eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

España ultima la visita de Obama para certificar una relación bilateral privilegiada

- PUBLICIDAD -
España ultima la visita de Obama para certificar una relación bilateral privilegiada

España ultima la visita de Obama para certificar una relación bilateral privilegiada

España ultima los detalles de la visita que realizará en los próximos días el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y con la que el Gobierno considera que se certificarán las crecientes relaciones bilaterales en todos los ámbitos y que convierten a ambos países en socios privilegiados.

Obama viajará a España el sábado, 9 de julio, al término de la cumbre de la OTAN que se celebrará en Varsovia y en la que coincidirá con el jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy.

El presidente estadounidense se desplazará inicialmente a Sevilla, donde está previsto que sea recibido por el Rey, y al día siguiente visitará la base naval de Rota, en Cádiz.

El lunes, día 11, se reunirá con Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela y con Rajoy en el Complejo de la Moncloa.

Fuentes del Gobierno consultadas por Efe destacan la trascendencia del viaje de Obama a España aunque se haya concretado en la recta final de su mandato porque lo interpretan como una muestra de la buena sintonía entre ambas administraciones y de lo mucho que pueden seguir colaborando.

El propio ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, tras hacerse oficial la visita del presidente estadounidense, explicó que supone la "culminación de un proceso de normalización" de las relaciones diplomáticas que consideraba afectadas por la política que llevó a cabo el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero.

De hecho, la última visita a España de un presidente de Estados Unidos fue la protagonizada por George W.Bush en junio de 2001, es decir, hace quince años, y con José María Aznar al frente del Gobierno.

Por tanto, será la primera vez que Obama viaje a España como presidente de Estados Unidos, aunque ya visitó el país de joven, cuando, 28 años atrás, en 1988, recorrió como "mochilero" varios países europeos e hizo parada en Madrid y Barcelona antes de trasladarse a Kenia para conocer el pueblo de su padre.

En su viaje de esta semana, la primera parada del presidente estadounidense será Sevilla, desde donde se trasladará posteriormente a la base naval de Rota, de uso conjunto entre España y EEUU desde hace más de 60 años.

Allí residen más de 3.500 estadounidenses, entre marines y sus familias, y se encuentran fondeados los cuatro destructores de Estados Unidos que forman parte del escudo antimisiles de la OTAN.

El pasado 25 de septiembre atracó el USS Carney, el cuarto y último de los destructores de la clase Arleigh Burke de misiles guiados, con lo que se completó el dispositivo que EEUU mantiene desplegado en la base andaluza.

La decisión de crear ese escudo para proteger a los miembros de la Alianza de eventuales ataques con misiles se adoptó en la cumbre de Lisboa de 2010.

El 21 de mayo de 2013 entró en vigor el acuerdo que permitía el despliegue de cuatro destructores estadounidenses en Rota, firmado el 10 de octubre de 2012.

Se hizo mediante el denominado Segundo Protocolo de Enmienda del Convenio de Cooperación para la Defensa entre España y EEUU, de 1 de diciembre de 1988, revisado y suscrito en la sede de la OTAN en Bruselas por el ministro de Defensa, Pedro Morenés, y el secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta.

El convenio incorpora tres artículos y se refieren específicamente a la base naval de Rota y las acciones necesarias para que las instalaciones alberguen el estacionamiento permanente de cuatro buques AEGIS de la Marina estadounidense y sus tripulaciones.

El escudo comenzó a establecerse en Rota el 15 de febrero de 2014, cuando llegó el primero de los cuatro destructores, el Donald Cook, al que se sumó en junio de ese mismo año el Ross y el Porter en abril del pasado año.

Obama se trasladará a Madrid en la tarde del domingo, 10 de julio, donde al día siguiente se reunirá por separado con el Rey y con el presidente del Gobierno.

Las fuentes del Ejecutivo han informado de que Rajoy y el presidente estadounidense abordarán previsiblemente, entre otros asuntos, la situación política en España tras las elecciones del pasado domingo, así como los próximos comicios en Estados Unidos.

El proceso que se abre con el triunfo del "brexit", la lucha contra el terrorismo de Daesh y las relaciones bilaterales serán otras cuestiones que se prevé que traten en ese encuentro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha