eldiario.es

Menú

GALICIA

Feijóo ruega al Apóstol Santiago por la unidad de España en nombre del rey

El presidente de la Xunta ejerce como "delegado regio" en la "invocación" en la catedral de Santiago y asegura "seguir contando con la intercesión" del santo para abordar "problemas" como la crisis o la estructura territorial del Estado

25 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Feijóo, durante la ofrenda en la Catedral de Santiago

Feijóo, durante la ofrenda en la Catedral de Santiago Arzobispado de Santiago

La agenda pública del presidente de la Xunta en este 25 de julio, Día Nacional de Galicia, tiene este 2017 dos citas y ambas implican misas. La que ocupa mayor número de horas es el ejercicio como delegado del rey en la ofrenda al Apóstol Santiago en la catedral compostelana, a la que ha llegado tras representar al jefe del Estado en un acto militar en la Praza do Obradoiro. Ya en el templo, donde fue recibido por el arzobispo, Julián Barrio, Alberto Núñez Feijóo ha pronunciado una "invocación" en la que ha rogado ante el altar mayor de la basílica por la "unidad" de España.

Desde un llamamiento a resaltar la importancia de que un presidente de comunidad autónoma sea el elegido por Felipe VI para esta labor, Feijóo ha señalado que en este evento religioso no expresa solo el sentimiento del rey, sino que también "se trata de traer ante el patrón de España innumerables ofrendas anónimas" que parten del "respeto" a la "tradición" del Apóstol, en torno al que "crece la conciencia europea" y el Camino de Santiago como "primer parlamento que tuvo Europa", dijo.

Con este telón de fondo el discurso del jefe del Gobierno gallego ha elevado plegarias ligadas a asuntos políticos como la "política prudente y eficaz de acogida" de los "refugiados que huyen de diferentes infiernos terrenales y han de ser tratados con generosidad" o el terrorismo, que "aunque se enmascare de forma falaz en ideas religiosas o en la defensa de tesis nacionalistas", tiene el "odio al diálogo" como "única base". Feijóo contrapone este escenario con el de la España que "ha ido creciendo" en torno "al patronazgo de Santiago" como "sinónimo de libertad, paz y convivencia". "Son innumerables los motivos para sentir el legítimo orgullo de pertenecer a una nación sin cuyo concurso la historia estaría incompleta".

Como en la entrega de las Medallas de Galicia, en la jornada del 24 de julio, el discurso del presidente ha estado lleno de menciones implícitas al soberanismo catalán. Así, Feijóo ha pedido al santo "voluntad y decisión" para que la "obra" de España "no se malogre por culpa de egoísmos, insolidaridades o frivolidades" y para esto, "la razón ha de estar apoyada por la ley y la ley, por la razón".

La crisis económica o la violencia machista han sido otros de los "problemas, conflictos y desesperanzas" para los que Feijóo ha dicho "seguir contando con la intercesión del Apóstol". "El delegado regio quiere representar a ciudadanos libres que anhelan un futuro en libertad para aquellos que vendrán después de nosotros", concluyó una intervención que ha sido respondida por el arzobispo de Santiago con una homilía en la que ha llamado a "no olvidar el legado de nuestra historia", a "no construir lo propio sin velar por el prójimo" y ha instado a "recuperar la centralidad de la dimensión religiosa en la vida".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha