eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un mes sin empleo y sueldo a 16 bomberos por manifestarse ante el alcalde de Salamanca

La manifestación de una treintena de bomberos en contra de que el Ayuntamiento se gaste un millón de euros para construir una torre de entrenamientos acaba con la sanción para 16 de ellos

Los bomberos, que se sienten apoyados por la mayoría de los 100 que forman el Cuerpo de Salamanca, recurrirán ante los tribunales al considerar que se cometieron “irregularidades” y por “vulnerar” diversos derechos

Los afectados dicen que volverían a hacerlo y califican la sanción de “una decisión autoritaria” por parte del Ayuntamiento salmantino

- PUBLICIDAD -
Uno de los sancionados, (segundo por la dcha.), junto a abogados y sindicalistas, acompañados por otros bomberos.

Uno de los sancionados (segundo por la derecha), junto a abogados y sindicalistas, acompañado por otros bomberos.

Ya está. El expediente ya es una realidad. Y una sanción. 16 bomberos de Salamanca están sancionados con un mes sin empleo y sueldo por manifestarse ante el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, que también es el secretario regional del PP en Castilla y León. Los motivos: “obstaculización e impedimento del ejercicio de las funciones de los compañeros o subordinados”; “interrupción de la actividad programada impidiendo el normal desarrollo de los actos previstos, sin autorización previa”; “grave desconsideración con los superiores, compañeros o subordinados; o “gritos, petardos, insultos graves y con la obstaculización física del libre movimiento de las personas”.

El día 9 de noviembre empezaron a cumplir la sanción. Y durará hasta el 8 diciembre. El pasado martes, a cara descubierta, uno de los bomberos expedientados y delegado sindical de USO, Carlos Zúñiga, junto a dos abogados y la secretaria provincial de este sindicato, compareció en una rueda de prensa a la que acudieron más de una veintena de compañeros, de los 100 que forman el Cuerpo de Bomberos de Salamanca. Muchos de ellos, también sancionados. Otros, no.

El expediente se inició después de que cerca de una treintena de bomberos, ataviados con sus trajes, se manifestaran por sorpresa durante la inauguración de una torre del Parque de Bomberos, un acto en el que estuvieron Alfonso Fernández Mañueco, alcalde salmantino; Javier Iglesias, presidente de la Diputación Provincial y del PP de Salamanca; y el consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León, Antonio Silván. Nadie, salvo casi todos los bomberos, se esperaba esta reacción. Y la reivindicación era clara, “es inconcebible”, como ahora recuerda el bombero Carlos Zúñiga, que el Ayuntamiento salmantino se gaste un millón de euros en reformar la torre de fuego, que sirve para que los bomberos se entrenen ante supuestos de fuego y de humo.

En el centro, el alcalde de Salamanca y el consejero de Fomento (a su izda.), y la manifestación de bomberos, al fondo.

En el centro, el consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León, Antonio Silván, y a su izquierda, el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco. Al fondo, la manifestación de bomberos.

Los manifestantes iban detrás de una pancarta en la que se podía leer: “Torre despilfarro 1.034.000 €. Menos, políticos. Más educación, sanidad y seguridad”. Esa misma sábana estaba colgada el pasado martes detrás de los que comparecieron en la rueda de prensa.

Carlos Zúñiga sigue insistiendo en su idea de que aquel día –el 13 de febrero pasado– hicimos “uso de nuestro derecho constitucional a expresarnos libremente”, por lo que califica de “autoritaria” la sanción de un mes sin empleo y sueldo y declara que “los que nos manifestamos entonces volveríamos a repetirlo en los mismos términos”.

Pero la parte legal, es decir, la que representa a los bomberos, utiliza términos más duros. La abogada Mirian Hernández, que reveló que recurrirán ante el Juzgado Contencioso-Administrativo, dijo que “se han vulnerado los principios de presunción de inocencia y de culpabilidad”, así como que se han cometido “graves irregularidades” en la tramitación de los expedientes.

Así, añadió, se han “vulnerado los derechos de defensa, después de que se hayan incorporado pruebas sin notificarlo previamente”, además de sancionar a “representantes sindicales y afiliados a un sindicato sin notificarlo a esa organización”.

Ante todo ello, Maite Mediero, secretaria provincial de USO, pidió el cese del jefe del Servicio de Bomberos de Salamanca “por realizar un informe que adolece de la verdad”, y del instructor y secretario del expediente, “por incompetencia, negligencia e irregularidades en la tramitación del expediente”. También exigió la dimisión de Fernando Rodríguez, tercer teniente de alcalde de Salamanca, por “asumir irregularidades”, y del alcalde Alfonso Fernández Mañueco, “como máximo responsable de esta tropelía y por su falta de cintura”.

Ahora sólo queda esperar. Por un lado, al recurso contencioso-administrativo. Y, por otro, a que los bomberos sigan su lucha en contra de esa “tropelía”, como la que están preparando con una manifestación en la plaza Mayor de Salamanca.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha