eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Apropiarse del espacio para transformar

- PUBLICIDAD -
Uno de los encuentros en torno a Los Madriles ya celebrados en Matadero. / Intermediae

Uno de los encuentros en torno a Los Madriles ya celebrados en Matadero. / Intermediae

Los vecinos, colectivos sociales y culturales también hacen una ciudad o cómo un mapa se ha convertido en el punto de inicio para compartir conocimiento entre la ciudadanía y la administración local y cómo ello puede servir para visibilizar e impulsar proyectos colaborativos de transformación urbana. Es lo que ha conseguido  Los Madriles, Atlas de iniciativas vecinales, una suerte de mapa virtual que recoge todo tipo de iniciativas colectivas que se desarrollan desde hace años en Madrid, que se actualiza cada día y que desde su presentación el pasado septiembre ha organizado diferentes encuentros abiertos entre administración local y ciudadanía. La participación de los habitantes en la gobernanza de su ciudad cierra el martes 24 de noviembre el primer ciclo de debates.

Bajo el nombre Una ciudad que se gobierna a sí misma, el encuentro tratará temas como los canales de participación ciudadana en la ciudad, el nuevo papel protagonista de las juntas de distrito como vía para canalizar las propuestas vecinales, las herramientas digitales, la gestión comunitaria de espacios y equipamientos públicos o los presupuestos participativos, como explica Diego Peris, integrante del colectivo coordinador del último encuentro,  Todo por la Praxis, y artífice de Los Madriles, junto a la  Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), Zuloark Vivero de Iniciativas Ciudadanas Paisaje Transversal Intermediae.

“Los movimientos sociales de los últimos años han dado lugar a una serie de iniciativas ciudadanas que de forma autogestionada están transformando la ciudad”, señala Peris. De ahí, que la temática del próximo encuentro tenga que ver con cómo esos proyectos colectivos y propuestas pueden ser recogidas, escuchadas y finalmente tenidas en cuenta a la hora de diseñar las políticas municipales. “Parece ahora que las juntas de distrito empiezan a tener un papel importante como representantes de los barrios y también hablaremos sobre cómo la puesta en marcha de herramientas digitales puede favorecer esa participación ciudadana”, explica Peris. La gestión comunitaria de espacios, los marcos de cesión de espacios públicos y cómo canalizar todas esas propuestas vecinales son otros de los aspectos que se plantearán en el debate.

Diálogo entre administración local y ciudadanía

“Estos encuentros colocan al mismo nivel a todos los actores, desde Ayuntamiento, asociaciones y vecinos”, subraya Peris. En todos los debates han participado representantes municipales, y para el del martes está previsto la asistencia del concejal de Área de Participación Ciudadana , Transparencia y Gobierno Abierto , Pablo Soto, y del Delegado del Área de Coordinación Territorial y Asociaciones, Nacho Murgui. Además, participarán representantes de colectivos vecinales y sociales.

En los encuentros, que se celebran en Matadero y están abiertos a todo el público, se ha debatido sobre cultura abierta y procesos sociales, urbanismo social o sobre los mapas críticos que llaman a la acción y en cada uno de los ya celebrados se han reunido más de 100 personas.“Además de los colectivos implicados, ha venido gente cuyo trabajo estaba relacionado con los temas que tratábamos y el siguiente reto es que todas estas iniciativas y esta forma diferente de hacer ciudad lleguen a más gente”, explica Susana Zaragoza, coordinadora en Intermediae de Los Madriles.

La plataforma permite  descargar un mapa físico que recoge más de 100 iniciativas colectivas repartidas por el centro y sobre todo por la periferia de la ciudad, donde los proyectos permanecen más invisibles: hay desde centros sociales, asociaciones de vecinos, plataformas culturales, huertos urbanos, intercambios de cuidados o espacios recuperados por la ciudadanía. “Es una foto fija que nos ha servido de punto de partida para visibilizar y hablar sobre todo lo que se está haciendo”, indica Zaragoza.

Nuevas formas de interlocución

Pero además, desde que se presentó el proyecto el pasado septiembre,  el mapa virtual ya incorpora más de 300 iniciativas colectivas que los vecinos han ido incorporando para construir esta suerte de mapeo colectivo que sigue creciendo día a día. Como se recoge en el mapa físico, el “proyecto desea ser un gesto de reflexión y autocrítica para autoridades y responsables locales”. Y continúa: “Este mapa quiere invitar a pensar nuevas formas de interlocución con la ciudadanía que ayuden a mejorar los barrios y distritos de la ciudad, tomando las decisiones de forma conjunta”.

Zaragoza recuerda cómo en el primer encuentro se apuntó a lo que la ciudadanía puede ser capaz de lograr cuando alguien preguntó sobre el futuro del Campo de la Cebada -espacio que desde hace cinco años gestionan vecinos del centro de Madrid sobre el solar quedó tras el derribo del antiguo polideportivo-. Un integrante de Zuloark, uno de los colectivos impulsores, respondió que lo deseable es que finalmente volviera a construirse el polideportivo y que los vecinos también formaran parte de su organización y se aprovechara todo lo aprendido en el espacio que ahora auto gestionan. “Es un mapa que sirve de llamada de atención a la participación porque la ciudadanía puede apropiarse de un espacio que con el tiempo se puede acabar transformando en una dotación más”, subraya Zaragoza.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha