eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Manifestantes contra el referéndum del 1-O acosan a una concentración pro refugiados en Valladolid

Medio centenar de agentes de Policía Local y Nacional tuvieron que proteger al Colectivo Indignado de los manifestantes por la unidad de España

El colectivo pro refugiados abandonó la plaza bajo escolta y escuchando "al paredón" y "a la lucha"

IU ha pedido la dimisión del subdelegado del Gobierno de Valladolid

- PUBLICIDAD -
Manifestantes contra el referéndum del 1-O junto a una concentración a favor de los refugiados

Manifestantes contra el referéndum del 1-O junto a una concentración a favor de los refugiados Valladolid Toma la Palabra

El grupo municipal Valladolid Toma La Palabra (VTLP) formado por las confluencias de IU, Equo y plataformas ciudadanas, ha pedido la dimisión del subdelegado del Gobierno, Luis Antonio Gómez Iglesias, al que acusan de "irresponsable" por haber permitido que grupos de ultraderecha reventasen una concentración en favor de los refugiados.

El Colectivo Indignado comunicó hace un mes a la Subdelegación la concentración que iba a tener lugar el sábado en la Plaza Mayor a las 12.00 horas. Mientras los integrantes de este colectivo estaban desplegando una mesa con folletos informativos y una pancarta, la plaza empezó a llenarse de manifestantes contra el referéndum y por la unidad de España que llevaban banderas, tanto la franquista como la constitucional, y alguna de unidades militares.

Encuentro entre ambas manifestaciones

Encuentro entre ambas manifestaciones Valladolid Toma la Palabra

Con los Indignados se encontraban también concejales de Valladolid Toma la Palabra y del PSOE, entre ellos el teniente alcalde Manuel Saravia (VTLP), que estaba a la cabeza de una concentración de poco más de 100 personas. Fue él quien más insultos recibió por parte de un grupo, cada vez más numeroso, y que alcanzó las 1.500 personas. Con gritos de "al paredón", "alcalde, cabrón sal al balcón", "a la lucha", "ayudas sociales para los nacionales" y cánticos como el himno de la Legión o el Cara al sol, el ambiente se fue caldeando.

Hasta el punto que la docena de policías nacionales (sin cascos y sin escudos) y la veintena de policías locales (en las mismas circunstancias) crearon un cordón de seguridad para proteger a los Indignados.

No sirvió de mucho. La situación llegó a ser tan tensa que los Indignados, acompañados de los concejales, acabaron abandonando la Plaza Mayor bajo escolta policial y escuchando "al paredón", "a la lucha" y todo tipo de insultos.

La policía junto a los manifestantes

La policía junto a los manifestantes Valladolid Toma la Palabra

Desde la Subdelegación del Gobierno explicaron a eldiario.es que la primera concentración comunicada en la Plaza Mayor se produjo hace un mes por parte del colectivo Indignados. Hace unos días, la Fundación Denaes para la Defensa de la Nación Española comunicó su intención de concentrarse en la Plaza Mayor y a la misma hora que los Indignados. "Desde la Subdelegación se les dijo que no podía ser porque ya había otra concentración y se les emplazó a un lugar cercano (apenas a 50 metros), la Plaza de Fuente Dorada. Allí fueron muy pocos, y cuando la Policía se quiso dar cuenta, esos pocos se dirigían a la Plaza Mayor y a la vez llegaba más gente con banderas desde otras direcciones".

A lo que no respondió la Subdelegación es a la pregunta de por qué no se procedió a expulsar a los manifestantes ultras, de quienes se pudieron prever sus intenciones puesto que tenían una convocatoria global en su web en la que emplazaba a acudir a los ayuntamientos: "Convocamos a esa España silenciosa el sábado 30 de septiembre a las 12 horas, frente a los ayuntamientos de todos los pueblos de nuestro país. Y lo hacemos pidiendo que se aparque cualquier símbolo de partido, bajo el único símbolo que nos une a todos, que no es ni de izquierdas ni de derechas, el de la patria común e indivisible: La bandera de España. La misma con la que salimos a celebrar un triunfo deportivo, sea cual sea. La misma que cubre los féretros de nuestros soldados cuando mueren tras ser enviados a escenarios de riesgo. La misma que tantos hemos jurado defender", decían. A ellos se sumaron motoristas también portando banderas.

Mientras los Indignados recibían todo tipo de insultos, un tuit de la Policía Local de Valladolid sorprendió a los ediles. "Manifestación en #PlazaMayor de #Valladolid en apoyo a la unidad de #España y a las #FFyCC de #Seguridad que trabajan con ella". El mensaje, acompañado de un vídeo, llegó mientras precisamente los policías locales y nacionales intentaban contener a los ultras que habían cercado a los pro refugiados. Los concejales de VTLP avisaron inmediatamente al edil responsable de Seguridad y el tuit se borró. Pero exigirán también explicaciones.

Tuit de la polícia de Valladolid

Tuit de la polícia de Valladolid

Para redondear la agitada concentración para los Indignados, se encontraron con otra manifestación más cuando abandonaban la Plaza Mayor, esta vez de simpatizantes de Falange Española. Mientras los Indignados abandonaban y los ultras seguían con proclamas racistas, las parejas de recién casados en el Ayuntamiento salían por una puerta lateral.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha