eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Radiografía del desencuentro entre la plataforma de Tania Sánchez y Podemos

Convocatoria por Madrid propuso concurrir bajo el nombre Podemos pero añadir una marca que permitiera vincular bajo un nombre común las iniciativas ciudadanas locales de la región

Podemos descartó cualquier opción que no pasara por sus propias primarias, tal y como se marcó en Vistalegre, ante la división de opiniones en su seno

44 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Tania Sánchez considera que "no es el momento" de "sopas de siglas"

Tania Sánchez y Luis Alegre, junto a Inés Sabanés y Enrique del Olmo en un acto en Madrid.

El fracaso de las conversaciones entre Podemos y Convocatoria por Madrid, la plataforma liderada por Tania Sánchez y que integra a formaciones como Equo, ha frustrado la posibilidad de poner en marcha una candidatura unitaria que replicara a nivel regional los procesos que sí han cuajado a nivel municipal. Al menos de momento. Los planteamientos que llevaron a explorar la opción de una unión siguen vigentes, aunque también los motivos que no la hicieron posible.

“Seguimos pensando que hay espacio. No lo damos por perdido”, aseguran todas las fuentes consultadas por eldiario.es entre los integrantes de Convocatoria por Madrid. Desde la plataforma de Sánchez sostienen que en Madrid hay mucha gente trabajando en candidaturas populares a nivel local y que es necesario hacer visible ese movimiento de cambio a nivel regional. “Hay gente que no es de Podemos y hay que buscar la forma de tender puentes para que vayan a una candidatura en Madrid”, señalan.

Esa fue la propuesta que llevaron el lunes a la reunión, que se produjo alrededor de la mesa de un restaurante. “Pensaban que íbamos a proponer una coalición, pero nuestra idea respetaba los términos de Vistalegre”, la asamblea del partido que lidera Pablo Iglesias que marcó la estrategia electoral para 2015. Dicha propuesta consistía en concurrir bajo la marca Podemos pero añadir una suerte de apellido a la candidatura que sirviera para vincular bajo un nombre reconocible y común a los procesos locales que se han puesto en marcha en municipios como Fuenlabrada y Coslada, entre otros.

Estos procesos locales, consideran, “han cambiado el marco político” existente en octubre y noviembre. Fuentes de Convocatoria por Madrid creen que Podemos se equivoca: “Para ganar las generales, hay que tener posición en comunidades y ayuntamientos”.

La iniciativa que lidera Sánchez, si la opción de Podemos termina por descartarse del todo, considera que hay más actores en la región y que  su hoja de ruta sigue vigente: “Les abrimos las puertas a formar una candidatura unitaria con caras reconocibles y con las causas que han defendido estos últimos años las mareas”. Y se emplazan a un posible acuerdo poselectoral al que Podemos también aludía en la nota de prensa que envió tras la reunión del lunes.

Sin embargo, los interlocutores de Podemos, encabezados por su secretario general en Madrid, Luis Alegre, se ciñeron a lo decidido en otoño: concurrir con sus propias siglas. “Pensábamos que iban a poner una propuesta de acuerdo sobre la mesa, pero no lo hicieron”, se lamentan desde Convocatoria por Madrid. El mismo miércoles por la mañana, Pablo Iglesias avalaba la decisión de su partido e invitaba a Tania Sánchez  a concurrir a las primarias de Podemos para elegir a sus candidatos.

Alegre tenía en este sentido las manos atadas. El lunes, un Consejo Ciudadano regional de Podemos cerró la puerta a cualquier acuerdo que no pasara por concurrir a sus propias primarias. Esto supone, según el reglamento definido por el Consejo Ciudadano estatal, inscribirse en Podemos, ya que técnicamente es imposible presentar una candidatura a cualquier proceso del partido sin registrarse.

Fuentes de Podemos indican que “legalmente esto no implica afiliarse” al partido, pero el matiz es muy sutil en términos políticos y mediáticos para quienes aseguraron que no tenían la intención de irse a Podemos.

El descarrilamiento de una confluencia que mucha gente en Madrid daba por segura ha puesto de relieve, además, las tensiones internas en Podemos, que arrastra desde Vistalegre una pugna más o menos soterrada entre sectores por ganar espacio dentro del partido. Los continuos triunfos de Pablo Iglesias y los suyos han sido cada vez menos contundentes. Y  Madrid ha sido el ejemplo palmario. Hasta tal punto que el lunes los dirigentes regionales de Podemos se conjuraron para intentar construir una candidatura unitaria para las primarias, algo similar a lo que ya ocurrió en Andalucía.

En la dirección del partido que lidera Pablo Iglesias hay quienes defienden la necesidad de cambiar de estrategia, pero de momento se ha impuesto la tesis de mantener lo acordado en Vistalegre. A cuatro días de que  se cierre el plazo para presentar candidaturas a las primarias, Podemos sigue sin candidato. En el partido hay quienes defienden buscar un cabeza de cartel que represente una opción ciudadana e independiente, una cara relativamente desconocida. Otros prefieren un perfil más político e interno. Y otros siguen valorando la posibilidad de confluir. Las dudas se resolverán, sí o sí, antes del final de esta semana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha