eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Trump elimina el programa que protegía de la deportación a 800.000 jóvenes inmigrantes

La suspensión del programa DACA se hará efectiva dentro de seis meses para forzar al Congreso a encontrar una alternativa

DACA fue aprobado por Obama en 2012 y gracias a él unos 800.000 jóvenes sin papeles, que llegaron al país siendo menores, han evitado la deportación

- PUBLICIDAD -
Activistas protestan contra de la eliminación del programa migratorio DACA en los alrededores de la torre Trump.

Activistas protestan contra de la eliminación del programa migratorio DACA en los alrededores de la torre Trump. @CosechaMovement

El Gobierno del presidente Donald Trump anunció este martes el fin del plan conocido como DACA, promulgado por Barack Obama y que ha protegido de la deportación a 800.000 jóvenes migrantes sin papeles, aunque la suspensión se hará efectiva dentro de seis meses para forzar al Congreso a encontrar una alternativa.

"Estoy aquí para anunciar que el programa DACA promulgado por la Administración de Obama va a ser rescindido", anunció en una rueda de prensa el fiscal general, Jeff Sessions, uno de los miembros del Ejecutivo con posiciones más duras en inmigración.

El fiscal general apuntó que es "compasivo" acabar con el plan: "Lo compasivo es acabar con esta anarquía, implementar nuestras leyes y, si el Congreso elige hacer cambios en nuestras leyes, hacer eso a través del proceso establecido", señaló Sessions en una rueda de prensa en el Departamento de Justicia. "No podemos admitir a todos los que nos gustaría. Es así de simple", ha sentenciado.

Sessions hizo alusión así a la promesa que hizo el presidente Trump, para abordar con "corazón" el tema del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, en inglés), un plan que, durante la campaña presidencial de 2016, prometió anular nada más llegar a la Casa Blanca.

Este mates, Trump ha vuelto a repetir esta promesa en un comunicado: "Como he dicho antes, resolveremos el tema de DACA con corazón y compasión, pero a través del proceso democrático legal, mientras al mismo tiempo nos aseguramos de que cualquier reforma migratoria que adoptamos ofrece beneficios duraderos para todos los ciudadanos estadounidenses".

La secretaria de Seguridad Interior en funciones, Elaine Duke, ha añadido en un comunicado que será una retirada "ordenada" de las actuales medidas. El Gobierno de Trump no aceptará ninguna nueva petición de dreamers desde este martes, pero no tocará a beneficiarios previos al 5 de marzo y permitirá la renovación de ciertos permisos hasta el 5 de octubre, recoge Europa Press.

Plan migratorio del mandato Obama

El programa DACA fue promulgado por una orden ejecutiva del entonces presidente Barack Obama en 2012 y gracias a él unos 800.000 jóvenes sin papeles –los llamados "soñadores"– han podido frenar su expulsión del país, obtener un permiso temporal de trabajo y, en algunos estados, una licencia de conducir. Tres cuartas partes de los beneficiarios del programa tienen nacionalidad mexicana.

Para acceder a los beneficios de DACA y evitar la deportación, los jóvenes indocumentados tuvieron que probar que habían llegado a EEUU antes de los 16 años, en muchos casos siendo niños y junto a sus padres, que no tenían antecedentes penales y que estaban estudiando en el instituto o en la universidad.

Según un estudio del Center for American Progress, la eliminación de DACA desembocará en la deportación de 685.000 trabajadores, lo que provocará una pérdida de más de 460.300 millones de dólares para el producto interior bruto (PIB) de EEUU en la próxima década.

Varios republicanos, entre ellos el presidente de la Cámara de Representantes del Congreso, Paul Ryan, numerosos demócratas, líderes empresariales y activistas habían urgido a Trump a mantener DACA.

El senador John McCain ha compartido en Twitter un breve comunicado de rechazo a la medida tomada por la administración Trump, un "acercamiento equivocado a la política migratoria". McCain ha afirmado que considera que estos jóvenes "no deben ser obligadors a retornas a un país que no conocen".

El senador demócrata y exaspirante presidencial Bernie Sanders también ha condenado la medida en su cuenta de Twitter: "Estados Unidos es más fuerte cuando nos unimos y rechazamos la xenofobia. El Congreso debe proteger permanentemente a los soñadores y rechazar la intolerancia de Trump".

Protestas contra la decisión de Trump

Activistas y colectivos de migrantes y contrarios a las políticas migratorias de Donald Trump están protagonizando protestas contra la decisión de este martes. En los alrededores de la Torre Trump en Nueva York, algunos manifestantes han cortado la Quinta Avenida con una sentada y los congregados claman contra la decisión presidencial al grito de "Sí se puede".

Según publica el colectivo 'Movimiento Cosecha' a través de Twitter, varias personas han sido detenidas en las protestas alrededor de la famosa torre del magnate. En redes sociales, el movimiento está compartiendo imágenes de la concentración y de algunos de los afectados por la medida, acompañadas con los hashtags #DefendDACA #Somos11Millones y #SinDACASinMiedo.

Las inmediaciones de la Casa Blanca también están siendo testigos de las protestas, así como otras ciudades del país.

Triunfo de los apoyos más radicales de Trump

En el extremo opuesto, el legislador republicano Steve King, conocido por su oposición frontal a la inmigración irregular, urgió también en Twitter al mandatario a terminar con DACA de manera inmediata, sin ninguna demora de seis meses.

Poner fin a DACA fue una de las promesas de campaña de Trump y sus seguidores más radicales apoyan el fin de ese programa, al igual que miembros destacados de su gabinete como el fiscal general.

Trump puede acabar con DACA mediante una orden ejecutiva, el mismo mecanismo que Obama usó para promulgar el plan en 2012 con carácter temporal, pues el Congreso es el único que tiene capacidad para aprobar leyes y cambiar el sistema migratorio de Estados Unidos.

Durante la campaña electoral, Trump prometió que acabaría con DACA, aunque posteriormente, ya desde la Casa Blanca, reconoció que ese era "uno de los temas más difíciles" a los que tenía que hacer frente durante su Presidencia y aseguró que lo encararía "con corazón".

El multimillonario presidente ha recibido una gran presión para acabar con DACA por parte de fiscales generales de diez estados conservadores, encabezados por Texas y que amenazaron con interponer antes de este martes, 5 de septiembre, una demanda contra el Gobierno si no deroga el programa.

El fiscal general de Tennessee, el republicano Herbert Slatery, formaba parte del grupo que había amenazado a Trump, pero la semana pasada anunció que se retiraba debido a que considera que hay "un elemento humano" en DACA que debería tenerse en cuenta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha