eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PP congela su investigación interna contra Rita Barberá hasta después del 26J

 El Tribunal Supremo no tramitará por el momento el suplicatorio contra la veterana política del PP para no interferir en el proceso electoral

85 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El PP recuerda que Barberá no está imputada y que hay un expediente informativo abierto en el partido

Rita Barberá, en una imagen de archivo

A pesar de haberlo anunciado a bombo y platillo, el PP ha decidido paralizar la investigación interna contra Rita Barberá hasta después de las elecciones del 26J y evitar que el escándalo le vuelva a estallar a Rajoy en plena campaña. La decisión desdice los anuncios realizados por Génova a principios de abril, cuando en comparecencias públicas se daba por hecho que la exalcaldesa de Valencia tendría que declarar en menos de una semana ante el instructor de la investigación ordenada por la dirección del partido.  

Francisco Molinero es la persona elegida por el PP para instruir el expediente abierto en la formación conservadora para aclarar la relación de Barberá y su equipo con el Caso Taula. Molinero ha llamado ya a varios de los exconcejales del PP en Valencia para tomarles declaración. El PP no aclara a quién se ha llamado ni qué se ha dicho en esas declaraciones. Fuentes oficiales señalan: "No se da información sobre los expedientes en curso. Nunca se ha hecho y ahora tampoco".

La diferencia entre Barberá y los que estuvieron bajo su mando en el ayuntamiento de Valencia radica en que ella no ha sido formalmente imputada, gracias al aforamiento que le garantiza su cargo de senadora. Además, el cerrado apoyo de Rajoy ha evaporado las críticas vertidas hacia ella por parte de los vicesecretarios a quienes la exalcaldesa califica despectivamente como " los jóvenes". 

Fuentes de la dirección del PP aseguran a eldiario.es que "ahora no hay prisa por llamar a Rita para que declare ante el instructor". Según las mismas fuentes, la formación política prefiere esperar al desarrollo de los acontecimientos antes de generar una nueva atención mediática sobre la exalcaldesa de Valencia.  

Barberá se encuentra pendiente de que el Supremo decida sobre la imputación que pide el juez que lleva el caso, que la vincula con un presunto delito de blanqueo de capitales. 

El Supremo no hará nada hasta las elecciones del 26J. Según fuentes del alto tribunal, "es norma no escrita en el Supremo que, convocadas las elecciones, no se adopten decisiones que pudieran afectar a las candidaturas en liza". Aunque Barberá no es candidata al Congreso, el mundo judicial la considera "una figura relevante en el PP". 

Así las cosas, Rajoy quiere alejarse del escándalo relacionado con Barberá sin retirarle. No en vano, Rita Barberá ostenta el carné número tres del Partido Popular.

La veterana política, por el momento, va ganando la batalla que libró contra los nuevos vicesecretarios, que presionaron a Rajoy para que la dejara caer. Rajoy no cedió y la propia Barberá se encargó de exigir respeto ante Fernando Martínez Maíllo, vicesecretario de organizaciónd el PP. Lo hizo a través de un mensaje telefónico que acabó en la portada del diario La Razón.

En aquel SMS, Barberá exigía: "Defendamos a la gente del partido que no ha hecho nada". Dos horas después del polémico mensaje, Génova daba orden de abrir un expediente informativo que, a día de hoy, se ha quedado en nada en lo que respecta al futuro inmediato de la exalcaldesa. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha