eldiario.es

Menú

ANÁLISIS

¿Por qué el bombardeo de Durango 'sí' y los hechos del 3 de Marzo de Vitoria 'no'?

Mientras un juez de Durango investiga por delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra el bombardeo de la villa vizcaína, la justicia ordinaria ha dado carpetazo a los sucesos del 3 de Marzo porque han prescrito

"La querella ha superado la barrera y el requerimiento de procedibilidad y los hechos de Durango se van a investigar", recuerda el presidente del Tribunal Superior de Justicia vasco, Juan Luis Ibarra

"La investigación debe servir para esclarecer y reunir todas las pruebas materiales suficientes para que el Gobierno italiano reconozca que la Aviazzione Legionaria tenía como objetivo a la sociedad civil y crear terror en la misma", afirma el grupo memorialista de Durango

- PUBLICIDAD -
Durango se querella por delitos de crímenes de guerra y lesa humanidad contra los autores de los bombardeos de 1937

Durango se querella por delitos de crímenes de guerra y lesa humanidad contra los autores de los bombardeos de 1937

Nunca dos folios con membrete de un juzgado hicieron más felices a los impulsores de una querella. Los grupos memorialistas que llevan años trabajando en Durango (Bizkaia) están de celebración desde el pasado mes de julio. El juez Javier García García, destinado en el Juzgado de Instrucción número 3 de Durango, ha admitido a trámite la querella interpuesta por el Ayuntamiento de la citada localidad vizcaína contra 46 aviadores italianos por el bombardeo de la villa el 31 de marzo de 1937. A consecuencia de las bombas y la metralla, murieron, al menos, 336 personas. La investigación arranca ahora en septiembre en el juzgado vizcaíno, donde los querellantes -los representantes del consistorio en este caso- deberán comparecer para declarar y reafirmarse en su iniciativa legal.

En un tiempo meteórico, apenas 48 horas desde la presentación del escrito, el juez ponía negro sobre blanco que "los hechos relatados en la querella presentan los caracteres de un delito de lesa humanidad, crímenes de guerra y delito contra las personas y bienes protegidos en caso de un conflicto armado". Justo los tres delitos recogidos en el escrito presentada por la abogada catalana Anaïs F ranquesa Grisso en nombre del consistorio. 

Ni la justicia acostumbra a actuar con tanta rapidez, ni siempre en este sentido cuando se trata de delitos relacionados con la memoria histórica. Bien lo sabe la propia abogada que dirige el equipo legal que, en un caso que guarda muchas similitudes -los bombardeos de Barcelona en 1937 y 1938- tuvo que batallar vía recursos en la Audiencia de Barcelona para reconducir el archivo de la causa en el juzgado de instrucción. Y a buen seguro que esa jurisprudencia -incorporada en la querella presentada en los juzgados de Durango- ha valido su peso en oro para que el juez acceda a investigar unos hechos que antecedieron en el tiempo al bombardeo de la villa de Gernika por los aviadores alemanes enviados por Adold Hitler.

En una resolución de 22 de enero de 2013, la Audiencia barcelonesa obligó al juzgado a investigar la denuncia, presentada en 2012, entre otras cosas porque entendía que los hechos eran de "extrema gravedad", además de un "ensayo de mecanismos de aniquilamiento de la población civil" o incluso un "laboratorio de pruebas para futuros bombardeo civiles". Como lo fueron los bombardeos de Durango, Elorrio o Gernika. "En   el   período   entre   el   31   de   marzo   y   el   4   de   abril   de   1937   la   ciudad   vizcaína  de   Durango   fue   bombardeada   intensamente   por   ataques   aéreos   realizados   por   el   cuerpo   de   l’Aviazione   Legionara".   Un   cuerpo   formalizado   como   tal   el   28   de   septiembre   de   1936   y   que   encuadraba   a   6.000   combatientes   que   utilizaron   759   aviones   del  Ejército italiano.

Delitos imprescriptibles

El tribunal de Barcelona calificó indiciariamente los hechos de, "al menos, como delitos de lesa humanidad, recordando la imprescriptibilidad universal de este tipo de delitos. La demanda sigue viva en los juzgados catalanes.

Lo reconocía el mismísimo presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Juan Luis Ibarra, quien admitía a preguntas de los periodistas que la querella había "superado la barrera y el requerimiento de procedibilidad" y que de esa manera "se iba a investigar los hechos". No siempre ha sido así. Ahí están los sucesivos archivos por la justicia ordinaria de los sucesos del 3 de Marzo, cuando  cinco personas murieron y más de un centenar resultaron heridas por disparos de la Policía Armada contra los participantes en una protesta laboral en Vitoria. Lo que en Durango tiene visos de ser compatible con delitos muy graves e imprescriptibles, en Vitoria dos juzgados diferentes han entendido que es imposible aplicar la tipificación de genocidio y lesa humanidad -introducida en el derecho penal por la Ley Orgánica 15/2003- a hechos cometidos con anterioridad a la entrada en vigor de esta norma.

Listado de los aviadores que, supuestamente, participaron en el bombardeo de Gernika.

Listado de los aviadores que, supuestamente, participaron en el bombardeo de Gernika.

Y La Audiencia alavesa les ha dado la razón, al entender además que los hechos han prescrito. La Sala que preside el magistrado Jaime Tapia, de la progresista y minoritaria Asociación Jueces para la Democracia, reconoce que los sucesos del 3 de marzo son “una página negra” de la historia de Vitoria, “no sólo por la gravedad de los hechos denunciados y la naturaleza de los bienes jurídicos ofendidos”, sino también por la “comprensión” que le merecen las víctimas. Pero que los archivos de ambos juzgados son "ajustados a derecho" porque los delitos de lesa humanidad y de genocidio denunciados no estaban contemplados en la legislación vigente durante el momento de los hechos.

¿Pesan entonces más los muertos, las balas o las bombas según sea la localidad en donde se dispararon y arrojaron?

En el caso de Durango, además, los querellantes juegan con ventaja porque buena parte de la investigación ya está incluida en la querella, gracias al trabajo incansable realizado por el historiador Jon Irazabal, quien junto a los memorialistas recorrió archivos, desempolvó originales y logró dar con las órdenes incluso del bombardeo. La información ha sido obtenida después de un exhaustivo y paciente trabajo en el Archivo General e Histórico del Aire de Villaviciosa de Odón de Madrid y el Archivio Stato Maggioren Aeronautica Militare Italiana de Roma.  Algo que en Barcelona han ido acumulando a lo largo de la instrucción.

Tras la admisión a trámite, el trabajo judicial para el juez Javier García García, la Fiscalía -que también está llamada a colaborar- y el propio Ayuntamiento de Durango arrancará en septiembre. El grupo memorialista 1937ko Martxoaren 31 Batzordea ha recibido con satisfacción que se haya dado luz verde a la querella. Para ellos significa "abrir la puerta a una investigación judicial en aras a la consecución de la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas". Algo que, esperan, sirva para "esclarecer y reunir todas las pruebas materiales suficientes para que el Gobierno italiano reconozca que la Aviazzione Legionaria tenía como objetivo a la sociedad civil y crear terror en la misma".

Uno de los edificios bombardeados.

Uno de los edificios bombardeados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha