eldiario.es

Menú

El Obispado de Vitoria se niega a ceder una iglesia para homenajear a los trabajadores asesinados el 3 de marzo de 1976

El Memorial 3 de Marzo 1976-2016 quiere conmemorar el 40 aniversario de los sucesos ocurridos en Vitoria con la proyección de un audiovisual en la iglesia donde murieron cinco trabajadores a manos de la policía durante una asamblea obrera

- PUBLICIDAD -
Exterior de la Iglesia de San Francisco, en el barrio vitoriano de Zaramaga.

Exterior de la Iglesia de San Francisco, en el barrio vitoriano de Zaramaga.

La Asociación 3 de Marzo se ha topado con la Iglesia a la hora de organizar su Memorial 1976-2016. Con este acto pretende mantener viva la memoria de los sucesos ocurridos en la Iglesia San Francisco, de Vitoria, cuando cinco trabajadores murieron por la actuación policial contra una asamblea obrera. El colofón de los actos es la proyección de un audiovisual en el interior de la cripta de la misma iglesia que fue escenario de la asamblea obrera gaseada y tiroteada por la policía. Pero el Obispado de Vitoria se ha negado a ceder el espacio religioso para este fin, lo que ha provocado la perplejidad de los organizadores. Hasta ahora, el Obispado no había puesto prácticamente ninguna traba a la Asociación para organizar actos e incluso usar los locales parroquiales hasta que han dispuesto de sede propia. El uso de la iglesia es "fundamental", según el portavoz de la Asociación 3 de Marzo, Andoni Txasko. "No contemplamos ningún plan B, solo que el Obispado atienda a razones y nos deje intervenir en la iglesia. Se trataría de algo puntual, una intervención en un espacio muy concreto y solo en los días y horarios acordados en los que se realicen las visitas guiadas".

¿Por qué el Obispado se niega? eldiarionorte.es ha tratado de conocer la versión del Obispado, pero no ofrecido ninguna respuesta. Las razones alegadas, según Txasko, son que el actual obispo Miguel Asurmendi se encuentra ya de salida y no quiere adoptar ninguna decisión que hipoteque el mandato de su sucesor. Ante este 'vacío de poder' en el Obispado vitoriano es Fernando Gonzalo-Bilbao, vicario general de la diócesis de Vitoria, el que toma las decisiones. Por el momento, Gonzalo-Bilbao ha rehusado reunirse físicamente con la Asociación 3 de Marzo y en un intercambio de correos electrónicos se ha limitado a negar el uso aduciendo "criterios técnicos". "No sabemos qué criterios técnicos son esos", replica Txasko. "Le hemos intentado explicar en qué consiste la intervención, qué sería puntual y compatible con cualquier otro uso que el Obispado quiera dar a la iglesia, pero ni siquiera nos ha cogido el teléfono".

Paradógicamente, la pérdida de feligreses y la escasez de sacerdotes ha obligado al Obispado a suspender las misas en esta emblemática parroquia y reconvertir el templo en un espacio multiusos. Desde comienzos del año no se imparten misas. Se ha decidido emplazar allí la Casa de la Palabra, un servicio diocesano de animación bíblica de la pastoral y también se ha cedido espacio en el recinto a algunos programas caritativos de la Iglesia y a una colección de belenes.

Proyecto ambicioso

Txasko sospecha que puede haber algo más detrás de esta cerrazón del Obispado. "La Iglesia de San Francisco es una referencia en la historia de Vitoria y un espacio clave en la memoria del 3 de Marzo, más aun cuando desde las instituciones se quieren señalar aquellos lugares relevantes en los que se han cometido graves vulneracionesde derechos humanos".

El Memorial 3 de Marzo es una propuesta que pretende compaginar arte y memoria en un recorrido guiado por el contexto de 1976 con varias intervenciones artísticas en el mismo barrio de Zaramaga, escenario de los trágicos sucesos. Un memorial interactivo en el que se recreará el ambiente de las calles, del mercado, la fábrica o un bar de la época. Y cuyo colofón es la proyección de un collage audiovisual en el interior de la cripta de la Iglesia de San Francisco.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha