eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

La bandera multicolor se izó

La ley de libertad sexual, aprobada en la Asamblea con el mayor apoyo político y social de la legislatura

Abrazos y lágrimas entre los activistas LGTBI: “se ha hecho justicia”

- PUBLICIDAD -
LGTBI, Extremadura

Euforia tras la aprobación de la Ley LGTBI de Extremadura / Susana Sauceda

Aplausos, emociones, risas nerviosas. Miradas cómplices en mitad de la tribuna de la Asamblea de Extremadura… y por fin llegó el momento. La primera ley de libertad sexual de Extremadura se aprobó este jueves en la Asamblea por unanimidad, con el apoyo de todos los parlamentarios y la emoción de más de medio centenar de activistas agolpados en los asientos de invitados de la Cámara legislativa. Otros tantos aplaudían desde una sala contigua habilitada.

La bandera multicolor se izó en el palco de invitados, bajo la euforia de decenas de activistas. Entusiamo, lágimas y satisfacción. Un momento que definían como histórico, porque para ellos la ley supone un reconocimiento a la visibilidad de lesbianas, gais, bisexuales, trans y bisexuales frente a los armarios.

Había miembros de Fundación Triángulo, Aleas-IU o Extremadura Entiende, con representación de todas las edades, desde personas muy jóvenes hasta las veteranas. Este último papel les tocó jugar a Paulina y Encarnita, de 65 y 63 años, que fueron sin duda las madrinas de este momento.

Esta pareja de extremeñas, que abandonaron su tierra hace décadas para vivir su relación de pareja en libertad, alejadas de las ataduras sociales, ocupaban el palco conmovidas. Pero tranquilas y con entereza, se habían preparado previamente para vivir este momento de euforia --también confesaban en voz baja que se habían tomado una tila antes de entrar en el Hemiciclo--.

“No nos imaginábamos que íbamos a vivir este momento”, según destacaban. Tras ocultar su historia ante vecinos, familiares o amigos, volvían a su tierra con la cabeza bien alta. A disfrutar del momento.

"No queremos a más gente dentro del armario"

Emoción también entre Víctor Casco, el diputado de IU Extremadura. Para este cacereño no era un día cualquiera, porque ha trabajado intensamente con el resto de colectivos LGTBI para que la norma siguiera adelante.

Le unen razones emocionales. Víctor contempló la aprobación de la ley desde el mismo lugar en el que hace un año salió del armario públicamente. De hecho reconoció su orientación sexual en un pleno de la Asamblea, como el de este jueves, con motivo de una de sus intervenciones. “Es una ley para que nadie más tenga que salir del armario, porque está hecha para que nadie esté más dentro del armario”, según ha transmitido a este diario.

Otro de los asistentes a este momento ha sido David Holguín, activista LGTBI y socialista, que destacaba con una gran sonrisa que la nueva ley supone una apuesta por la igualdad. Indica el matrimonio homosexual les aportó una igualdad legal a las personas LGTBI, y ahora esta ley es un paso más hacia la igualdad social.

“Un pasito más dentro de nuestras reivindicaciones. Hacia adelante. Ha sido sorprendente que su tramitación fuera tan rápida, y esto es un símbolo del trabajo y la implicación de los colectivos LGTBI. Hemos conseguido convencer”, según destacaba.

Entre el palco, los motivos para estar felices eran muchos. Para el colectivo supone una norma que les otorga derechos, como la reproducción asistida a mujeres lesbianas y bisexuales, o una atención integral a personas transgénero. Y porque normaliza la diversidad de las   familias, entre otras cuestiones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha