eldiario.es

Menú

La Audiencia condena por apropiación indebida al expresidente de Kutxabank y al exdelegado del Gobierno

El tribunal condena a seis meses de prisión a Mario Fernández, a un año al socialista Mikel Cabieces y a seis meses al abogado Rafa Alcorta

La sentencia considera probado que la decisión del expresidente de Kutxabank de contratar a Cabieces se produjo "a costa del patrimonio de la entidad", le ocasionó un perjuicio económico y tuvo un "ánimo de beneficiar" al exdelegado del Gobierno

"Fernández actuó de forma personal, al margen de la entidad, sin implicar a ésta en ningún momento, en una actuación por completo ajena a la actividad ordinaria del banco", apunta el fallo

- PUBLICIDAD -
El expresidente de Kutxabank justifica el empleo al exdelegado por el terrorismo

El expresidente de Kutxabank justifica el empleo al exdelegado por el terrorismo EFE

La Audiencia de Bizkaia ha condenado a seis meses de cárcel por el delito de apropiación indebida cualificado al expresidente de Kutxabank, Mario Fernández, y a un año al ex delegado de Gobierno, el socialista Mikel Cabieces, como cooperador necesario de ese delito. Los jueces condenan a seis meses de prisión por el mismo delito de apropiación indebida al abogado Rafa Alcorta en calidad de cómplice necesario de la actuación del expresidente de la entidad bancaria.  Por contra, el fallo les absuelve del delito de falsedad en documento mercantil del que también se les acusaba.

La sentencia considera probado que la contratación de Cabieces por orden del expresidente de Kutxabank supuso un quebranto económico para la entidad bancaria y se atribuye la responsabilidad a Fernández. Y que no hubo control alguno del trabajo realizado por el exdelegado del Gobierno.

"Actuó de forma personal, al margen de la entidad, sin implicar a ésta en ningún momento, en una actuación por completo ajena a la actividad ordinaria del banco", resumen la sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado José Ignacio Arévalo.

La sección Sexta de la Audiencia Provincial de Bizkaia les ha juzgado  por los presuntos pagos irregulares, por importe de 243.592 euros,  del banco vasco -durante la etapa como presidente de Mario Fernández- al exdelegado del Gobierno, Mikel Cabieces, a través del bufete del letrado Alcorta. Para el tribunal, todo era una "apariencia". "No puede hablarse, en definitiva, de contrato, de puesto de trabajo y ni siquiera de desempeño de ninguna actividad profesional remunerada", explica, frente a lo argumentado en el juicio  por los tres acusados.

La resolución judicial asegura que Mario Fernández "ordenó una disposición mensual de efectivo durante un plazo de tres años a favor de Miguel Ángel Cabieces con la intención de procurar a éste un beneficio económico que se produjo a costa del patrimonio de la entidad, instrumentándose los pagos a través del despacho del otro acusado Rafael Alcorta. El ánimo de beneficiar y el perjuicio correlativo son evidentes y fueron conscientes de ello los tres acusados".

Nadie controlaba a Cabieces

"El detonante de la actuación del presidente ordenando que se llevaran a cabo las actuaciones pertinentes para que con cargo a las cuentas del banco el acusado Cabieces disfrutara durante tres años de esa cantidad mensual fue, única y exclusivamente, lo que el propio Mario Fernández explica. Le pareció razonable, una respuesta, que él mismo califica como  el cumplimiento de una función social", como reconoció en el juicio el propio Fernández.

"Del banco salía la cantidad que se le pagaba mensualmente sin que nadie del banco le controlara y sin que a nadie tuviera que rendir cuentas de nada", apunta el fallo en alusión a Cabieces.

La Fiscalía pedía dos años de cárcel para los acusados por administración desleal o tres por apropiación indebida. La acusación popular, ejercida por LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE, Hiru, EKA y la plataforma de pensionistas de Euskal Herria, solicitaba tres años y medio de cárcel para el exdelegado del Gobierno en el País Vasco y el abogado Rafael Alcorta, y dos años y tres meses de prisión para el expresidente de la entidad financiera.

Recurso de Mario Fernández

El expresidente de Kutxabank ha anunciado que recurrirá la sentencia. "Recurro porque tengo la conciencia tranquila", asegura. "Desde el respeto, manifiesto mi total disconformidad con la misma, que no ha atendido a ninguna de las pruebas presentadas en este largo proceso de instrucción. Vulneración de la presunción de inocencia. Desde el principio del proceso se ha producido una situación de indefensión que ha alterado todo el proceso. En lugar de probarse los presuntos hechos delictivos, hemos tenido los acusados que probar la inocencia", se queda Fernández.

El expresidente de Kutxabank, con todo, ha visto atenuada la pena de cárcel porque la sala valora el hecho de que devolvió con "prontitud" y de su propio bolsillo el dinero cobrado por Cabieces,  algo que para la fiscalía fue una prueba de reconocimiento del delito.

Fernández ha sido condenado también al pago de 4.500 euros de multa por un delito de apropiación indebida, la misma cantidad a la que ha sido condenado el abogado Rafa Alcorta. Al exdelegado del Gobierno en el País Vasco, Mikel Cabieces, se le ha impuesto el pago de 9.000 euros por cooperación necesaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha