eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Juegoreviews Juegoreviews

Análisis This War of Mine, el lado más devastador de la guerra

11 bit studios y Deep Silver nos traen un juego independiente en el que nos muestra el lado más crudo de la guerra, donde los civiles son los tristes protagonistas, y en el que lo más importante es salir adelante.

- PUBLICIDAD -
This War of Mine

Los videojuegos han sufrido una inmensa evolución desde sus inicios. Los muñequitos pixelados que sólo podían avanzar en una dirección han dado paso a personajes detallados que pueden explorar cualquier rincón de mundos abiertos. Los juegos sin trama se han convertido en historias profundas y sorprendentes que no tienen nada que envidiar a las grandes producciones de Hollywood. La innovación está a la orden del día, ya sea en cuanto a historias, personajes, géneros de juego o escenarios.

Por ello no es de extrañar que los desarrolladores de videojuegos también innoven e investiguen nuevos puntos de vista, nuevas formas de enfocar los videojuegos de siempre. This War of Mine es un claro ejemplo de este intento. Se trata de un videojuego ambientado en la guerra, pero centrado en los civiles que sufren el conflicto, al contrario del resto de títulos bélicos en los que controlamos a soldados sin miedo, que no dudan en arriesgarse y van armados hasta los dientes.

This War of Mine es un juego independiente que utiliza esta vuelta de tuerca para ofrecer un juego sin grandes expectativas, pero muy entretenido y con un acabado artístico impresionante. El título, disponible para PC, Mac y Linux, ha sido desarrollado por 11 bit studios y distribuido por Deep Silver, y hace apenas cinco días que salió a la venta.

En la guerra moderna morirás como un perro sin ningún motivo

Con esta cita de Hemingway arranca This War of Mine. El juego no tiene una trama fija, pero desde el primer instante entiendes la clase de universo en el que te desenvuelves. Una gran guerra ha arrasado una ciudad desconocida. Las Naciones Unidas aseguran que pronto enviarán refuerzos para pacificar la zona, pero eso nunca ocurre. No hace falta saber quién lucha, ni qué ciudad ha sido condenada a la ruina. Tan solo importa sobrevivir.

Al iniciar la partida se nos presenta a tres personajes al azar. Unas veces serán tres hombres, otras dos hombres y una mujer. Sus nombres no importan, tan solo son civiles que luchan por sobrevivir al conflicto y que viven juntos en un refugio derruido. No tienen comida, ni agua, algunos están heridos o enfermos, y lo único que tienen a sus disposición son escombros y basura.

Cada uno de estos personajes tiene una habilidad. El primero puede correr más rápido que el resto. El segundo es un buen cocinero. El tercero es bueno buscando entre la basura. No hay habilidades centradas en la lucha o la resistencia, ya que no harán falta en este juego. El objetivo no es vencer enemigos o destruir una gran amenaza, sino sobrevivir como sea, y para ello deben conseguir comida, agua y calor.

Durante el día, cuando hay luz en el exterior, los civiles son más vulnerables a recibir un disparo o interponerse en el camino de alguien que no debían. Es por las noches cuando pueden salir del refugio e ir en busca de suministros. Por ello, el juego se desarrolla en estas dos partes del día.

This War of Mine

Mientras hay sol, nuestros tres personajes permanecen en casa, rebuscando entre los escombros e intentando desbloquear las habitaciones que permanecen cerradas. En el refugio tan solo tienen una nevera, una silla, un botiquín vacío y una mesa de trabajo. Al empezar el juego deberán encontrar objetos y piezas para construir muebles que mejoren su calidad de vida. Lo que necesitan es construir bienes de primera necesidad, como una cama donde dormir, una estufa donde calentarse o herramientas para filtrar el agua de lluvia que se cuela por el tejado. Sin embargo, en casa no disponen de casi nada y deben buscarlo fuera.

Por la noche, uno de los civiles sale de casa para buscar suministros. Tú decides a quien controlarás, en función de a dónde te dirijas. Si quieres ir a un vertedero lo mejor será llevar al que se le da bien buscar entre la basura. Si por el contrario vas a colarte en una casa, lo mejor será que lleves al que corre rápido para que pueda huir en caso de que le descubran. Mientras este civil se marcha de la casa, los otros dos se quedan atrás, durmiendo o vigilando, según lo que les mandes hacer. El motivo de que haya alguien vigilando es que cabe la posibilidad de que ataquen el refugio mientras estás fuera.

Hay varios escenarios que puedes visitar de noche para buscar suministros, que varían en cada nueva partida y van apareciendo a medida que pasan los días. A la hora de escoger donde dirigirte puedes consultar la clase de suministros que encontrarás en cada escenario. Por ejemplo, podrás encontrar herramientas en el vertedero, mientras que en una casa ocupada puedes hallar comida y medicinas. Tú decides hacia dónde dirigirte en función de tus necesidades: si uno de tus compañeros está enfermo, lo mejor es que vayas a buscar vendas, aunque pueda resultar peligroso.

Mientras buscas suministros puedes correr el riesgo de que te ataquen. Al fin y al cabo están robando a otros civiles, y estos defenderán lo que es suyo con garras y dientes. Si tienes la suerte de tener un arma podrás defenderte. Si te enfrentas a ellos con los puños puedes resultar malherido o muerto. En este último caso, tan solo te quedarán los dos personajes que dejaste en casa, que tendrán que intentar apañárselas por su cuenta. Si los tres civiles mueren, ya sea por enfermedad, hambre o porque son atacados, termina la partida y debes volver a empezar.

Si tienes suerte y regresas a casa con tu botín, puedes cocinar y llenarte el estómago, o vendar las heridas de tu compañero. Si traes herramientas puedes construir los objetos que tanta falta te hacen. Sin embargo, antes o después tus personajes volverán a tener hambre o necesitarán medicinas, y tendrás que salir de nuevo en busca de suministros.

This War of Mine

El juego continúa así, sin tener un final fijo. Cuantos más días pasen, más difíciles serán las condiciones. Llegará el invierno, y los filtros para el agua no te servirán. El frío hará que tus personajes enfermen más rápidamente. Si por un casual has logrado prosperar, atraerás a más ladrones que intentarán entrar en tu refugio y llevarse lo que no les pertenece.

No hace falta una historia para emocionar

La ventaja de This War of Mine es que nunca repetirás la misma historia. Los personajes y los escenarios se determinan al azar cuando comienzas una nueva partida, así como los sucesos que irán ocurriendo. En una partida puedes ir a la casa de al lado y encontrarla vacía y en llamas, pero en la siguiente esa casa puede estar habitada por un grupo violento, o una pareja de frágiles ancianos que se aterrorizarán al verte llegar y sólo suplicarán para que no les hagas daño.

Estos sucesos emocionan sin necesidad de que haya una trama fija. A veces tu personaje morirá de forma dramática, intentando robar medicinas para su compañero enfermo. Otras se convertirá en un asesino despiadado que acaba con los refugiados de una Iglesia para conseguir objetos de valor, que podrá intercambiar después por comida. Tus decisiones van creando la historia, aunque no de la forma en que lo hacen en un RPG. Es algo más sutil, pero entretenido.

Como he mencionado antes, el juego no tiene final. Puedes jugar constantemente si así lo deseas, aunque llegará un punto en que será casi imposible continuar. Si el juego te gusta puedes comenzar decenas de partidas sin cansarte, conduciendo cada vez a un lugar distinto.

 

Metodología de juego

This War of Mine presenta una forma de juego sencilla. El único control es el ratón. Tendrás que hacer clic para que tu personaje se dirija hacia un punto determinado, para cocinar, rebuscar en los escombros o atacar a otra persona. Ni siquiera hay que estudiar el terreno para saber qué hacer. En los escenarios aparecen resultados los lugares donde puedes interactuar, con símbolos que delatan si hay suministros ocultos, o si hay una zona donde puedes esconderte.

A la hora de construir muebles o herramientas, la mesa de trabajo es muy intuitiva. Tan solo tienes que arrastrar los materiales necesarios para juntarlos. Después puedes arrastrar el resultado y colocarlo en el punto de la casa que quieras, como harías si estuvieras jugando a los Sims. Las armas, palas y ganzúas se guardan en tu inventario, y puedes utilizarlas para interaccionar con el entorno. Tu inventario tiene un límite, así que tendrás que tirar las cosas que te sobren para conseguir otras.

Se trata de un juego pausado, donde no hace falta correr o reaccionar al instante. Sin embargo, es entretenido y puedes pasar horas con él sin empezar a aburrirte. Las "escenas de acción" destacan por su ausencia. Sólo en unas pocas ocasiones tendremos que hacer uso de nuestras armas, y será principalmente cuando entremos a robar y seamos descubiertos. La munición es escasísima, así que tendremos que aprender a racionarla y emplearla únicamente cuando sea necesario.

En definitiva, durante todo el juego tendremos que planear una estrategia, decidiendo qué construir, qué recursos conservar, a dónde dirigirnos, etc.

This War of Mine

Un juego a pincel

This War of Mine no tiene unos gráficos sorprendentes como Call of Duty u otros juegos de guerra. Su apariencia recuerda a la de un juego de plataformas, en el que los personajes sólo pueden ir hacia adelante o hacia atrás, subir o bajar. Todos los escenarios siguen una estructura similar, con dos o tres niveles de altura.

En el apartado artístico es donde This War of Mine destaca. Todo el juego parece dibujado, con trazos de pincel y lápiz dando forma a los escenarios y a los personajes. El juego está casi completamente en blanco y negro. Los degradados grises en ocasiones dan lugar a zonas azuladas o amarillas, pero no es lo más común. La atmosfera del juego es oscura, acorde al tema que trata, pero resulta curiosamente bella gracias al estilo empleado por los desarrolladores artísticos.

La música es otro punto fuerte del juego, compuesto en su mayoría por melodías lentas y desestructuradas, que recuerdan levemente a las de The Last of Us, un juego con una atmósfera similar a la de This War of Mine. No hay más sonidos aparte de la música, pero tampoco hacen falta, ya que ésta nos envuelve y nos ayuda a sumergirnos en el juego.

Conclusiones

Tras todo lo analizado, sólo queda decir que This War of Mine es un juego que merece la pena. Los fans de la supervivencia encontrarán una opción muy digna con este juego, mientras que los jugadores aficionados a otros géneros también sabrán apreciarlo y disfrutarlo.

This War of Mine es un juego sencillo, con una metodología de juego simple pero que engancha y que logra emocionar sin necesidad de recurrir a trucos cinematográficos o una trama desarrollada. Es un buen ejemplo de lo que pueden ofrecer algunos juegos independientes, que se apartan de la fórmula tradicional de los videojuegos y por ello, en muchas ocasiones, son subestimados. Sin embargo, This War of Mine es un título fuerte y original que no tendrá dificultades para romper esos prejuicios.

This War of Mine puntuación

Lo mejor:

  • El punto de vista de los civiles en un videojuego bélico.
  • La consecuencia de sucesos, que emociona sin que exista una historia lineal en el juego.
  • El apartado artístico, que simula en su totalidad trazos de pincel.
  • La música, que envuelve al jugador y le permite sumergirse más en el contexto del juego.

Lo peor:

  • La escasa diferencia entre unos niveles y otros.
  • Al cabo de varias noches, el juego puede volverse algo repetitivo.
  • No está disponible en español.

 

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha