eldiario.es

Menú

"La coyuntura no justifica que la calidad del empleo sea tan baja"

El presidente del Consejo de Relaciones Laborales (CRL), Tomás Arrieta, advierte de que ha llegado la hora de subir salarios

"Con una recuperación económica consolidada no se  puede mantener una situación de excepcionalidad en la contratación"

- PUBLICIDAD -
Tomás Arrieta, presidente del Consejo de Relaciones Laborales (CRL)

Tomás Arrieta, presidente del Consejo de Relaciones Laborales (CRL)

El presidente del Consejo de Relaciones Laborales (CRL), Tomás Arrieta, cree que ha llegado el momento de subir los salarios porque "la traslación de la riqueza" a los sueldos es "condición necesaria" para que la economía esté "oxigenada". Además, advierte de que la calidad del empleo es "muy baja" y la coyuntura económica "no justifica" la actual "situación de excepcionalidad" en la contratación.

En una entrevista concedida a Europa Press, Arrieta ha instado a los agentes sociales a "acelerar el ritmo de renovación de convenios" por la "mejoría moderada" que detecta en la negociación colectiva, que, en todo caso, "no resuelve el problema".

El máximo representante del CRL ha subrayado que la actual coyuntura se caracteriza por una economía que está "creciendo", y cree que la recuperación económica "se puede dar por consolidada". "Estamos en los dos últimos años rozando cifras cercanas al 3%. Es un crecimiento significativo", ha añadido. En este sentido, ha defendido que los salarios deben recoger el crecimiento económico.

Salarios

Tomás Arrieta no cree que falte "sensibilidad" en las patronales vascas en este materia, y considera que todo el mundo está "básicamente de acuerdo con matices" en que "ha llegado el momento de incrementar salarios e iniciar una senda de recuperación de la riqueza perdida a lo largo de esta crisis".

El presidente del CRL ve más una "discrepancia en los tiempos" y algunos "son más conservadores y prudentes" que otros. Ante la reciente apreciación del presidente de Cebek, Iñaki Garcinuño, de que la mitad de los trabajadores tiene "un buen salario", aunque mostraba su preocupación por el 15% que cobra menos de 1.000 euros, ha apuntado que el concepto de un 'buen sueldo' "siempre es una cuestión relativa y subjetiva".

El responsable del CRL ha indicado que los salarios tienen que ver con las rentas medias y, en Euskadi, "efectivamente no es baja dentro del conjunto del Estado". Por ello, considera que, en ese sentido, no se está en un escenario de "salarios muy bajos".

No obstante, ha advertido de que hay "riesgo de segmentaciones profundas" entre la parte de la población que "tiene un salario digno en terminos relativos" y los que están "por debajo de los umbrales de la renta necesaria para una existencia medianamente digna".

"Hay mucha gente que hoy no esta llegando a salarios dignos; hay mucha más de la que sería tolerable que está en una situación de semipobreza, incluso trabajando, a causa de esta trampa de la precariedad", ha apuntado.

Arrieta cree que ese "círculo" es muy preocupante porque hace que "una parte importante de la sociedad se vaya situando progresivamente en el margen". "Y ahí tenemos un reto que es el reto de la cohesión y de la integración, me preocupa esa brecha que se está abriendo y que parece que no va a ser fácil de reparar entre unos y otros", ha indicado.

Sobre la situación del empleo, aprecia una recuperación en términos cuantitativos, lo que es una "buena noticia" y ha destacado que el paro no está descendiendo porque haya personas que dejan de demandar un empleo, sino porque aumenta la ocupación.

En este sentido, cree que, aunque se está "lejos" del objetivo del Gobierno vasco de reducir la tasa de paro por debajo del 10% al final de la legislatura, considera que es algo que "razonablemente se puede conseguir".

Calidad del empleo muy baja

Sin embargo, pese a este escenario, ha advertido de que la calidad del empleo "es realmente muy baja" y ha asegurado que la actual temporalidad es un "dato especialmente preocupante".

"El hecho de que la recuperación cuantitativa del empleo se esté traduciendo en que las tasas de temporalidad crezcan quiere decir que quienes se incorporan, se incorporan muy mayoritariamente a través de contratos temporales al mercado de trabajo", ha apuntado.

Así, hay una "incognita adicional" respecto a si se trata únicamente de "una temporalidad de entrada" al mercado laboral que sería "menos dañina" o si, como "sospecha", la temporalidad es un fenómeno que "se cronifica". "Tenemos un problema que resolver, mucha tarea que hacer, mucha faena", ha apuntado.

Ante el mensaje de la patronal que atribuye a la persistencia de incertidumbres económicas el hecho de que se opte por ese tipo de contratación, ha manifestado no compartir el análisis de que la situación económica "no está consolidada en términos de recuperación económica" y "todavía es frágil".

Por lo tanto, Arrieta no considera que la coyuntura económica actual "justifique una situación de excepcionalidad en la contratación". A su juicio, la situación es lo "suficientemente sólida" y está "razonablemente bien asentada" como para ir "a escenarios de normalidad en la contratación".

Negociación colectiva

Sobre la evolución de la negociación colectiva en Euskadi a lo largo de este año, ha indicado que se constata una "mejoría ligera, muy moderada" respecto al año pasado, lo que se traduce en que el porcentaje de trabajadores con convenio renovado ha aumentado en febrero en aproximadamente dos puntos respecto al mismo mes del pasado año.

Arrieta ha añadido que eso se ha producido en un contexto de crecimiento del empleo, por lo que la población asalariada sujeta a convenio ha crecido también, en concreto, en algo más de 20.000 personas respecto a datos de 2016. "La combinación de esas dos cosas permiten hablar de una mejoría moderada que evidentemente no resuelve el problema", ha añadido.

No obstante, como elemento "positivo", también ha subrayado que hay muchas mesas de negociación de convenios sectoriales "activas", donde se está negociando, aunque los procesos de negociación se están "alargando".

Sin embargo, ha apuntado que hace falta que todo ello se traduzca en "acuerdos" y esos "acuerdos de momento no están llegando". Arrieta no ha querido entrar en señalar dónde están las responsabilidades de ese bloqueo porque "un acuerdo siempre implica a dos partes".

No obstante, sí ha apelado a los agentes sociales para que "aceleren el ritmo de renovación de convenios". Arrieta ha señalado que, en el actual contexto de consolidación de la economía, la reactivación de la negociación colectiva y los acuerdos son "estrictamente necesarios y, además, un elemento imprescindible para que la recuperación se de efectivamente por consolidada".

Arrieta ha manifestado que "merece la pena" reactivar la negociación colectiva y cree que las partes están "obligadas" a hacer "esfuerzos". Y esos esfuerzos son de trabajo, de imaginación, ejercicios de tolerancia", ha indicado el presidente del CRL, que cree que es una "tarea inexcusable".

En relación al acuerdo suscrito por la patronal y los cuatro sindicatos en enero para dar preferencia aplicativa a los convenios vascos, ha indicado que la impresión era que "la cosa iba a dar un giro rápido" en la negociación colectiva pero "no parece que va a ser rápido o tan rápido como deseábamos", por lo que "hay que moderar un poco ese optimismo".

Arrieta ha manifestado que es lógico que "generara muchas expectativas" y cree que ese acuerdo es una "condición necesaria, pero en absoluto suficiente" porque requiere "de una reactivación efectiva de la negociación".

Por último, ha abogado por "intentar por todo los medios" activar la negociación de eficacia general, aunque piensa que, en última instancia, es mejor "tener un convenio, aunque sea de eficacia limitada, que no tener ninguno".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha