eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Sanidad asegura que ha cumplido con la normativa de actuación en el brote de legionelosis de Liérganes

Dice que "en todo momento" se ha informado al Ministerio y a la Unidad de Vigilancia Epidemiológica y se han tomado las medidas que correspondían

- PUBLICIDAD -

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria defiende que en relación al brote de legionelosis detectado en el balneario de Liérganes, por el que ha habido trece afectados, uno de ellos fallecido, ha actuado "con responsabilidad" y "en cumplimiento" con el Real Decreto que regula la prevención y el control de esta enfermedad.

En declaraciones a los medios de comunicación, la titular de este departamento, la socialista María Luisa Real, ha asegurado que, en el brote de legionelosis detectado el pasado agosto en el balneario de Liérganes, "en cada momento" se han tomado las medidas de control que correspondían --incluido el cierre de las instalaciones-- "en función de los datos epidemiológicos, de los resultados del laboratorio y de las situación de las infraestructuras" y se ha informado de ello "en todo momento" y "por los cauces oficiales" tanto al Ministerio de Sanidad como a la Unidad Nacional de Vigilancia Epidemiológica.

Real ha realizado estas declaraciones después de que desde algunos partidos, como el PP, se haya criticado el "silencio" y la "ocultación" del Gobierno de Cantabria respecto a este brote, ocurrido en agosto, hecho público por un medio de comunicación regional hace una semana y posteriormente confirmado por la Consejería.

Cuestionada por este asunto tras participar en un desayuno informativo del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cantabria, la titular de Sanidad ha recordado que la legionelosis es una enfermedad de declaración individual y obligatoria. "Y así se ha declarado", ha subrayado Real.

Respecto a la comunicación del brote, ha insistido que el Ministerio y la Unidad de Vigilancia Epidemiológica han estado informadas "en todo momento" por los "cauces oficiales".

En cuanto a la comunicación pública sobre el brote hecha por su departamento una vez que ya había sido publicada en los medios de comunicación, Real ha señalado que se dio para "evitar especulaciones" sobre este caso que ya estaba en manos de la Dirección General de Salud.

"No se puede confundir la información de Salud Pública, con el interés legítimo periodistico o de una exclusiva periodística. Son dos cosas diferentes. Una cosa es la información sanitaria de Salud Pública, que como he dicho se ha hecho en todo momento por los cauces oficiales y otra cosa es el interés periodístico legítimo que yo entiendo", ha aseverado Real.

En un comunicado remitido a los medios de comunicación el 21 de septiembre, algunos días después de que la noticia se publicara en algunos medios de comunicación regional, Sanidad informó públicamente del brote de legionela ocurrido en agosto en el balneario, cifró en 13 los afectados por dicho brote y dio a conocer que uno de ellos había fallecido.

Además, hizo un recorrido cronológico sobre los hechos ocurridos respecto a este brote. Según relataba el comunicado, el 7 de agosto el Sistema de Vigilancia Nacional notificó a la sección de Vigilancia Epidemiológica de Cantabria que dos personas habían tenido que ser hospitalizadas de fuera de esta comunidad por neumonía causada por Legionella tras su estancia en el Balneario de Liérganes

Ese mismo día 7 de agosto, la sección de Sanidad Ambiental realizó una inspección de todas las instalaciones, que incluyó la toma de muestras de laboratorio de todos los circuitos de agua termal del balneario, y la revisión del agua caliente sanitaria de las habitaciones donde se alojaron los afectados.

Además Sanidad exigió entonces a la empresa 'Tres Mares S.A.' la realización de una limpieza y desinfección de los circuitos mencionados, y el tratamiento de choque adicional a las labores habituales de mantenimiento.

Según el relato que hizo Sanidad en el comunicado del 21 de septiembre, el 14 de agosto, y habiendo recibido la notificación de tres nuevos casos de legionelosis que también precisaron ingreso hospitalario fuera de Cantabria, se ordenó la paralización de las instalaciones respiratorias y de niebla.

El 16 de agosto, el laboratorio comunicó el resultado positivo de una de las muestras tomadas el 7 de agosto en el circuito de la 'Piscina del Rey', por lo que se ordenó un tratamiento de desinfección con hipercloración y neutralización con tiosulfato.

Entonces, siguiendo lo establecido en el Real Decreto en vigor que fija la toma de muestras de confirmación, a los 15 de días de realizar un tratamiento, el 31 de agosto se llevó a cabo la inspección correspondiente.

El 12 de septiembre, el laboratorio comunicó un nuevo resultado positivo de legionela en la 'Piscina del Rey' de las muestras recogidas el día 31, por lo que se ordenó su paralización y también se ordenó mantener el agua caliente sanitaria a temperatura elevada, realizar una nueva limpieza y desinfección del balneario y adoptar nuevas medidas preventivas en el circuito del agua de la instalación de respiratorio.

Según Sanidad, el mismo día 12 de septiembre se recibió notificación epidemiológica del ingreso hospitalario de dos personas afectadas por neumonía por Legionela, por lo que el día 13 de septiembre se levantó nuevo acta de inspección y el día 14 se comunicó a la empresa que, además de medidas adicionales de vaciado, limpieza y desinfección a realizar por una empresa externa, dejase fuera de servicio la 'Piscina del Infante'.

Desde ese día, Sanidad explicaba que se habían notificado la existencia de seis nuevos afectados, hasta llegar a la cifra de 13, de los cuales dos residen en Cantabria, y de ellos, uno ha sido dado de alta y el otro permanece ingresado en el Hospital de Laredo con buena evolución.

El día 20, un día antes del comunicado, Vigilancia Epidemiológica comunicó el fallecimiento de una de las personas afectadas.

Desde el Servicio de Salud Pública se solicitó el 20 de septiembre a la propiedad y la dirección de la empresa gestora del balneario una certificación exhaustiva de las actuaciones realizadas el domingo 17 de septiembre por la empresa externa especializada, así como de las nuevas medidas de choque en los circuitos en uso, y se les recordó que deben continuar cerradas las piscinas del Rey y del Infante.

El SCS afirmó en su comunicado que la empresa gestora del balneario ha colaborado con la investigación epidemiológica y ambiental realizada, aportando la información requerida de las instalaciones utilizadas por cada una de las personas afectadas y remitiendo las certificaciones de las medidas de limpieza y desinfección que han realizado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha