomos

Hay trabajadores y sindicatos (AST y CGT) que no están conformes y siguen con la protesta

UGT y CCOO han llegado a un compromiso para regular las condiciones, aplicar convenios y mantener empleo

- PUBLICIDAD -
Manifestantes atraviesan la Gran Vía de Madrid contra las malas condiciones de la subcontratación de Telefónica \ Foto: A. Navarro

Manifestación nacional celebrada hace un mes en Madrid.

No sin cierta división de opiniones, los técnicos extremeños de teléfonos, que trabajan instalando o reparando para Movistar/Telefónica, han decidido desconvocar la huelga planteada para ayer y hoy, después de que a escala nacional los sindicatos CCOO y UGT llegaran a un acuerdo con las 10 grandes contratas para las que trabajan.

Dos pequeños sindicatos, AST y CGT, reniegan del acuerdo y mantienen las protestas, así como trabajadores no afiliados.

En Extremadura el conflicto se limitaba a la provincia de Cáceres, a la contratista Lyteica, cuyos trabajadores hicieron el lunes una asamblea para ver si se sumaban al preacuerdo nacional, y decidieron que sí.

En Badajoz la plantilla de la contratista provincial, Abentel, acordó en su día y desde el principio no secundar la huelga.

Como explicaba días atrás el secretario regional de la federación de industria de CCOO, Saturnino Lagar, este campo laboral era una verdadera selva en la que además de la gran empresa matriz Movistar, que delegaba el trabajo en contratas provinciales, éstas a su vez tenían dos o tres subcontratas, con empleados en condiciones diferentes, y a su vez entre éstos los había en plantilla o autónomos; la cadena de contratación acababa en condiciones como las de percibir 800 euros al mes con casi diez horas diarias de trabajo y además haciendo guardias en fin de semana.

10% más de primas

Este acuerdo entra en vigor de forma retroactiva desde el 1 de mayo y supone para los trabajadores de las contratas y subcontratas de Telefónica un incremento del 10% en la remuneración variable por producción, conocida como ‘punto baremo’.

Además, los trabajos a realizar durante los fines de semana se realizarán únicamente de forma excepcional y siempre justificada.

El acuerdo alcanzado por los dos grandes sindicatos con las 10 grandes contratas nacionales (entre ellas Lyteica y Abentel) compromete a las empresas según Lagar a regular las condiciones laborales, respetar los convenios provinciales del metal, garantizar el mantenimiento del empleo y otorgar a los comités de empresa la capacidad de incidir en la contratación, entre otros aspectos.

Se ha pactado constituir una comisión paritaria que “no solo velará por que se cumpla lo consensuado e interpretará lo acordado, si no que seguirá regulando a partir de ahora las cuestiones que han quedado pendientes”.Cuando sea necesario, “los sindicatos firmantes del acuerdo sentarán a las empresas del sector para tratar de controlar la cadena de subcontratación, abordar los efectos que la precariedad tiene sobre la salud y la seguridad de los trabajadores y cuestiones específicas del sector”.

CCOO dice estar satisfecha de haber llegado a ello tras la presión “tan fuerte” ejercida por los trabajadores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha