La portada de mañana
Acceder
Las cinco alternativas de España para cumplir su objetivo de vacunación
Los contagios se duplican en dos semanas en 30 grandes ciudades
Opinión - Biden, el FMI y la ONU eligen comunismo, por Neus Tomàs

Rita Barberá envía mensajes amenazantes a dirigentes del PP para que no la critiquen

Rita Barberá habría enviado una "avalancha" de mensajes a móviles de dirigentes

"Cuidado con lo que haces", "te has pasado mucho" o "eso se paga". Mensajes amenazantes de este calibre ha mandado la senadora y exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, a compañeros del PP críticos con su actitud de aferrarse al cargo pese a las sospechas de corrupción que se ciernen sobre ella. Según avanza la Cadena Ser, Barberá habría enviado una "avalancha" de mensajes a los teléfonos móviles de dirigentes disconformes con su táctica de seguir en el cargo y a la letra de los estatutos del PP que marcan la dimisión en la apertura del juicio oral. Mensajes que describen entre "amenazantes", "de extorsión", "de presión" o "desagradables", llegando a hacerles sentir "molestos" y "agobiados".

Barberá intentó presionar al PP para que no le abriera expediente

Barberá intentó presionar al PP para que no le abriera expediente

Barberá, que ya envió mensajes al vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez Maíllo, para intentar evitar sin éxito que el partido le abriera un expediente informativo, muestra así su reacción contra aquellos mensajes de dirigentes como Javier Maroto o Pablo Casado que han mantenido una actitud más dura con la senadora, mientras que otros dirigentes de Génova como María Dolores de Cospedal o el propio Mariano Rajoy se mostraban con actitudes más tibias.

Los mismos dirigentes han manifestado a la emisora que el propio "carácter fuerte" de Rita Barberá plantea una situación de "o conmigo o contra mi", y que su lucha se puede girar contra el partido. Afirman así que la senadora ha amenazado con llevar a los tribunales al PP si se la expulsa del partido sin esperar a la apertura del juicio oral.

Por otro lado, la exalcaldesa también habría presionado a los concejales del PP imputados y amenazados de ser expulsados por el partido para reclamarles que no cedan y así hacer "piña" juntos.

Las conversaciones "no son agradables"

Ante esta situación, el mismo Martínez Maíllo, también en la Ser, ha declarado que la decisión de dejar el escaño corresponde sólo a Barberá. Pero que se puede pedir la dimisión "en función de los hechos", no necesitando que se cumpla estrictamente lo estipulado en los estatutos, como ya pasó con la expulsión de Alfonso Rus.

Fernando Martínez Maíllo ha insistido en el fuerte carácter de Barberá y que las conversaciones con ella ahora "no son agradables" por su situación. El vicesecretario de Organización añade que la senadora mentiene "su verdad", que afirma no discutir porque "no hay que juzgar a nadie".

Con los concejales del PP de Valencia que sí están imputados sí se muestra más duro, advirtiendo que tienen derecho a no declarar ante el juez, pero que este derecho no lo tienen ante el partido. Maíllo ha recordado que todo tiene sus consecuencias políticas, aunque se muestra cauto sobre su posible expulsión puesto que si se aferran al acta su salida al grupo mixto supondría que el PP se quedaría con un único concejal que no está imputado.

Maíllo ha señalado también que los concejales no admiten la financiación ilegal del PP de la que se les acusa, y que los únicos que lo advierten son los asesores. Respecto de la conversación de la exconcejal María José Alcón, donde sí reconocía esta financiación ilegal, Maíllo recuerda que ha sido expulsada del partido.

Etiquetas
Publicado el
21 de marzo de 2016 - 09:09 h

Descubre nuestras apps

stats