eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Gobierno y PP aprovechan el caso de Barberá para reabrir el debate sobre la presunción de inocencia

El Partido Popular sostiene que la causa judicial contra la exalcaldesa estaba a punto de ser archivada y se justifica en que el pacto con Ciudadanos le obligó a forzar su expulsión 

Rafael Hernando llama a "buscar alguna fórmula que compense a la persona a la que se ha obligado a dimitir"

30 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El Congreso guarda un minuto de silencio por Barberá del que se ausenta Podemos

Minuto de silencio en el Congreso por la muerte de Rita Barberá. EFE

La utilización de la muerte de Rita Barberá por parte del que fuera su partido no ha terminado con su funeral. El PP quiere aprovechar el caso de la exalcaldesa de Valencia para reabrir el debate sobre la presunción de inocencia, aunque la excusa sea un caso particular.

Conscientes de que el pacto con Ciudadanos que les obligó a deshacerse de la histórica dirigente para que Mariano Rajoy llegara a presidente no tiene ya marcha atrás, en el Gobierno y en el partido se levantan voces sobre la necesidad de "reflexionar" y lo extienden al resto de partidos.

El fallecimiento de Barberá ha dejado noqueado al PP y con necesidad de lavar su sentimiento de culpa. De ahí que se haya lanzado a una carrera para elogiar los méritos de la expulsada, culpar a la oposición y a los periodistas de haber emprendido una "cacería" contra la difunta y de "morderla como hienas", en palabras de Rafael Hernando. El portavoz del PP en el Congreso ha ido aún más allá y ha llegado a decir que se la había apartado del partido "para protegerla" aunque igual se habían equivocado y "quizás" tenían que haberla amparado.

En su propósito de "darle una vuelta" al acuerdo suscrito con Ciudadanos para "buscar alguna fórmula que compense al que se ha obligado a dimitir" cuando sea declarado inocente, Hernando ha englobado a todos los partidos. De esta forma, el PP extiende la idea de que Barberá iba a ser declarada inocente, aunque el tribunal ya no se pronunciará.

Exministros como José Manuel García Margallo también lo insinuaron y fuentes del actual Gobierno han afirmado directamente en los últimos días que el caso de Barberá iba a quedar en nada tras haber declarado el lunes ante Cándido Conde Pumpido. El exministro de Exteriores contaba el mismo día de la muerte que tenía previsto cenar con Barberá esa misma semana para celebrar los rumores de que su caso se archivaría.

"¡Margui, que no me has saludado!

"Le dije que no pasaba de esta semana que cenáramos juntos porque había rumores de que habría buenas noticias en su caso y podría archivarse con cierta rapidez", rememoró Margallo. Ese mismo día, durante la apertura solemne de las Cortes en la que se había visto a Barberá deambular por el Congreso sin compañía, las cámaras captaron cómo fue ella quien llamó la atención de Margallo al salir al patio para ver el desfile militar: "¡Margui, que no me has saludado!".

"Moncloa supo el martes que el Supremo iba a archivar el caso. Rita era inocente" publicó este viernes El Independiente citando fuentes gubernamentales que atribuyen la filtración al propio magistrado. En todo caso, el Supremo ya no se pronunciará y sus compañeros de partido se quejan de que ella haya muerto "antes de poder demostrar que no cometió delito alguno".

La imagen de la política honrada perseguida injustamente ha sido extendida por varios miembros del actual Gobierno y del anterior. Margallo habló de "condena mediática y linchamiento moral" y Rafael Catalá, de "las barbaridades que se le atribuyeron sin pruebas". Celia Villalobos miró a las cámaras de televisión para culpar a los periodistas: "La habéis matado".

Tres días después de su muerte, el Gobierno admite que duda "moralmente" del pacto anticorrupción firmado con Ciudadanos aunque respetará el acuerdo porque está en minoría. Adelantar el cese en el cargo al momento de la declaración como imputado fue una condición que Rivera impuso para prestar el apoyo de sus 32 diputados en la investidura. Como recordaba este viernes José Manuel Villegas, "una desgracia" no es motivo para cambiar el criterio.

"El PP siempre ha pensado que el momento era el juicio oral", reconocía Méndez de Vigo este viernes, "pero los pactos están para cumplirse". El portavoz se ha limitado a pedir "una reflexión" a la hora de "poner en práctica" el acuerdo y ha invitado a todos los partidos políticos a sumarse. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha