eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Euskarabidea quiere un trato "semejante" para euskera y castellano en la relación de ciudadanos con la Administración

Explica que se hará un nuevo decreto foral, atendiendo a la zonificación prevista en la ley y a la realidad sociolingüística

- PUBLICIDAD -

El director gerente del instituto Euskarabidea del Gobierno de Navarra, Mikel Arregi, ha afirmado que el decreto foral que regula el uso del euskera en las Administraciones públicas trata a las dos lenguas de Navarra "de manera desigual" y ha abogado por "superar esta situación" elaborando un nuevo decreto foral que dé un trato "semejante" a euskera y castellano.

En una comparecencia en el Parlamento de Navarra a petición de EH Bildu, Mikel Arregi ha presentado las principales líneas de trabajo de Euskarabidea, recordando que el acuerdo programático suscrito por los cuatro grupos que apoyan al Gobierno prevé "una nueva política lingüística que garantice los derechos lingüísticos de todos los ciudadanos".

Mikel Arregi ha explicado que, en el análisis del marco legislativo en torno a la política lingüística, se ha detectado que el decreto foral que regula el uso del euskera en la Administración ofrece un trato "desigual" a las dos lenguas y ha abogado por un nuevo decreto que ofrezca a la ciudadanía "la opción para ejercer su derecho a usar el euskera".

De esta forma, "se fijará la tipología de los puestos de trabajo que pueden requerir perfil lingüístico partiendo de la relación con la ciudadanía".

Arregi ha explicado que estos objetivos "tendrán siempre en cuenta la gradación establecida por la zonificación - prevista en la ley del vascuence-, así como la situación sociolingüística; a este efecto, se considerarán los porcentajes del mapa sociolingüístico del euskera de 2011".

En los puestos de trabajo cuyo perfil lingüístico se viese modificado, "se respetarán los derechos adquiridos por las personas que ostentan dichos puestos y en caso de que lo deseen se les ofrecerá la posibilidad de participar en acciones formativas y tendrían prioridades en el acceso a dichas acciones".

EL EUSKERA, REQUISITO EN EL 8% DEL TOTAL DE PLAZAS

Mikel Arregi ha precisado que "a día de hoy el euskera es requisito en el 0,6 por ciento de los puestos de trabajo de la plantilla del Gobierno de Navarra", una cifra que se eleva al 8 por ciento si se incluyen los puestos docentes.

Dentro de la actividad en materia de euskera, el Gobierno va a poner en marcha en breve la elaboración del Plan Estratégico del Euskera, que previsiblemente estará aprobado para el mes de septiembre, con una vigencia entre los años 2016 y 2019 y con unas líneas de trabajo entre las que se incluyen la transmisión del euskera, el trabajo con las entidades locales, los medios de comunicación o el patrimonio inmaterial de la lengua.

Entre otras líneas en las que se centrará Euskarabidea, Mikel Arregi también ha citado la alfabetización de adultos, la ayuda a asociaciones sin ánimo de lucro que impulsan el euskera, la elaboración de la sexta encuesta sociolingüística a lo largo de 2016, y la firma de acuerdos de colaboración con Euskaltzaindia y Eusko Ikaskuntza.

El director gerente de Euskarabidea ha expresado su deseo de dialogar con los grupos parlamentarios en torno a esta materia y ha dicho que la forma de actuar del Gobierno no se va a basar en utilizar la mayoría de la que dispone en el Parlamento. De hecho, ha tendido la mano a los partidos para que puedan realizar sus aportaciones al citado Plan Estratégico del Euskera.

"DARLE LA VUELTA A LA POLÍTICA LINGÜÍSTICA"

Tras escuchar la intervención de Arregi, el portavoz de EH Bildu, Dabid Anaut, ha afirmado que "es necesario darle la vuelta a la política lingüística" desarrollada hasta ahora y ha considerado que "se dan las condiciones para dar pasos y creemos que así se está haciendo". "En el acuerdo programático hay 19 puntos a este respecto, y creemos que se debe planificar su cumplimiento", ha apuntado, para advertir de que Euskarabidea "tendrá presión y ruido para que no haga aquello que tiene que hacer".

El portavoz de UPN, Iñaki Iriarte, ha pedido "un debate civilizado, sin imposiciones" respecto a la atención que se tiene que dar a los ciudadanos en sus relaciones con la Administración y ha mostrado su preocupación por el hecho de que, "en el nombre de garantizar los derechos de los ciudadanos, haya la intención de euskaldunizar la Administración y existe el riesgo de llenar la Administración con personas procedentes del modelo D".

Por parte de Geroa Bai, María Solana ha valorado que Euskarabidea ha hecho un planteamiento de trabajo "totalmente despolitizado" y ha señalado que, dentro del contenido del acuerdo programático dedicado a euskera, las prioridades de Geroa Bai son "darle prestigio en la sociedad" a esta lengua, realizando además una implementación del acuerdo de forma "progresiva". "Les animamos a avanzar, tienen el respaldo de la mayoría, aunque es necesario conseguir el máximo consenso", ha planteado a Euskarabidea, para demandar "un pacto por el euskera".

El portavoz de Podemos, Rubén Velasco, ha señalado que la "sensibilización social" a favor del euskera "tiene que sonar a seducción, no a normativa fría o aplicación a rajatabla de un programa". "No tiene que oírse discriminación ni nada por el estilo, y desde luego nosotros no lo vamos a hacer", ha afirmado.

Por su parte, la parlamentaria del PSN Inma Jurío ha señalado que el euskera es una lengua propia de Navarra que se debe entender "no como una imposición, sino como algo voluntario y que es una riqueza en sí misma, como cualquier otra lengua". "Hay que realizar un fomento y posiblemente una protección del euskera, pero en ningún caso se puede ir a la confrontación y a la imposición", ha apuntado.

La portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha señalado que "el euskera es un bien cultural a proteger, pero nunca a imponer" y ha censurado que "no se está produciendo ni libertad ni voluntariedad en torno al euskera, sino absoluta imposición". "No ha habido ni libertad ni voluntariedad en la oferta pública de empleo en Educación y en la paralización del programa de aprendizaje de inglés", ha considerado.

Finalmente, la parlamentaria de Izquierda-Ezkerra Marisa de Simón ha mostrado su "compromiso" con el desarrollo del acuerdo programático y con "la normalización lingüística". "Nos guste o no, la lengua se ha utilizado como un arma arrojadiza, para defender intereses que poco tenían que ver con ella y eso se sigue haciendo en estos momentos", ha lamentado, para pedir "consensos muy amplios en torno a la política lingüística".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha