eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

PSOE y Unidos Podemos compiten para colocar a su candidato a la presidencia del Congreso en la segunda votación

Ambos partidos buscan apoyos para meter a sus candidatos en la segunda votación para presidir la cámara

El PSOE mantiene la candidatura de Patxi López pese a que no tiene atado el apoyo de Ciudadanos 

Pablo Iglesias negocia el apoyo de ERC y Convergència a Xavi Domènech para superar al candidato socialista y disputarse el puesto con el PP

33 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Patxi López presidirá hoy la última reunión de la Diputación Permanente del Congreso de la legislatura

Patxi López durante una rueda de prensa en el Congreso

Faltan menos de 24 horas para la constitución de las Cortes y la elección del presidente del Congreso y los partidos negocian a varias bandas  in extremis. Mientras el PP se mantiene a la espera con sus 137 escaños y anunciará esta tarde su posición de forma oficial, PSOE y Unidos Podemos buscan los apoyos que les garanticen meter a sus respectivos candidatos, Patxi López y Xavi Domènech, en la segunda ronda de votaciones e intentar garantizarse así el apoyo del otro frente al PP. 

Unidos Podemos apura las negociaciones para conseguir el respaldo de ERC y Convergència, lo que sumado a sus 71 diputados daría 88 votos. El PSOE cuenta con sus 85 escaños y, de momento, no ha cerrado ningún acuerdo que sume. El que logre más apoyos de los dos se enfrentaría en la segunda votación al candidato que presente o apoye el PP, ya que ninguno lograría mayoría absoluta en la primera. Y forzaría al otro a retratarse.

La Ejecutiva del PSOE reunida este lunes por la mañana ha aprobado los nombres de quienes compondrán la dirección de los grupos parlamentarios -en los que solo cambia la entrada de Meritxell Batet en sustitución de Carme Chacón- y ha ratificado también la propuesta de Patxi López como tercera autoridad del Estado, según fuentes de la dirección socialistas. Pedro Sánchez ya dijo que su partido aspiraba a conservar ese puesto. 

Los socialistas están pendientes de Ciudadanos, partido al que han ofrecido un puesto en la Mesa -que no le corresponde por el número de diputados que logró el 26J- a cambio de su apoyo al exlehendakari. Para ello López necesita sumar también los votos de Unidos Podemos, que hasta este fin de semana había mostrado su intención de evitar que los conservadores se quedaran con ese cargo. Desde la formación de Pablo Iglesias insistían en que el PSOE no se había puesto en contacto con ellos.

El PSOE no ha logrado todavía el apoyo de Ciudadanos, que también está negociando con el PP. Los de Mariano Rajoy, además de ofrecerle un puesto en la Mesa, pueden plantearse que sea un diputado de Ciudadanos quien presida el Congreso a cambio de un a la investidura de Rajoy. Albert Rivera ha defendido en público en más de una ocasión que el presidente del Congreso y el del Gobierno deberían pertenecer a partidos distintos.

Unidos Podemos, por su parte, ha confirmado su voluntad de que Xavier Domènech presida en el Congreso. Para ello pretende lograr el apoyo de ERC y Convergéncia. El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, y su número dos, Gabriel Rufián, reaccionaron airadamente tras la filtración de la información este domingo. Rufián, sin embargo, ha asegurado este lunes que su grupo no ha decidido todavía el sentido de su voto. "Tenemos que ver las opciones que hay entre Guatemala y Guatepeor", ha señalado en el Congreso. "PP y PSOE son lo mismo hacia Cataluña", ha advertido.

En el PSOE ha caído muy mal el intento de Unidos Podemos de lograr la Presidencia del Congreso para el portavoz de En Comú, que fuentes socialistas califican de "jugarreta", mientras entre los diputados del grupo cunde el desanimo porque ven complicado que su candidato logre repetir en el cargo. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha