eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

El atracador de la gabardina cumplirá 11 años de cárcel por cinco robos en bancos con un botín de 370.000 euros

Llevaba peluca, barba postiza y gabardina, e intimidaba a los empleados de las sucursales con una pistola

- PUBLICIDAD -

El conocido como 'atracador de la gabardina', en prisión desde su detención hace ahora dos años, cumplirá un máximo de 11 años de cárcel por cinco robos en bancos con violencia e intimidación y uso de armas -cuatro consumados y el último en grado de tentativa-, de los que se llevó un botín de 370.000 euros y que atracó disfrazado con peluca, barba postiza y gabardina.

El acusado ha llegado a un acuerdo con la Fiscalía que le ha permitido reducir su condena a 15 años y diez meses, frente a los casi 22 solicitados inicialmente por el Ministerio Público. Sin embargo, no cumplirá más de 11 años, tal y como consta en la sentencia de conformidad dictada por el Juzgado de lo Penal nº 2 de Santander, a la que ha tenido acceso Europa Press.

Ello es así en virtud del artículo 76 del Código Penal, que establece que el máximo de cumplimiento efectivo de la condena del culpable no podrá exceder del triple de la pena mayor impuesta. La sentencia le condena a tres años y ocho meses por cada uno de los cuatro robos consumados, y un año y dos meses por la tentativa, en todos los casos con la agravante de disfraz, así como a devolver a Liberbank del importe del botín, casi 370.000 euros,

Asimismo, se le deniega la suspensión o la sustitución de la pena impuesta por sus antecedentes penales y la condena impuesta. El juicio estaba señalado para el 14 de septiembre pero finalmente no se celebró porque el acusado reconoció los hechos y mostró su conformidad con las penas solicitadas por la Fiscalía. Ello equivale a una confesión y determina que la sentencia no se puede recurrir.

El conocido como 'atracador de la gabardina' robó 92.475 euros el 1 de febrero de 2013 en la sucursal de Liberbank en Somo; otros 170.820 euros el 26 de julio de ese mismo año en la oficina de la misma entidad en Ajo; "unos 30.000 o 35.000 euros" el 5 de noviembre de 2014 en la sucursal de la Avendia de España de Laredo; y 56.200 euros el 26 de mayo de 2015 en el Liberbank de Galizano (Ribamontán al Mar).

Para llevar a cabo los robos, en los que ninguna persona resultó lesionada, el acusado iba provisto de un arma de fuego y caracterizado con peluca y barba postiza, gafas, un cojín que le daba otra apariencia corporal y una gabardina de color beige.

Con este atuendo iba también en el momento de su detención, que tuvo lugar el 22 de diciembre de 2015 en la puerta de la sucursal del Banco Santander en San Mamés de Meruelo, cuando el director de la misma se disponía a abrir el banco. Tras su detención le intervinieron 4.560 euros que le han sido decomisados.

'MODUS OPERANDI'

Su detención puso fin a la denominada operación 'Gabardina', iniciada por la Guardia Civil tras detectar un incremento de atracos en distintos puntos de Cantabria con un mismo 'modus operandi'.

Tras el visionado de cámaras de seguridad de las sucursales asaltadas, entre otras gestiones, se constató que, antes de actuar, el autor realizaba labores previas de vigilancia sobre el banco, sus sistemas de seguridad, vías de fuga, etcétera. Asimismo, efectuaba un "exhaustivo seguimiento" del director de la oficina o del empleado encargado de la apertura de la misma para conocer su domicilio, horario laboral o actividad diaria.

Una vez obtenida la información necesaria y planificado el atraco, esperaba en las proximidades del domicilio del director o empleado del banco hasta que éste subía a su vehículo para trasladarse a su puesto de trabajo, momento que aprovechaba para introducirse con él en el coche y amenazarlo con un arma de fuego para obligarle a trasladarse hasta la sucursal.

Una vez allí esperaba la apertura de la caja de seguridad, se apropiaba del dinero y huía del lugar, no sin antes, dejar maniatado con bridas al director en el interior de la entidad. En otras ocasiones, en lugar de esperarle en su domicilio lo hacía en las inmediaciones del banco.

Su detención fue posible gracias a las pistas obtenidas tras un robo de características similares ocurrido el 26 de agosto de 2015 en una sucursal de Liberbank en Muriedas (Camargo), por el que sin embargo no ha sido condenado.

Debido al empleo de armas de fuego en sus acciones, su detención fue llevada a cabo por la Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil (UEI), especialistas en operaciones de alto riesgo.

La investigación estuvo dirigida por el Juzgado de Instrucción número 1 de Santoña y fue realizada por el Grupo de delincuencia organizada de la Unidad Central Operativa (UCO) y la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Cantabria, además del Servicio de Criminalística del Cuerpo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha